viernes, 26 de agosto de 2016

Mamá Antula


Mamá Antula

VIDA Y OBRA

La Venerable María Antonia de Paz y Figueroa, conocida por el pueblo como “Mama Antula” nació en 1730 en Santiago del Estero, Argentina. Desciende de una ilustre familia de conquistadores y gobernantes. Su niñez la pasa en el campo, en la hacienda paterna en contacto con los pueblos originarios. A los 15 años decide consagrase a Dios y toma el nombre de Maria Antonia de San José. Algunos santiagueños lamentan la decisión ya que ella era muy bonita, de facciones finas y grandes ojos azules. En aquella época no existían religiosas activas fuera del convento de clausura, con lo cual ella decide vestir una túnica negra y vivir junto a otras mujeres la vida activa, se las llamaban “beatas” (lo que sería ahora laicas consagradas).

Guiadas por un sacerdote jesuita, el Padre Gaspar Juárez, se dedicaban a ayudar a los sacerdotes, instruir a los niños, cosían, bordaban, cuidaban enfermos y repartían limosnas. En 1767 Carlos III decide expulsar a los Jesuitas de América. María Antonia cuenta con 37 años cuando sucede esto, y quiere reinstaurar los Ejercicios Espirituales de San Ignacio. Esto no fue bien visto por la sociedad, el medio era hostil, pero ella sigue con su idea de organizar esta práctica piadosa. Los participantes vivían en un lugar cerrado durante varios días escuchando charlas a fin de que reflexionen sobre su vida y apliquen lo que les es un bien para su alma.

Comienza María Antonia invitando uno a uno a estos retiros desde 1768 a 1770. Lo hace caminando descalza por las tierras de Santiago del Estero, Silípica, Loreto, Salavina, Soconcho, Atamasqui, etc. Luego decide salir a otras provincias y se va caminando a Catamarca, La Rioja, Jujuy, Salta y Tucumán. El Obispo de Tucumán le da la licencia y así comienzan a aceptarse nuevamente esta práctica religiosa. Los frutos de los Ejercicios se conocen por el bien que le hace al pueblo y sus cambios en la vida diaria. Los Ejercicios duraban 10 días y se hacían todo el año. Convivían las Damas con sus siervas y en tandas separadas los hombres con sus ayudantes de campo.

Luego del éxito y buenos frutos de estos retiros, decide ir a Buenos Aires. En ese momento era considerado una locura ya que debían caminar 1400 kilómetros a pie. Los peligros son múltiples ya que las zonas eran habitadas por animales salvajes: jaguares, chanchos del monte y ladrones que atacaban a los viajeros. Una de sus frases que guían sus pasos era “la paciencia es buena pero más la perseverancia”, y lo aplica en su máxima expresión.

Cuando llega a Buenos Aires en Septiembre 1779 va a visitar al Virrey y al Obispo durante un año para que le otorguen la licencia. El Virrey Vertiz tenía una antipatía visceral por todo lo que era jesuítico, le niega la autorización. En 1780 comienzan los retiros en Buenos Aires con un éxito increíble. Es allí cuando el Obispo cambia su parecer y apoya esta obra, por los frutos que dan en sus fieles. Llegaron a ver tandas de 200 personas y la Providencia fue muy generosa en asistir a todas las necesidades de los practicantes.

La comida que sobraba se repartia a los presos y a los mendigos que concurrían a la Casa. Ella escribe: “Veo que la Divina Providencia me socorre indefectiblemente para su continuación y que cada día más experimenta el publico el fruto de ellos. En cuatro años de ejercicios se han acercado más de 15.000 personas.”

Luego sus ansias de “quisiera andar hasta donde Dios no fuese conocido” la lleva a Uruguay, Colonia y Montevideo, donde está tres años. Retorna a Buenos Aires y comienza la edificación de lo que hoy es uno de los edificios más antiguos de Buenos Aires, la Santa Casa de Ejercicios Espirituales, en Av. Independencia 1190, Capital Federal, Argentina. Ella va tocando puerta por puerta, hasta el Virrey acepta su obra . Ella dice “la obra era de Dios y para Dios” y es así como se edifica esta magnífica Casa.
Su obra es conocida en Francia, en el monasterio de Saint-Denis de Paris donde la priora del Carmelo era tía del rey Luis XVI. Sus cartas eran traducidas en varios idiomas: latín, francés, inglés, alemán y ruso. Estas cartas se envían a distintos países entre ellos Rusia. La fuerza testimonial que emana de sus cartas son modelos para los conventos por la fuerza que transmite. Se escribe un trabajo sobre ella llamado “el estandarte de la mujer fuerte” que se edita en 1791.

María Antonia realiza muchos hechos pródigos entre ellos cuando faltaba alimentos para sus practicantes la comida se reproducía de la olla o el pan se transformaba en fruta, o cuando faltaba grasa para preparar la comida, pasaba un donante por la puerta dejando justo lo que se necesitaba ese día.

El 7 de Marzo de 1799 muere a los 69 años. Sus restos descansan en la Basílica de Nuestra Señora de la Piedad en la calle Bartolomé Mitre 1524, Capital Federal, Argentina. El 12 de Julio de 1799 se le rinde homenaje en la Basílica de Santo Domingo. Cuando muere se calcula que unas 70.000 a 80.000 personas se habían beneficiado de los retiros espirituales.

Ha sido Maria Antonia quien introdujo en la Argentina la devoción a “San Cayetano”, muy arraigada en nuestro pueblo con una afluencia de miles de personas cada año visitan el Santuario de Liniers pidiendo pan, trabajo y salud. Subsisten vínculos históricos y pastorales que unen el Santuario de Liniers con la Congregación de las Hijas del Divino Salvador.

En 1905 los Obispos elevaron la causa de canonización de Madre Antonia a la Santa Sede, es el primero de nuestra historia. Asimismo se presentan cartas postulatorias por los Arzobispos de Montevideo, Uruguay, Santiago de Chile, Bolivia, Obispos de Paraguay, Concepción de Chile, y Obispo Auxiliar de Montevideo, La Plata, Córdoba y Vicario Capitular de Lima, Perú. Los capítulos eclesiásticos de Buenos Aires, Córdoba, San Juan, Entre Ríos, Salta, Chile, La Paz (Bolivia), San Carlos Acud (Chile) y Quito (Ecuador). Los vicarios foráneos de Santiago del Estero, Catamarca y Corrientes. Las Comunidades Religiosas de la Orden de Predicadores de Sto. Domingo, Los Mercedarios, Congregación del Santísimo Redentor, Superior Carmelitano Descalzo, Comunidad de Padres Bayoneses, Rector del Colegio del Salvador de la Compañía de Jesús, Seminario Mayor de Bs. As, Congregación de los Lazaristas, Convento de Frates menores. Autoridades civiles: Sr. Luis Saenz Peña, ex Presidente de la República Argentina, Sr. Emanuel Gorostiaga, diputado nacional, ex diplomático y ministro de Santiago del Estero; Sr. Damaso Palacio, Vicepresidente del Senado de la Nación, ex gobernador de Sgo. del Estero, Sr. Jose Santillum, gobernador de la Provincia de Sgo. del Estero y la Presidenta de la Sociedad de Beneficencia.

La importancia de la causa de canonización se mantiene vigente en el aspecto histórico y eclesial, enraíza en los orígenes de las Colonias de América, donde colaboro a cimentar los valores morales y cristianos de América.

1. Se anticipo al Magisterio del Concilio Vaticano II, y el Pontificio de Pio XI y Juan Pablo II (Mulieris dignitatem), el servicio de la mujer en la Iglesia y el mundo.

2. Esta “perla criolla” con su intuición profética propago el carisma de San Ignacio de Loyola, un bien que la Iglesia no podía perder.
3. Su capacidad evangelizadora, fruto del espíritu ignaciano: Madre Espiritual del “Cura Brochero”. Mujer Espiritual , recibe el primer nombre de Maria como Santa Maria. Semejante a Santa Catalina, en sus cartas, a Santa Teresa del Niño Jesús, por su transparencia en el amor, a Santa Teresa de Avila por su perseverancia. También llamada la “Santa Teresa de América”. Digna de ser comparada con estas tres doctoras de la Iglesia.

4. La misionariedad de la mujer latinoamericana hacia Europa ya que sus cartas se traducían al francés, ingles, alemán y ruso, estas se enviaban a distintas comunidades religiosas, provocando la conversión y ejerciendo una “maternidad globalizadora”.

Difundamos su obra y recemos para que pronto sea declara Beata por Gracia de Dios.

Vídeos, desde aquí









*


domingo, 31 de julio de 2016


Tres Llaves
Por Helena I. Roerich

Dedicado a:
Los antiguos, los presentes y los futuros discípulos.
¡Mis queridos jóvenes amigos!

Estas tres grandes llaves no están almacenadas en otros planetas ni en otros mundos estelares, sino en nosotros mismos, pero al tomar posesión de ellas, adquiriréis algo que es posible comparar sólo a los mundos. ¿Sería razonable el rehusar estas llaves? Ciertamente que no. Por lo tanto, sin perder tiempo vayamos por ellas.
En el nombre de mi amor por vosotros, os recordaré los senderos que conducen hacia la maestría de estas llaves. Sus nombres son: AMOR, BELLEZA Y CONOCIMIENTO.
Recordad estos senderos, tomadlos y señaladlos a los demás. En cada acto demostrad movilidad, amor y prudencia. Tratad de ser un sabio escultor en el trabajo con vosotros mismos y con los demás y tened cuidado de ser arcilla friable en las manos de una mala compañía.
Escoged buenos amigos y en el diálogo con ellos resaltad vuestras buenas cualidades; leed con ellos buenos libros, llegad a conclusiones y tratando de recordar todo lo mejor ponedlo en práctica en la vida.
Desarrollad en vosotros planes y métodos para la creación de una vida bella con voluntad y sensatez, llena de trabajo y armonía en las relaciones con el mundo exterior.
Estad conscientes que con cada mal pensamiento, palabra y acción estáis rompiendo los derechos sagrados con los cuales, al igual que cualquier otra creación, habéis sido generosamente premiados por la naturaleza.
Desarrollad en vosotros la firmeza y la perseverancia y no os entretengáis durante el trabajo. Si el trabajo es aburrido pero necesario, arreglaos para que con paciencia lo llevéis a su conclusión. Será más fácil de hacer si emprendéis cada tarea con alegría. No sois un muñeco o un juguete que mecánicamente realiza los movimientos, sino un hombre racional. Por lo tanto, estáis obligados a tratar cada trabajo con sabiduría, cuidado y con amor.
Tratad de purificad vuestro lenguaje de palabras vacías y sin sentido. Dejad que vuestro lenguaje sea claro, preciso y breve.
Abandonad el lugar lleno de habladurías vanas, de furor y odio, donde reina la pelea, el entretenimiento nocivo y la estupidez.
Si decidís descansar, aseguraos de dar a vuestra mente y cuerpo un entretenimiento agradable y libre cargas durante estos minutos de relajación.
No os apresuréis. Erradicad las mentiras. Sed honestos y afables. Desarrollad en vosotros un sentido de nobleza y en vuestra comunicación con la gente sed educada y sencilla. El sentimiento del temor también deberá ser ajeno a vosotros.
Mantened el equilibrio tanto en el placer como en el sufrimiento, en la alegría como en el dolor. Perdonad siempre y al odio responded con amor. Sólo así derrotareis la mala voluntad.
Vuestros pensamientos son vuestros hijos. A cada uno de ellos deberéis hacerlos bellos. Cada pensamiento deberá convertirse en una fuerza creadora dirigida hacia hacer el bien. Recordad siempre que el poder del pensamiento es muy grande. Preparaos para usarlo para beneficio del mundo.
Sed precisos en todo, veraces y certeros en vuestras acciones. De otra manera, no se os podrá confiar con un trabajo importante.
La vida deberá fluir a través de vosotros en todo su esplendor y fuerza completa. No permitáis que las cosas sin importancia debiliten vuestra perseverancia en el logro de vuestra meta.
La Vida y el Amor son una fuerza poderosa y la razón por la cual todo en el Universo existe. El Amor es la fuerza que rige al mundo: todo lo que se hace por él, tiene el poder de la ley universal. Sólo con el Amor a todo, podréis derrotar al mal. Traed el amor a donde quiera que vayáis. Pronto comprenderéis el cómo os ayudará en todos los caminos.
Sed puros y dejad que el amor emane de vosotros, como el aroma emana de la flor. Haced la firme e inquebrantable decisión de convertiros en la expresión del amor y la voluntad de ayudar en todas partes cuando podáis. Dejad que vuestra vida sea un rayo de alegría para otros. Encontrad diamantes en vuestra alma para que los podáis poner en el tesoro del bien común.
Si tenéis más conocimiento que algunos de vuestros amigos, no os ceguéis por el orgullo de ello, no demostréis vuestra superioridad, pero compartid vuestro conocimiento si es apropiado en ese momento.
Recordad que cada minuto de vuestra vida tiene un propósito. Sed capaces de comprenderlo. Si tenéis dificultad al escoger un trabajo o profesión, consultad a vuestros superiores.
Estad atentos a los minutos vacíos. La pereza puede agarraros por causa de ellos. Horas y días pueden hacerse de minutos vacíos y la tarea del verdadero hombre es grande. La vida es ciertamente multifacética e interesante. De los minutos empleados con sensatez podréis tejer la verdadera y bella tela de vuestra alma.
Por lo tanto, tratad de llenar cada minuto de vuestra vida con trabajo, conocimiento o pensamientos puros.
Dejad que el trabajo incesante os traiga placer y dejad que el fuego de la creatividad inextinguible ilumine vuestro sendero.
Tratad de mantener siempre vuestros pensamientos en la pureza absoluta y pensad mucho en lo que podréis hacer para el mejoramiento de la vida de la gente y para la mitigación de sus sufrimientos.
La naturaleza está rebosante de regalos puros y sagrados y está buscando receptáculos. Dejad que vuestra alma sea resplandeciente y limpia como el cristal, para la aceptación de estos regalos. Convertíos en un rayo de luz, dejad al mundo de los sueños vanos y aplicad vuestra energía a la ascensión incesante hacia lo alto.
Dejad que vuestra alma irradie siempre luz y bienaventuranza, calor y compasión, dinamismo y deseo para ayudar al que está cerca. Entonces sentiréis como las tareas pesadas pierden su peso y las vestiduras pesarosas del sufrimiento se convierten en los velos blancos como la nieve del fulgurante gozo puro.
Sed cautos y condescendientes en vuestro juicio sobre la gente, ya que sois, más bien imperfectos. Pero sed estrictos con vosotros mismos y trabajad infatigablemente en la corrección de vuestros propios defectos.
Enfrentaréis muchas pruebas en la vida. Sólo a través de ellas adquiriréis tesoros infinitos, pero estaréis preparados para superarlas con éxito, sólo si estáis armados con las amuniciones de la prudencia, la perseverancia y la fe en vosotros mismos.
Si el fracaso os sobreviniera, no perdáis el valor. El desaliento sólo debilitará vuestras fuerzas y disminuirá vuestro crecimiento interior. Es mejor movilizar vuestras fuerzas y pensar sobre cuál será la mejor estrategia que podréis hallar para continuar la acción. De esta manera mejorará vuestra tenacidad y se multiplicarán vuestros poderes.
Transformad cada fracaso y experiencia amarga en la más valiosa lección que os servirá como una guía en el futuro.
Cada obstáculo en vuestro camino os dirá lo que es necesario desarrollar para apertrecharos de amuniciones para continuar la lucha.
Pero en la batalla deberéis siempre recordar el bienestar de aquellos que están cerca. Tened cuidado de comprar vuestro propio bienestar a costa del sufrimiento de estos cercanos. Semejante bienestar es cruel e inestable.
Sed capaces de consumir vuestra energía cuidadosamente y con sensatez en cualquier trabajo. Arreglaos para tener un cuerpo fuerte, vigoroso y robusto. No lo carguéis con comida en cantidades más grandes de lo que es necesario para una nutrición normal, ni lo carguéis con nada que obviamente sea dañino para vuestra salud. Estudiad las leyes no sólo espirituales sino también las del crecimiento físico correcto. Vuestro cuerpo es una herramienta inmediata que trataréis sabiamente. A través de semejante manejo, vosotros portareis de manera más duradera, el más precioso receptáculo de fuerzas naturales y de salud, a través de las tormentas diarias y por los caminos de incasable trabajo.
Pero este receptáculo es dado a todo cuanto existe. Por lo tanto, sed igual de sensibles a la salud de las personas, animales, pájaros y aún de las plantas. Por ejemplo, las plantas recogen la luz y el calor del sol de la misma forma que vosotros lo hacéis. Las flores al igual que vosotros morirían si fuesen privadas de ellos. Significa que sois hermanos, pero vosotros sois mayores, más fuertes y más inteligentes. Por lo tanto, uno debe siempre rendir ayuda adecuada al más débil y poner más atención. Estáis dotados con mayor fuerza y sabiduría que muchos ubicados bajo vosotros, por lo tanto, deberíais siempre proteger a los indefensos y a los desamparados ya sean estos gentes, animales, plantas etc.
Un dicho dice así:" Mientras más obscura es la noche, más brillantes son las estrellas" y así, seréis los portadores de la luz, el amor y el conocimiento en la obscuridad humana y la lucha terrenal. Mientras más luz tengáis más obscuridad dispersaréis.
Desarrollad en vosotros la mayor sensibilidad y amor posible a la naturaleza que os rodea y escuchareis sus voces imparables cantando un himno loable al sol dador de vida. Amad el cielo estrellado y penetrad sus profundidades. En la calma de la noche tornad vuestros ojos hacia las estrellas rutilantes, a los mundos desconocidos donde también todo está vivo, donde todo está lleno de poderosa belleza y luz magnificente… Pero desde otros mundos nuestra Tierra también parece como un asterisco. Por lo tanto, ella también está llena de mucha belleza y grandeza. Dejad que vuestra alma sea una cuna espaciosa capaz de abarcar esta belleza y grandeza. Dejad que vuestra alma sea un espejo capaz de reflejar la generosidad y las muchas caras del genio creador de la naturaleza.
Abrid más ampliamente vuestra percepción de la belleza a través del arte. Amad la música y la pintura. Fijaos más profundamente en el juego de colores. Afinad vuestra percepción de los sonidos. Mostrad más interés por todo, encarnando el genio de los creadores de la belleza. Al escoger por vosotros mismos una profesión, no seáis unilaterales ni estrechos de mente. Cuando sea posible, tomad interés en todo lo que pueda enriquecer vuestra perspectiva.
Regocijaos ante todo lo que sea una expresión de la belleza. Regocijaos ante los últimos rayos de la puesta del sol. Regocijaos ante los primeros rayos del sol en el amanecer. Regocijaos - y la luz del sol será más brillante para vuestra alma, y los mundos distantes estarán más cercanos.
Sed como el sol, que generosamente se derrama a sí mismo en luz y dinamismo. Mirad cuantos caminos a los grandes manantiales esperan por sus viajeros. Pero para ir por ellos, es necesario ir siempre adelante y la vida misma es movimiento. Hacia adelante o hacia atrás. Os movéis con cada pensamiento, paso, acción. Si ellos son dirigidos hacia el Bien, iréis invariablemente hacia adelante., pero tened cuidado de no dar pasos hacia atrás.
Es necesario alcanzar la cima de la montaña, ¡pero qué difícil es la subida y que fácil es rodar hacia abajo!. ¿Es lo último razonable? Pensad en la felicidad infinita que es, el tomar posesión de la cima y la de mostrarles a otros el camino. ¡Qué mucho de lo desconocido veréis desde allí!, ¡que grandes e inmensos horizontes aparecerán ante vuestros asombrados ojos!.
¡Comprenderéis entonces todo el valor del camino recorrido! Recibiréis lo que persistentemente buscasteis por vosotros mismos, a pesar de las privaciones y las dificultades resultantes.
Y así siempre, con cada minuto de vuestra vida ascended más y más alto. Recordad que durante las ascensiones difíciles se os ofrecerá una mano en ayuda.
Y mientras más grande sea vuestra ayuda a la gente, más majestuosa y amplia será vuestra mente y vuestra alma y más fácil será para vosotros las ascensiones difíciles
Por lo tanto, erradicad de vosotros el sentimiento de egoísmo. No seáis un deudor de la naturaleza. Ella os ha premiado con grandes regalos. Ella ha plantado en vosotros grandes semillas. Ella está esperando - ¿Multiplicaréis sus tesoros? ¿Los compartiréis con los demás?
Tratad de escuchar las voces de todo cuanto existe. De esa manera comprenderéis sus aspectos específicos. Habiendo comprendido – enamoraos con un amor que abarque todo lo que existe. Adquirid un más y profundo conocimiento. Desarrollad en vosotros la apreciación de la armonía y la belleza cuanto os sea posible. Con amor, conocimiento y belleza id a la gente. Unidlos. Construid con ellos la vida, llena de luz, vigor, trabajo incansable y alegría. En esta gran intento creativo, adquiriréis nuevas fuentes inacabables de poder y conocimiento y al aspirar aprender los secretos escondidos de la naturaleza en nombre del Bien Común, estaréis así, pagando vuestra deuda.
Siguiendo este sendero, adquiriréis las tres grandes llaves de la BELLEZA, el AMOR y el CONOCIMIENTO. Con ellos abriréis las puertas que llevan a las fuentes luminosas de la verdad divina.

Sed capaces de tomar posesión de estas llaves.


*

sábado, 30 de julio de 2016

El arte de desaprender - Enric Corbera


El arte de desaprender - Enric Corbera

Publicado el 19 jun. 2015
Enric expone las teorías de la ciencia de Vanguardia donde fundamenta el método de la BioNeuroEmoción, el método que integra múltiples disciplinas y que consolida el tratamiento de las emociones. Sus propuestas son tan sensatas como evidentes: favorecer la coherencia emocional entre lo que sentimos y lo que hacemos, de este modo aprendemos a retomar el poder saliendo de la posición de víctimas y de los programas heredados de nuestros ancestros.

La conferencia repasa las bases de la BioNeuroEmoción y nos adentra en la importancia del tiempo y la física cuántica para entender el funcionamiento del universo.

Descarga el audio: http://www.ivoox.com/arte-desaprender...



*


Pueden leer el libro, desde aquí

*

domingo, 10 de julio de 2016

El cultivo de la atención plena


El cultivo de la atención plena

“Cada bol que lavas atentamente, te acerca más a la estabilidad”, escribe Thich Nhat Hanh. Y eso es quizás difícil de lograr para quien le desagrade hacer el aseo, pero tenga que hacerlo.

Entonces inspira, trae tu conciencia al ahora, y quizás te sorprendas lavando amorosamente el bol, como si fuera lo más importante en el mundo, y disfrutando intensamente el momento.

El cultivo de la Atención plena se puede ejercitar en cualquier instante, lavando un bol, regando las plantas, paseando, dibujando, haciendo música, incluso en el trabajo, y en los momentos con la pareja, la familia o los amigos.

Un abrazo atento es lo más maravilloso que tenemos para dar a nuestros seres queridos. Un juego atento con nuestros hijos, una charla atenta con nuestros padres, una conexión atenta con las personas que amamos. Ellos se merecen nuestra total y completa atención… y nosotros también.

Con el cultivo de la Atención plena en el día a día tenemos momentos de vida plena por ganar, y también tenemos cosas que perder.

En una ocasión alguien le preguntó a Buda: “¿Qué has ganado con la meditación?” y Buda respondió: “Nada. Sin embargo te digo que he perdido la ira, la ansiedad, la depresión, la inseguridad, el miedo al futuro y a la muerte”.


*

sábado, 9 de julio de 2016

“Un método peligroso”



“Un método peligroso” (2012)

“Un método peligroso” cuenta una historia de descubrimiento sexual e intelectual basada en acontecimientos reales a partir de la turbulenta relación entre el joven psiquiatra Carl Jung (Michael Fassbender), su mentor Sigmund Freud (Viggo Mortensen) y Sabina Spielrein (Keira Knightley). A este trío se añade Otto Gross (Vincent Cassel), un paciente libertino decidido a traspasar todos los límites. Esta exploración de la sensualidad, de la ambición y del engaño llega a su momento cumbre cuando Jung, Freud y Sabina se reúnen antes de separarse definitivamente y acabar cambiando la dirección del pensamiento moderno.

pueden ver la película, desde aquí
*



miércoles, 1 de junio de 2016

Meditación Mindfulness: La Práctica de la Atención plena


Meditación Mindfulness: La Práctica de la Atención plena

Observa tus pensamientos…

¿Puedes encontrar alguno que no te lleve al pasado o te transporte al futuro?

Esta corriente de pensamientos arrastra nuestra conciencia e impide que vivamos plenamente el maravilloso despliegue de nuestra vida en este momento.

Mediante la meditación Mindfulness o Atención plena, la conciencia es una plataforma que nos permite sentarnos serenamente en el medio de la turbulenta corriente del río de nuestros pensamientos.

Son muchos los autores que han comparado a los pensamientos con un río. Pues no hay en el río, ninguna entidad permanente. La corriente fluye, las piedras se erosionan, la fauna y la flora evolucionan. De la misma forma, los pensamientos mutan a cada instante: nacen, se transforman, mueren.

Los pensamientos influyen en la forma en cómo percibimos el mundo, pero muy a menudo estas percepciones son distorsionadas, falsas, y cuando esto sucede, aparece el sufrimiento. Las percepciones vienen acompañadas de emociones, ansiedad, estrés…

¿Realmente estás dispuesto a dejar que tu vida sea gobernada por falsas interpretaciones?

Te encuentras sentado en una plataforma de madera sobre pilotes, en un sitio seguro y sereno, en el medio de la corriente de un río. Observa la corriente, que avanza constante a tu alrededor, a veces lenta, a veces con un impulso urgente, natural. ¿Puedes describir la corriente enumerando cualidades que no sean pasajeras? ¿Los colores, la temperatura del agua, quizás las formas de las ondas?

Así son tus pensamientos.

¿Reconoces su fugacidad?

Meditación Mindfulness: Compensar el pensamiento

Según Jon Kabat-Zinn, la conciencia es la única capacidad de compensar al pensamiento.

Esto no quiere decir que debamos dejar de pensar ni reprimir nuestros pensamientos, sino que la conciencia nos ayuda a adquirir una perspectiva adecuada sobre ellos, impidiendo que gobiernen nuestras emociones y nuestra vida.

El poder de la meditación mindfulness nos permite observar, de forma desapasionada, cómo nos identificamos con nuestros pensamientos y las consecuencias que tienen en nuestro comportamiento, que percibimos como nuestra forma de ser, pero que es, sin embargo, una respuesta natural, en ocasiones instintiva. Ante el peligro, el miedo; ante el ataque, la ira.

Mediante la Atención plena, observamos el fluir de la corriente de pensamientos, pero testimoniamos su fugacidad.

Haz la prueba en este momento.

Meditación Mindfulness

Inspira profundamente y lleva tu atención plena hacia este instante. Mira por la ventana, escucha los sonidos a tu alrededor, siente la frescura del aire que recorre tu cuerpo, observando cómo discurren tus pensamientos.

Sólo observa de modo imparcial, sin juzgar las cualidades de la corriente. Vive tu inspiración y exhalación, las sensaciones de tu cuerpo, el maravilloso momento presente.

En el momento en que tus pensamientos te impulsen a irte con ella, respira profundamente y vuelve al ahora, con compasión, con tolerancia, con amor.

Mindfulness es llamado también “atención afectuosa”, pues se emprende con amor y compasión hacia uno mismo. Se trata de mantener una actitud tolerante e inteligente, que sabiamente reconoce las dificultades que esta práctica implica.

Volver a la conciencia plena, una y otra vez, desdeñando la preocupación o la culpa por las interrupciones constantes de nuestra mente, es la forma de avanzar.

Podría parecer que la práctica de Mindfulness es para los momentos en que estamos felices, o al menos en momentos de ausencia de crisis emocional. Pero resulta interesante encontrarse con que la conciencia nos ayuda a establecer una relación más armónica con lo que ocupa nuestra mente, sea bueno o malo, y con los sucesos exteriores que no se amoldan a nuestras expectativas.

La forma en la que nos relacionamos con los problemas determina nuestra angustia y nuestra ansiedad. En muchas ocasiones debemos enfrentarnos a situaciones difíciles, la diferencia radica solamente en la forma en que nos enfrentamos a los desafíos de nuestra vida.

Respira, centra tu atención en la respiración.

Enfoca tu atención plena al momento presente. La plataforma de tu conciencia es el único lugar en donde puedes alcanzar la paz, la alegría y la felicidad, viviendo intensamente el único instante posible. Observa la corriente de tus pensamientos, reconoce su fugacidad.

Respira, centra tu atención en el ahora.


*

lunes, 30 de mayo de 2016

¿Qué es Mindfulness?



Mindfulness significa mantener una conciencia plena del momento presente, sin más intención que vivir cada instante de nuestra vida de forma más libre, plena y hermosa.

Permanecer atento a la experiencia del ahora, de forma deliberada, sin empeñarnos en que este momento sea diferente, permite desarrollar una perspectiva más sabia, curativa y liberadora, mejorando nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con el mundo.

Morar cada instante en la conciencia nos ayuda a reconocer la fugacidad de nuestros pensamientos y nos permite vislumbrar que no son éstos los que deben establecer nuestra respuesta ante la vida.

“Atención plena” significa descansar en el instante presente sin emitir juicio alguno. Sin emitir juicio a los pensamientos, sin juzgar la atención, simplemente aceptando el momento tal cual es, con una actitud benévola hacia uno mismo y volviendo una y otra vez nuestra atención plena al maravilloso despliegue de nuestra vida.
Mindfulness: Atención Plena

El verdadero reto del mindfulness radica en aprender a impregnar de conciencia cada instante, ya sea bueno o malo, estableciendo una relación de cuidado y amor con lo que es, con lo que ha sido y con lo que será.

Mindfulness: Atención Plena

Mindfulness tiene sus raíces en la meditación budista, pero se ha integrado a la medicina y psicología occidental por medio del trabajo de Jon Kabat-Zinn, el creador del programa de reducción del estrés llamado Mindfulness-Based (MBSR).

Jon Kabat-Zinn señala que pesar de que la atención plena puede cultivarse a través de la meditación, no es ésa la única manera. “No se trata de mantener una posición de loto o fingir que eres una estatua del museo británico”, afirma. “Se trata de vivir tu vida como si realmente importara, momento a momento.”

Thich Nhat Hanh, otro de los autores sobre Mindfulness, cree que la meditación budista es una buena forma de aumentar la conciencia y despertar a la atención plena, ayudando a curar nuestras heridas, aprender a relacionarnos mejor con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

No obstante, sin importar el objeto en el que centremos la atención primaria, ya sea la respiración o la belleza circundante -los sonidos, aromas, o incluso la conciencia plena hacia todo lo que nos rodea- debemos tener en cuenta que el valor de la experiencia no es la atención hacia el objeto en sí, sino la calidad de la relación que existe entre nosotros y el objeto percibido, es decir, la conciencia.
Llevar el Mindfulness a la práctica

El cultivo del Mindfulness implica una motivación constante por volver al momento presente, evitando lo que interior o exteriormente nos desvía de nuestro objetivo.

Esta motivación debe ser disciplinada, también benévola y amorosa.

Disciplinada de una forma que nos permita, cada vez de forma más sencilla, llevar la claridad de conciencia a todo lo que ocurra en nuestra vida, por más que nuestra mente o los sucesos exteriores nos impulsen en sentido contrario.

Amorosa, basada en el principio budista de no- violencia, sin reprendernos por haber sido arrastrados por nuestros pensamientos o por no lograr un estado que creemos ideal. No hay un estado “ideal” en la práctica de mindfulness, sino volver una y otra vez a la atención plena, sin juicios.

Centrarnos en nuestra respiración es una forma muy adecuada para volver al momento presente, pues sólo en el instante presente respiramos; cuando el último aliento se aleja ya estamos presentes en el que se inicia, y podemos tener plena conciencia de este instante.

No obstante, como hemos señalado, no es el objeto de atención lo importante, sino la calidad de la atención.

Conviene recordar que, tanto para el principiante como para el que ha avanzado en la práctica del mindfulness, los momentos en los que los pensamientos y las emociones que generan vuelven a ocupar la conciencia alejándonos del momento presente son numerosos, pero sobre todo instructivos. Como hemos señalado debemos darle una bienvenida amorosa, amable e incondicional, pero manteniendo con ellos una relación más sabia, apreciando su carácter fugaz e imperdurable.

Conviene recordar, cada vez que vague nuestra conciencia en eventos futuros, forzándonos a crear historias sobre lo que será, podremos volver al momento presente enfocando nuestra atención plena en la respiración y recitando el Sutra del corazón:



“Ningún lugar donde ir, nada que hacer, nada que obtener”