viernes, 30 de marzo de 2012

LA RETROSPECCIÓN





LA   RETROSPECCIÓN

Transcripción de la conferencia dictada por Richard Koepsel  en Buin.
Área  Metropolitana, Chile.
12 de   Enero  de  2012.  
   
     La materia  de la charla de hoy es muy difícil para mí y hay una razón para ello. Es porque, de las cosas espirituales, solo se puede hablar con autoridad cuando se ha vivenciado la materia que se va a tratar.
     El ejercicio del cual vamos a tratar esta tarde es un ejercicio que a veces lo hago muy bien, pero otras veces no lo hago tan bien.  En los primeros tiempos de mi camino espiritual pasaba muchas horas en este ejercicio y realicé un gran progreso con este trabajo espiritual.  Me transformé en una mejor persona, pero enfrenté muchas pruebas.  Mi experiencia es que, para los estudios de temas espirituales, el éxito en las pruebas es más problemático que el fracaso. En el fracaso  nos hacemos más humildes, pero cuando tenemos éxito queremos obtener crédito por lo que hemos hecho y entonces aparece el egoísmo.  Para mi, el egoísmo es una manifestación de la pereza; pero si perseveramos, eventualmente, podemos llegar a ser como San Pablo, que dijo: “no importa mi estado, siempre estoy contento”.
     La materia de esta conferencia es la Retrospección.  En la Filosofía de la Fraternidad Rosacruz, la Retrospección es el ejercicio más poderoso para mejorar y transformar el carácter.  Este ejercicio está basado en principios cosmológicos y los fundadores de la Orden Rosacruz estudiaron estos ejercicios por siglos antes de poder configurarlos.  Max Heindel, que fue el fundador de la Fraternidad Rosacruz, dijo que se puede tomar al peor criminal y si se pone a realizar este ejercicio sinceramente cada día, dentro de medio año estaría reformado completamente.  Esta es una declaración muy fuerte.  Hay dos aspectos de esta declaración que son importantes: una es la sinceridad (este es un ejercicio en el que se debe ser muy sincero) y el otro es que lo debemos hacer todos los días.  El ejercicio es muy simple pero es difícil de hacer.  Para algo tan simple parece casi como un milagro la dificultad para hacerlo.
     Vamos a explicar las dos razones por las cuales es tan difícil de hacer.  Sin embargo, antes de hacerlo vamos a presentar el ejercicio.
     El ejercicio aparece en muchas partes de la Filosofía Rosacruz y en cada presentación se tocan diferentes aspectos.  Empecemos simplemente por describir el ejercicio. Éste se hace al final del día.  El estudiante, tendido en su cama y relajado, evoca los cuadros o imágenes de las cosas que ha hecho durante el día, pero las imágenes son evocadas en orden inverso; la última cosa hecha antes de irse a la cama, lo anterior a eso y así todo el rato hasta llegar al despertar en la mañana.   Se nos dice que debemos visualizar las imágenes y juzgar nuestro actuar en cada evento del día.
     Hay dos maneras en que esto puede ser realizado.
     Tenemos dos tipos diferentes de memoria. Una clase de memoria es la que viene del cerebro y usando nuestra mente podemos reconstruir las imágenes de la memoria.  La otra memoria es milagrosa.  Cada vez que respiramos, cada cosa que está en la atmósfera, ingresa con la respiración y es registrada en nuestros cuerpos internos.  Con esta memoria se puede experimentar las cosas de las cuales no tuvimos conciencia cuando las vivenciamos.  Es más que una memoria fotográfica; las imágenes están vivas y es muy deseable que cuando se realiza el ejercicio de Retrospección se trate de evocar  aquellas imágenes.  Si tratamos de reconstruirlas utilizando el cerebro, nos tomará mucho tiempo y energía, además es personal.  Mientras que la otra memoria es impersonal por lo que vemos las cosas exactamente como fueron, tal como si hubieran sido captadas por una cámara filmadora.  No sé cómo es en español, pero en inglés tenemos dos palabras; una de éstas es llamada “recall”* y la otra es llamada “remember”*. “Remember”* es el proceso de reunir todas las partes para formar un conjunto. “Recall”* es traer las imágenes tal como son y eso es lo que deseamos hacer.
     Cuando usamos la memoria de la respiración es muy fácil recordar los eventos del día en muy corto tiempo, por lo que es muy ventajoso para nosotros aprender a evocar las imágenes de nuestra consciencia y no depender del cerebro.
    La primera instrucción es hacerlo en orden inverso.  Tenemos dos tipos de consciencia.  Si tomamos un niñito, este siempre está mirando hacia el futuro y cuando mira hacia el futuro, apenas puede esperar para ir al colegio, o aprender a manejar un auto, o tener una pareja, o tener una profesión.  Cuando miramos hacia adelante con nuestra consciencia, nos encarnamos más profundamente en la materia.  Cuando miramos hacia atrás, se va perdiendo nuestra conexión con la materia.  Cuando tenemos niños, volvemos atrás con ellos; cuando tenemos nietos, observamos tanto a nuestros hijos cómo a nuestros nietos; cómo ellos observan a sus niños y por eso los ancianos no están tan profundamente atados al mundo material; dejan ir más y más las cosas materiales.  Este es el mismo proceso que tiene lugar en el Cosmos. En la primera mitad de la creación evolutiva, cada cosa se hizo más y más densa y el espíritu penetraba más y más en su cuerpo.  En  la segunda parte de la creación evolutiva, miramos hacia atrás.  Nos preocupamos de llevar nuestra creación a su meta, pero al mismo tiempo estamos mirando hacia atrás y esto disuelve el universo entero. Así, paso a paso, la materia es virtualmente introducida en el espíritu.
     Así es que, este ejercicio está basado en el mismo método en que el Cosmos trabaja y, especialmente, es la misma manera en que serán las cosas en el Cosmos en el futuro. Y cuando retrocedemos en el tiempo hasta cuando nacimos, antes de nuestro tiempo, siempre es muy difícil y esta es una de las razones por las que este ejercicio es tan difícil.
     Pero pueden ver inmediatamente el problema que hay aquí. Cuando están en cama y están mirando las imágenes en retrospectiva, tienden a salir de sus cuerpos, y dado que la mayoría de las personas no tiene consciencia en sus cuerpos internos…se quedan dormidos.  Esto nos pasa a menudo con la Retrospección, nos quedamos dormidos después de pocos minutos. Toma mucho amor y mucha voluntad el permanecer en nuestros cuerpos, por lo que este ejercicio es un tremendo sacrificio.  Si tenemos amor y queremos ser mejores personas, haremos el ejercicio y haremos todo lo que podamos para no quedarnos dormidos.
     Cuando digo estas cosas, no quiero sugestionar negativamente a sus consciencias.  Estamos hablando de dificultades, pero no quiero intimidarlos y no quiero que la gente se atemorice ante estos ejercicios porque, si realmente tenemos amor y determinación, podemos hacerlo y tampoco quiero sugestionarlos para que se duerman. Porque he conocido gente que ha permanecido despierta todo el tiempo que les toma el ejercicio. He conocido algunas personas que han deseado crecer espiritualmente y querían hacerlo muy ganosamente. Tengo un amigo que hizo el ejercicio parado bajo la ducha, con el agua fría corriendo y aun así se quedó dormido, pero vale el esfuerzo. En todo el tiempo en que he hecho el ejercicio puedo ver un cambio en mi carácter, y nadie quiere permanecer como está. Tenemos machas faltas y tenemos muchos pecados.
*NOTA: Ambas palabras significan lo mismo en español: recordar o evocar.                


Nadie quiere permanecer así. Hay un valor en el mirar hacia atrás, porque cuando miras hacia atrás puedes ver objetivamente lo que realmente pasó.
     Les contaré una historia: yo solía tomar mi bicicleta para ir al trabajo en verano, y en el invierno, cuando nevaba, caminaba. Cuando hizo mucho frío, el lago se congeló y pude caminar sobre el lago, que era un viaje más corto. Y solía practicar un juego conmigo mismo. Trataba de caminar a través del lago, cubierto de nieve, en línea recta, pero cuando llegaba al otro lado y miraba mi sendero, no era recto en absoluto.
     A pesar de que creamos saber lo que hacemos, cuando miramos los hechos retrospectivamente, podemos ver, entonces, que la realidad es tan clara como puede ser.
     Este ejercicio está hecho para corregirnos moral y efectivamente y por eso tenemos que mirarnos a nosotros mismos claramente, para mejorarnos, porque de otra manera pensamos que somos muy buenas personas. Si fuéramos realmente buenas personas seríamos santos y seríamos capaces de hacer milagros. Entonces, a pesar de que pensemos que somos correctos, esa no es la realidad, porque cuando empezamos a examinar nuestras actitudes, vemos cosas sutiles que no son tan buenas y debemos tener control de todos nuestros pensamientos.
     Supongamos que tenemos el poder de sanar. Con un solo pensamiento airado podríamos matar ese poder sanador. Por eso es tan importante purificar nuestra naturaleza.
     Este ejercicio se hace en diferentes niveles. Por la auto-observación y por la Filosofía Rosacruz, sabemos que somos seres físicos y también somos seres de vida, energía viva, y seres de emociones y deseos, y somos seres que piensan, automáticamente somos seres espirituales, así es que este ejercicio es realizado en diferentes niveles y el efecto del ejercicio en el nivel emocional, en el reino de los deseos, es más importante. Cada emoción tiene una cualidad. El tamaño de la emoción no es tan importante como la intensidad o la cualidad particular.
     Mis vecinos tenían un simpático perrito. Vi a ese perrito correteando a varios perros grandes, y lo hizo porque sus deseos eran intensos.  Así es que, cuando nos involucramos con las emociones, nos involucramos con emociones que nos atraen a otras personas o que nos repelen de otras personas.
     Así, con el objeto de ser emocionalmente saludable, todas nuestras emociones tienen que tener alguna cualidad de amor, de manera que tenga una cualidad de atracción. Debemos esforzarnos por hacer las cosas desde el amor y no desde los deseos personales.  Pero todas las emociones y deseos deben ser neutralizados.  Cualquier psiquiatra puede decirles que acarreamos en nuestro subconsciente muchas emociones que no han sido descargadas y debido a esto no podemos experimentar claramente las cosas, porque llevamos una pesada carga de emociones.  Así es que el propósito de este ejercicio, en el Mundo del Deseo, es descargar las emociones para neutralizarlas, de manera que no vayamos cargando todo ese peso emocional.
     El Mundo del Deseo está hecho de tantos deseos y deseos-formas que es confuso.  Tengo un amigo que tuvo la experiencia de estar completamente despierto en el Mundo del Deseo y estar completamente confundido. Y tuvo dos pensamientos. El primer pensamiento fue: “esto no es nada de lo que Max Heindel dijo que sería”, y después de unos pocos momentos, el pensamiento que vino hacia él fue: “cómo Max Heindel pudo ser tan objetivo acerca de algo que es tan confuso”.  Así es que todo el Mundo del Deseo y nuestros cuerpos de deseos están llenos de complejas formas que necesitan ser neutralizadas.
     Cuando hacemos el ejercicio desde el punto de vista del Mundo del Deseo, es especialmente importante para el desarrollo moral.
     Tenemos que revertir la perspectiva en más que solo tiempo.  Cuando estamos haciendo las cosas cada día, sabemos lo que intentamos hacer, pero esa intención que tenemos es subjetiva. Pero, en el Mundo del Deseo se puede invertir la perspectiva.  Cuando una persona muere y está en el Mundo del Deseo, su consciencia se extiende a todo el mundo; especialmente a los lugares donde ha tenido experiencias emocionales.  Tomemos un ejemplo: en un partido de futbol, si alguien está jugando en el partido, no puede ver todo, solo puede ver desde su punto subjetivo de vista.  Pero, si una persona está en las graderías, puede ver objetivamente todo el campo de juego y eso es lo que intentamos hacer con el ejercicio de Retrospección. Abandonamos todas nuestras perspectivas personales y nos vemos como otras personas nos ven y cuando hacemos eso, tenemos ambas perspectivas: la subjetiva, desde dentro y la objetiva que ve todo. Y entonces, podemos saber exactamente lo que hicimos.
     Pero, este no es un ejercicio intelectual.  Supongamos que estoy enojado con el Dr. Mario (no veo cómo alguien se pueda enojar con él, pero supongamos que lo estuve). Podría alimentar pensamientos airados contra él y él los sentiría. Se sentiría herido e insultado, de manera que cuando haga el ejercicio no lo vería desde mi punto de vista, sino lo experimentaría de la manera que el otro lo experimenta.  Así es que, cuando sentimos la ira que sale de nosotros y experimentamos el sacarla, es neutralizada y la experiencia que ha sido neutralizada, cuando el espíritu observa eso, asume esa experiencia en su interior e inmediatamente nos beneficiamos de ello. No tenemos que esperar por una vida futura.  Lo hermoso de esto es que no está referido a una norma de moralidad; es la realidad misma, son las emociones que salen de nosotros, nada más ni nada menos.  La realidad es suficiente para nosotros y si poseemos la realidad, tenemos la mejor comprensión que podemos tener.
     Digo esto, porque alguna gente cuando empieza a juzgarse, lo hace intelectualmente y trata de castigarse, y el castigo nunca ayuda en nada. El castigo es una forma de venganza, pero si observo la realidad y me siento realmente mal por mi enojo hacia él, podría esa experiencia, para mí, ser plenamente suficiente para llegar a ser una mejor persona.
     También, hay otra cosa que podría mencionar sobre esto: es que tenemos muchas buenas emociones y no debemos ignorarlas, porque aun éstas llegan a tener una ponderación psicológica.  Incluso, si acarreamos muchas buenas emociones sin disolverlas, tendrían gran peso en nosotros.  Por lo que hay dos lados en este ejercicio: las cosas que hacemos equivocadas, cuando las volvemos a sentir y las neutralizamos, adquirimos consciencia y si tenemos consciencia estamos menos dispuestos a hacerlo en el futuro.  Y por el otro lado, si re-experimentamos las cosas positivas, nos animarán a hacer cosas positivas en el futuro.
     El ejercicio es hecho, también, en un nivel intelectual.   En el Mundo del Deseo, cuando hacemos el ejercicio, volvemos a sentir las cosas. En la mente, cuando re-pensamos las cosas, despiertan en nuestras mentes la conexión entre Causa y Consecuencia.
     No hay duda que cuando vemos que tal consecuencia proviene de tal acción, esto incrementa nuestro estado de alerta en nuestra mente y esto es muy importante.  Es bueno tener buenos sentimientos, pero cuando comprendemos intelectualmente la razón que hay detrás, somos personas más completas.
     En todas las cosas tratamos de ser completos y equilibrados. Tratamos de conocer mentalmente qué causó que y queremos tener emociones positivas.
     Por lo que pueden ver, este ejercicio ayuda a ambos desarrollos.  Hace unos minutos dijimos que no nos juzgamos moralmente de acuerdo con un código o norma, sino que observamos la realidad  exactamente como es y el propósito es neutralizar las emociones y mientras más neutralizamos, más claridad tenemos en nuestra consciencia. Hay un término psicológico que se denomina “proyección”, por la que vemos en otras personas lo que en realidad está en nosotros y muy a menudo, no que está en las otras personas sino realmente solo está en nosotros.  Hay un dicho respecto a este error que dice: “siempre estás mirando a través de tu aura” y si tienes muchas cosas no resueltas en tu propia aura, no puedes ver las cosas en otras personas con claridad y siempre te proyectas en ellos.
     Me gusta la gente y quiero verles como son, no de acuerdo a un preconcepto mental o por algún prejuicio emocional que tenga.  La gente les apreciará más si son transparentes y directos con ellos.  Así es que  pueden ver cómo nos ayuda a ser mejores personas.
     Algunas personas dicen: “recuerdo las cosas emocionales todo el tiempo y no se van”.  Y no están mintiendo, sino que dicen la verdad. Pero no están recordando con el objeto de olvidar, sino que recuerdan para  auto-justificarse.
     Supongamos que tenemos una experiencia emocional traumática. Supongan que tenemos una terrible discusión con alguien y la otra persona se lleva la mejor parte. Nos decimos que no queremos admitir que estábamos equivocados y recordamos una y otra y otra vez, porque tratamos de justificarnos de que estábamos en lo correcto.  Esa no es la clase de recuerdos que  intentamos hacer. Los recuerdos que queremos hacer producen la experiencia total y con esa experiencia total están completos y no tenemos que colgarnos de todas esas cosas enojosas como esas.
     Es obvio que cuando luchamos con nosotros mismos estamos divididos.  Esa es nuestra verdadera naturaleza espiritual.  Entonces, hay una parte de nosotros que no es tan perfecta.  Algunas personas se lo representan como un ángel sobre un hombro y un demonio sobre el otro.  Tenemos este ser sutil que trabaja dentro de nosotros, del que no somos completamente conscientes.  Algunas veces queremos hacer cosas amorosas y no las hacemos y en cambio hacemos algo ofensivo.  A veces no queremos comer demasiado, pero vamos y comemos de todas maneras.  Estos son ejemplos de cómo, este ser sutil en nosotros, nos controla.  Hace mucho tiempo en la historia, fue necesario protegernos, pero ahora existe por sí mismo y esa es la otra principal razón de por qué este ejercicio es tan difícil. Porque este ser sutil, que funciona en nosotros, del cual no siempre somos conscientes, comprende que si hacemos este ejercicio nos convertiremos en mejores personas y el espíritu va a regir toda nuestra vida y este ser sutil será solo un socio menor.  Así es que,  lo que ocurre cuando se hace la Retrospección y se llega a un evento donde se hizo algo muy malo, en vez de admitirlo, la naturaleza inferior prefiere ponernos a dormir, porque de ese modo puede conservar su supremacía.  Por lo que el adversario interno es muy sutil. Así es que, aquí está la segunda razón por la que es tan difícil realizar este ejercicio.  Pero, la forma en que tratemos a la naturaleza inferior es importante.  Es como la manera en que criamos a nuestros niños: algunas veces somos muy estrictos y muy castigadores con nuestros niños, entonces los niños crecen  siendo duros y esto es lo que pasa dentro de nosotros. Así es que, este ejercicio no se hace de la mejor manera si somos duros con nosotros mismos.  Hay una mejor manera de hacerlo. Todos somos inspirados para unificarnos con el Cristo interno y servir a nuestro Cristo interno que es, con mucho, nuestro mejor amigo. Esa es nuestra parte que siempre ama, por lo tanto, es muy efectivo hacer este ejercicio por su otro nombre que es: “el perdón de los pecados”. Y por lo tanto, si nos confesamos con nuestro mejor amigo, con honestidad y veracidad de sentimientos, ésa es la mejor manera en que podemos hacer este ejercicio.
     Con la ayuda de Cristo, todos podemos ser mejores personas…y esto es todo lo que tengo que decir por esta noche.

-          ¿Alguna pregunta?                       
-          ¿Hay algún método  o procedimiento que nos pueda enseñar para ponernos en el punto de vista del otro?

No se necesita aprender procedimientos, todo lo que hay que hacer es experimentar  y eso hace la diferencia.  Les relataré una historia muy personal.
Hace 33 años tuve cáncer y cuando enfermé, mi esposa se volvió insegura y como estaba insegura se buscó amantes secretos, pero después de un tiempo ya no fueron más secretos con lo que,  después de un tiempo se acabó el matrimonio. Varios años más tarde, ella se casó con un hombre mucho más joven que ella y vivieron en otra parte del país. Ella empezó a sufrir de cáncer a la piel y al mismo tiempo, su esposo tuvo una “aventura”.  Entonces, ella lo experimentó y se dijo a sí misma: “esto es lo que le hice a Richard”.  Una vez que lo hubo experimentado, vino a disculparse dos veces, desde el fondo de su corazón.  Y esto muestra que cuando vivió la experiencia, nadie tuvo que decirle que siguiera alguna forma o procedimiento, porque ella experimentó lo que me había hecho. Y por supuesto, tuve que perdonarla, porque si ella era perdonada debido a su propia experiencia, no tenía más alternativa que perdonarla.
No se trata de enseñar cómo hacerlo, la experiencia es suficiente, la realidad es suficiente y este ejercicio nos ayuda a experimentar la realidad en su totalidad, por eso es tan poderoso.  Cualquiera puede vivir de acuerdo a la manera en que su Iglesia le dice que debe vivir, pero eso puede no tener nada que ver con la realidad.  Nuestras vidas son suficientes.  Gracias. 

* * *

Agradecemos al Centro Fraternal Rosacruz de Santiago de Chile por el artículo.

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada