lunes, 19 de agosto de 2013

Ángeles o Devas

 Ángeles o Devas


Adjunto y en éste sitio en la Web, se comparte de Vicente Beltrán Anglada, enseñanzas sobre la importante labor que realizan nuestros hermanos los Ángeles o Devas, en el Cuerpo Físico Vital O Etérico Humano. Enseñanzas en la que resalta lo siguiente:
1.- La importancia del cuerpo físico etérico o vital; pues sólo a través de él, es como las energías del Sol, de la Tierra y la Luna se proyectan sobre el cuerpo físico denso del humano para infundirle vida, calor y movimiento. Todas las energías de nuestro Universo son etéricas o ígneas1, porque vienen impregnadas de las peculiaridades distintivas del Logos Solar; y cuando tales energías inciden sobre la Tierra, producen una respuesta del Logos Planetario. Quien luego de apropiarse del contenido vital de las energías del Logos Solar; para dinamizar su Esquema Terrestre, les infunde sus propias y distintivas cualidades y las transmite a todo el planeta, y colateralmente crear las condiciones adecuadas de vida, calor ymovimiento.

Existen en la Tierra; y probablemente en algunos otros planetas de este Sistema Solar, tres tipos de energías como base de su particular vida orgánica y celular. La primera, tiene carácter solar o espiritual; debido a que procede del Sol, que es el centro de vida de nuestro Universo. La otra energía es de tipo lunar o material; y la tercera que surge del equilibrio entre las dos primeras, es una particular emanación del propio Logos Terrestre o Planetario que puede definirse como el fuego Kundalini, que forja el yo psicológico o la personalidad del humano.
CUERPO FÍSICO ETÉRICO
Entidad
Expresión
Logos Solar
Vida
Fohat
Cósmica
Logos Planetario
Calor
Solar
Universal
Ser Humano
Movimiento
Kundalini
Planetaria
El campo de expresión de la vida en todas sus infinitas zonas de proyección es etérico; y lo que varía que sea más sutil o denso, es sólo las condiciones que determinan que el cuerpo físico vital o etérico o aura magnética que rodea y compenetra a todos los seres y a todas las cosas, alcance una cualidad vibratoria evolutiva espiritual. Explicada la idea del cuerpo físicoetérico y del aura magnética alrededor del cuerpo físico denso, se pude establecer la tabla de analogía a la izquierda:
Vista la equivalencia anterior, existen tres jerarquías de Ángeles o Devas etéricos; cuya misión esacumular, canalizar y distribuir 

las energías que en su totalidad constituyen el cuerpo físico vital o etérico de los seres humanos:

a.- Una jerarquía dévica o angelical de evolución superior a la humana, quienes aparecen como destellos ígneos de un intensísimo, esplendente y brillante color dorado; y tienen como misión, la deacumular el Fohat o las energías etéricas de vida procedentes del Sol. En el mundo esotérico, tales Ángeles o Devas son catalogados como los Señores de la Luz Dorada o también, como los custodios del Prana Solar.
Los Devas o Ángeles Dorados son seres que están consubstanciados con la vida del Sol, y rigen el proceso mágico por el cual la vida del Logos Solar es transmitida al Universo. Y en relación con nuestro planeta; y seguramente con todos los planetas de nuestro Sistema Solar, tales Ángeles o Devas Dorados actúan como:
a.1.- Transmisores de las corrientes de vida del Sol, llamadas esotéricamente Pranaa.2.- Agentes inductores del Prana planetario. a.3.- Dinámicos impulsores de los ritmos respiratorios de los seres humanos, y a.4.- Promotores de los fenómenos de irradiación magnética en la vida de los cuatro reinos (Mineral, vegetal, animal y humano).
b.- Otra categoría de Ángeles o Devas etéricos; de gran evolución como los anteriores, detentan el propósito de canalizar las energías solares; y luego de bañar con ellas las cualidades íntimas del Logos Planetario, proyectan dichas energía sobre el aura etérica del humano para infundirle calor vital o etérico: Que en sí es una expresión del fuego solar; que incide sobre el campo magnético, de cualquier cuerpo planetario.

Tales Devas o Ángeles aparecen bajo los distintos matices del color violeta; cuyo brillo y luminosidad varían de acuerdo con su propia evolución y según sea el desarrollo espiritual de los seres humanos, con los cuales entran en contacto o trabajan constantemente.
Por otra parte, dichos Ángeles o Devas ocultamente establecen el aura de salud del humano, creando y definiendo el campo magnético o círculo de expansión del cuerpo físico vital o etérico; dentro del cual, el humano realiza el proceso de desarrollo de su cuerpo físico denso.
c.- Existe otro tipo de Devas o Ángeles; llamados esotéricamente los Señores de la Radiación Magnética, cuyo cometido es unificar las energías solares y las planetarias para adecuada distribuirlas, dinámica y radiantemente en todo el cuerpo físico vital o etérico de los humanos; sobre el cual, está estructurado el cuerpo físico denso. A este tipo de Ángeles o Devas suele denominárseles también ocultamente los Impulsores del movimiento; siendo esta designación muy correcta, por el necesario equilibrio y la adecuada distribución de las energías del fuego solar y del planetario. Ponderación y repartición del fuego solar que debe realizarse mediante el movimiento de los fuegos dentro del cuerpo físico, dinamizando el proceso de unificación etérica de losNadis2 con el de la circulación de la sangre, que da vida al proceso hormonal. El movimiento que surge de la incidencia del fuego creador de la Naturaleza; sobre el cuerpo físico, es un agente kármico, que está relacionado con las capacidades de absorción de Prana solar y planetario por parte del Ego o el Triple Espíritu, en su proceso de encarnación física. Los Ángeles o Devas impulsores del movimiento son de color gris azulado; y según sea su evolución o capacidad vibratoria, variarán la intensidad, pureza y brillo de los colores de sus refulgentes auras. Es decir, que serán de tonalidad casi enteramente gris; y por tanto con menor movimiento y capacidad de distribución y traslación en las personas menos evolucionadas. O enteramente azules; de un intensísimo azul celeste con brillantes resplandores, si se trata de introducir energía solar o planetaria en los cuerpos etéricos de las personas más avanzadas.

Los Devas o Ángeles lunares, son todas las numerosísimas huestes angelicales o dévicas de tipo inferior, quienes misteriosamente trabajan dentro de la substancia material, para construir las formas o cuerpos más densos en cada uno de los tres planos del planeta: Físico, emocional o astral y mental. Por lo que toda substancia física densa de nuestro planeta es de origen lunar y un legado histórico que los Pitris3; o grandes Adeptos lunares, que transmitieron a la Tierra dicha substancia física densa hace muchos millones de años, en respuesta a ciertas necesidades planetarias en orden al proceso general de la evolución solar. Desde incontables edades, nuestro Logos Planetario viene utilizando tal substancia material de los Pitris, siendo aquel legado histórico o herencia kármica uno de los principales fundamentos, de la evolución de los reinos inferiores: El mineral, vegetal, animal; y de los cuerpos físico, emocional o astral y mental inferior o concreto, del reino humano.

Con la oleada de vida material o substancia lunar, también vinieron una considerable cantidad de Devas o Ángeles lunares; quienes luego de terminar completamente su misión en nuestro satélite, debieron iniciar en la Tierra un nuevo período evolutivo. Siendo tales Ángeles o Devas los agentes substanciadores o que materializan las energías, con la ayuda de los ya conocidos Elementales de la Naturaleza (Gnomos, ondinas, silfos y salamandras).
Cordiales saludos:
Jorge E. Morales H.
1 El éter del espacio es virtualmente fuego, expresado bajo distintas cualidades vibratorias o diferentes intensidades.
2 Contraparte etérica del sistema nervioso; en sus dos vertientes, cerebro espinal y neurovegetativo.
Los Pitris lunares; según la Teosofía, son Mónadas o Chispas Divinas, quienes luego de haber terminado su ciclo de vida en el Periodo Lunar, se encarnan como humanos en nuestro planeta en el Periodo Terrestre.


Crédito - qué hace el Cielo, y en qué condiciones
"Cuando nos dirijamos al Cielo para que nos ayude, para que nos sostenga, es como si le pidiésemos que nos abra un crédito. Pero el Cielo, sólo da crédito a aquéllos que se lo merecen. Cuando ve a un ser que está haciendo esfuerzos sinceros y desinteresados; a alguien que emplea su tiempo y sus energías para servirle y para servir a los demás, no puede negarle su crédito y vierte sobre dicha persona sus bendiciones. Mientras quien se sirve de los dones que ha recibido del Cielo; únicamente para su provecho, o incluso para hacer el mal, ve cómo le cortan el crédito: El Cielo ya no le da nada.
Todas las tradiciones espiritualistas insisten en este punto: Los humanos deben hacer un buen uso de los dones, de las cualidades y de las riquezas que han recibido; porque si no, ya no recibirán nada del Cielo, e incluso, tarde o temprano les será retirado lo que tienen. Y poco importa si han sido personajes brillantes en otra vida; porque incluso en ésta, van a encontrarse pobres y desnudos."

*
Agradezco este aporte, del Sr. Jorge E. Morales, afectuosamente Edgardo Ceol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada