domingo, 16 de febrero de 2014

SOBRE LOS ESENIOS



SOBRE   LOS   ESENIOS

            En el Concepto Rosacruz del Cosmos leemos que Jesús fue educado por los Esenios, quienes constituían una tercera secta en Palestina, además de las dos mencionadas en el Nuevo Testamento, los faricesos y los saduceos. Los Esenios formaban una orden extremadamente devota, muy diferente a los saduceos materialistas y completamente opuesta a los hipócritas y vanidosos fariseos.
            Evitaban toda mención de si mismos, de sus métodos de estudio y de su culto. A esta última particularidad se debe el hecho de que  poco se sabe de ellos, ya que no son mencionados en el Nuevo testamento. (Concepto, Capítulo XV – subtítulo Jesús y Cristo Jesús)
            En el año 1923 el húngaro Edmon Szekely obtuvo permiso para revisar los archivos de la Biblioteca del vaticano y cual no fue su sorpresa al poder traducir una obra antiquísima (primer siglo D.C.) llamada El Evangelio Esenio de Paz que hablaba sobre los Esenios y sus características. Este libro se halla traducido en varios idiomas.
            Anteriormente (año 1880) el inglés Gideon Ouseley, traducía del arameo, la lengua que hablaba Jesús, un manuscrito sobre los Esenios llamado el Evangelio de los Doce Santos.
            En ambas obras, se mencionan varios detalles que hacen referencia a la comunidad de los Esencios, siendo los siguientes:
            Ellos eran vegetarianos y afirmaban que la matanza de animales para la alimentación era condenable.
            Usaban un calendario solar de 364 días (los judíos utilizaban el calendario lunar, alusivo a Jehová, el Dios de Raza)
            Tenían un enorme respeto por la naturaleza y cuidaban de las huertas y pomares que eran irrigadas por las aguas de lluvias  recogidas en cisternas.
            Se vestían de blanco, practicaban la oración en forma constante y creían y respetaban las Leyes del Renacimiento, Causa y Efecto y Consecuencia.
            Sus tareas eran distribuídas con gran criterio: plantar, irrigar, recoger las cosechas, visitar a personas enfermas.
            Sus comidas eran realizadas en completo silencio, precedidas y seguidas del agradecimiento a Dios por el alimento emanado de la tierra, la que consideraban como algo vivo.
            Practicaban una vida humilde e invocaban a Dios como a un Padre Celestial.
            Afirmaban que los vicios traen siempre muchos perjuicos a la salud.
            Pregonaban la paz, la tolerancia y la caridad para con todos.
            Max Heindel – un Iniciado de cuarto grado – poseía la facultad de poder investigar en la Memoria de la Naturaleza y las afirmaciones que nos dejó en el Concepto Rosacruz del Cosmos, están perfectamente de acuerdo con los descubrimientos acerca de los Esenios.-

Artículo traducido de la Revista ECOS del Centro Rosacruz de San Pablo, Brasil.
           
ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Colombres 2113 – Bº Lomas de San Martín
5.008 – Córdoba – República Argentina

*

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada