miércoles, 13 de agosto de 2014

Robin Williams


R O B I N    W I L L I A M S
        

    A propósito del fallecimiento de ese gran actor por suicidio que fue Robin Williams, tan admirado en todo el mundo por sus brillantes interpretaciones en tantas películas que  nos deleitaron, no puedo dejar de expresar algunos conceptos en relación a este suceso que nos ha conmovido a todos los que  admirábamos su gran talento.
            Ya sabemos bien las causas que motivaron su determinación de quitarse la vida que fueron, una profunda depresión, así como su adicción a las drogas y al alcohol. Seguramente pensó que con ese acto iba a poner fin a sus grandes sufrimientos, pensando que con la muerte solucionaba sus problemas de una vez y para siempre.
            Que lejos estaba de la verdad, ya que a partir del momento en que tomó esa determinación, aumentó en forma considerable su martirio, ya que como lo he expresado en anteriores comentarios, él ha puesto fin a la existencia de su cuerpo, que es el templo del espíritu en el mundo físico, pero su arquetipo, que todos los seres humanos nos construimos en los mundos superiores antes de nacer, sigue vibrando.
            Otro hecho que es digno de destacar y de lamentar, tiene relación con el informe de los médicos forenses que le practicaron la autopsia, afirmando que efectivamente había consumido estupefacientes antes de la muerte, pero el hecho es que en cierta manera él ha sentido y sufrido todo ese proceso, ya que su Ego o Espíritu permanecía dentro de su vehículo físico, situación nada agradable por cierto, tal como es razonable pensar.
            También lo he destacado en otras oportunidades y que considero oportuno reiterar nuevamente, debido a la gran importancia que reviste el hecho que tiene relación con el padecimiento de los suicidas en el Mundo del Deseo, que es la región o el lugar donde viven estos seres tan desafortunados.
            Como recién lo manifesté, el arquetipo de cada uno de ellos sigue vibrando, lo que les causa un sentimiento de estar vacíos, de tener hambre imposible de saciar o algo semejante a un intenso dolor de muelas que no pueden calmar, como esto bien nos informan los investigadores dotados de la visión espiritual que les permite comprobar esto que estoy afirmando.
            Realmente estimados amigos, creo que sería un gran deber de todos los que estamos convencidos de que el suicidio no es de ninguna manera una solución para nuestros problemas, sino todo lo contrario como creo haberlo manifestado correctamente en este escrito.
            Por cierto que habrá quienes dudan de estas afirmaciones, ya que no podemos efectuar comprobaciones específicas, más el hecho de dudarlo y no negarlo categóricamente, ya es una señal de que lo pensarán bien antes de cometer este error que tiene consecuencias tan trágicas.
            Y siempre queridos amigos tengamos presente esta aseveración que venimos pregonando desde hace tanto tiempo, que es la siguiente:

SI A LA VIDA Y NO AL SUICIDIO”.-

*

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada