miércoles, 17 de octubre de 2012

ALGUNAS ENSEÑANZAS DE LA FILOSOFIA ROSACRUZ Recopilado por el Hno. Gustavo Pérez L.


ver pps en archivo abajo


Rosario, sábado 13 de octubre de 2012


ALGUNAS ENSEÑANZAS DE LA FILOSOFIA ROSACRUZ
Recopilado por el Hno. Gustavo Pérez L.


Cada vez que releo “Los Diez Mandamientos Rosacruces” me convenzo más de que allí, en muy pocas líneas están encerradas tantas enseñanzas que solamente de a poco podremos ir meditando sobre ellas y sacar o extraer de las mismas invalorables enseñanzas para nuestra vida de todos los días.
Vamos a comenzar entonces a analizar el primer Mandamiento, vemos que nos dice sencillamente lo siguiente: “CUIDA TUS PENSAMIENTOS: Los pensamientos son fuerzas que constituyen la función dinámica y al mismo tiempo los elementos que son fuerzas constitutivas de la mente. Trata de que tus pensamientos sean siempre claros, precisos, definidos, sanos en propósitos y, en fin, con miras de ideales cada vez mejores y más elevados, por cuanto han de determinar el curso y la orientación de tu existencia.”
Leído este pensamiento he querido buscar y encontrar más ideas o pensamientos que puedan ayudarnos a comprender mejor y más profundamente sus significados para aplicarlos con provecho verdadero, que es lo mismo que decir con provecho espiritual, en el desarrollo de cada una de nuestras estadías o pasajes por este plano físico.
Max Heindel ha dicho que la expansión de la Conciencia viene por medio de la práctica de los preceptos….



Esta práctica de los preceptos consiste primeramente en el uso apropiado de las leyes del pensamiento, pues otra vez, en las palabras de Max Heindel: “La Mente es el Sendero.” El todo del Sendero de Iniciación, verdaderamente, está bajo la dirección de los Señores de Mercurio, cuyo trabajo es principalmente y esencialmente con el individuo, y cuya activa participación en la evolución humana, se está volviendo más y más marcada con cada año que pasa. Esta es la razón de porqué se utiliza el Caduceo como el símbolo de la Iniciación, y toda vez que Mercurio gobierna el poder de la Razón Pura (Géminis), así como la virginidad del Espíritu (Virgo), puro e incontaminado por la materialidad, tenemos aquí la clave de todo el método del desenvolvimiento espiritual como se da por medio de las Enseñanzas Rosacruces.



Como vamos a usar muy a menudo la frase: El poder creador del pensamiento, veamos lo que nos indica otro libro de Max Heindel, Filosofía Avanzada; mediante él podremos tener una idea bastante clara del porqué el pensamiento es creador y además cómo podemos comprender en pasos sucesivos el proceso del PENSAR, cosa que es muy difícil encontrar con esa claridad en ninguna otra parte.
“Cuando el Ego, por primera vez entró en posesión de sus vehículos, en la Época Lemuriana, no poseía entonces el hombre, ni cerebro ni laringe. Para llenar esta deficiencia, la mitad de la fuerza sexual creadora, que antes había sido empleada solamente para la propagación, fue entonces dirigida hacia arriba para construir esos órganos, por medio de los cuales fuera posible producir el pensamiento y la razón, y que el pensamiento pudiera ser comunicado a los demás. Así vemos que el Pensamiento es creador, porque fue derivado por medio del instrumento de la fuerza creadora. Igualmente es creadora la Voz, es decir la palabra hablada tiene el poder de crear por la misma razón; porque tiene su origen en la fuerza creadora. De ahí se deduce que si conservamos la fuerza sexual, dispondremos de una mayor cantidad de poder para los procesos de razonar, y nuestra mente se robustecerá mucho más que en el caso de una persona que desgasta su fuerza creadora.  Sin embargo, esta fuerza debe ser usada en forma de trabajo constructivo, mental o físico; o transformando en servicio útil a la raza humana; de otra forma causaría molestias.”   En estas pocas líneas se puede colegir que debemos conocer bien de antemano, esas leyes que rigen el uso de la fuerza creadora para saber orientar su uso y no desviarnos hacia la degeneración, aún cuando nuestras intenciones sean buenas.



“El pensar es un proceso muy complicado, que envuelve no solamente el empleo del cerebro físico, sino también el del cerebro etéreo, el cuerpo de deseos y la mente o cuerpo mental.    El proceso es el siguiente: Nosotros mismos como Egos, funcionamos directamente en la substancia sutil de la región del pensamiento abstracto que hemos especializado dentro de nuestras propias auras. Aquí observamos el mundo exterior por medio de nuestra cadena de vehículos y sus facultades, que vulgarmente llamamos sentidos.  De las imágenes así creadas, formamos nuestras conclusiones respecto a las cosas observadas, cuyas conclusiones son ideas. Por el poder de la Voluntad proyectamos una idea a través de la mente, donde toma una figura concreta como una forma de pensamiento, vistiéndose de materia mental concreta, la cual saca de la Región del Pensamiento Concreto.  Esta forma de pensamiento se envuelve entonces, generalmente, en materia de deseos, que saca a su vez del Cuerpo de Deseos, lo cual le da más vida aún.   Esta forma de pensamiento compuesto, puede entonces accionar sobre el cerebro etéreo y empujar a la fuerza vital a través de los indispensables centros cerebrales y nerviosos, hasta los músculos voluntarios que proceden a la acción.  Así podemos decir que el Pensamiento, es la fuente original de toda actividad.”

“El pensador destruye tejidos en el cuerpo denso y es un hecho bién conocido de la Ciencia, el que pensamientos negativos, destructivos, como los de miedo, sexualidad y sensualidad, agotan el poder de resistencia del cuerpo y por lo mismo dan acceso a las enfermedades.  Las personas de una naturaleza alegre y jovial, o las devotamente religiosas y llenas de fe y confianza en la Divina Providencia, no crean nunca pensamientos negativos, y por consiguiente, gozan de mayor vitalidad y mejor salud, que las sujetas a vejaciones y preocupaciones.   Por medio de pensamientos de Amor, benevolencia y bondad, provocamos cualidades semejantes en otros, y atraemos hacia nosotros a todos los que poseen estas cualidades.  Este poder de pensamiento sutil y fuerte, puede emplearse también para la curación de enfermos.  Además, es por el pensamiento abstracto, que el hombre es capaz de elevarse por encima del mundo material y ponerse en contacto con Dios.”




“Si creamos pensamientos de optimismo, de bondad, benevolencia, ayuda y servicio, entonces estos pensamientos gradualmente dan un calor a nuestra atmósfera, de un modo que expresa exactamente todas estas cualidades y virtudes.  Y como nuestros cuerpos son construidos por la mente y tienen la expresión de nuestra actitud mental, los mencionados pensamientos reaccionarán sobre nuestros cuerpos físicos y todo lo que nos rodea; trayéndonos salud y bienestar material.”
“Esto explica el poder creador del pensamiento. Y esto es solamente un camino para probar la verdad de las palabras de Cristo, de que si buscamos el Reino de Dios y su Justicia, todo lo demás nos será dado por añadidura.”
Vamos ahora a analizar aquellos defectos más frecuentes en los seres humanos y que constituyen parte importante del futuro de cada uno en particular y de todos en general.  Ya que los destinos o Karmas individuales se juntan para formar o constituir lo que llamamos el destino colectivo, de una familia, de una ciudad, de una nación, de un continente y por fin de todo el planeta que habitamos.

Los rasgos de carácter que con más frecuencia causan lo que llamamos un “mal destino” son: la cólera, el temor, el orgullo, el odio, el resentimiento, la venganza, la sensualidad, el egoísmo, la envidia y la intolerancia.  Por lo tanto lo primero que debemos hacer es analizar nuestros pensamientos de todos los días y ver si se muestra alguno de estos rastros aunque sea en pequeña escala. Si es así, comencemos inmediatamente a trabajar para eliminarlos.  Los dos medios principales para lograrlo son un cambio de pensamientos y de acción, especialmente hacia los demás.  El PENSAMIENTO es lo primordial, y si corregimos nuestros pensamientos habituales, encontraremos que casi automáticamente nuestro modo de actuar marcha de acuerdo. Por eso se ha dicho que somos lo que pensamos.





Esto nos lleva a un factor más importante de la situación, o sea a analizar el PODER CREADOR DEL PENSAMIENTO.   Este poder es el factor más potente y fundamental en la Vida Humana.  El dicho que dice: “Los pensamientos son cosas tangibles”, es una verdad indiscutible.  Cada vez que pensamos en algo, material o espiritual, creamos una forma de pensamiento que puede convertirse y en general se convierte en una fuerza viviente.  Flota en nuestra aura y se convierte en parte de nuestra atmósfera mental individual, y por consiguiente, en parte de nuestra propia vida.
El próximo paso es la actividad del pensamiento creador, que se viste a sí mismo con la substancia del deseo y la emoción. Esto tiene dos efectos: primero, que puede conducirnos a la correspondiente acción.  Segundo, las formas de pensamiento que no se ponen en acción inmediata, se almacenan en la memoria como normas para uso futuro.   Tenemos acceso a ellas en cualquier momento: por lo tanto, pueden aparecer con el tiempo como realidades físicas en nuestro medio ambiente, haciéndolas buenas o malas, de acuerdo con el tipo de pensamiento que las creó.
Por lo tanto, si Ud se propone y desea cambiar el medio ambiente que le rodea y su fortuna, ¡CAMBIE SUS PENSAMIENTOS!  De este modo se está preparando para sí mismo, un destino nuevo y mejor, que a su debido tiempo aparecerá en su vida y se manifestará ya sea en la forma de un empleo mejor o un abundante suministro en las necesidades de su vida.
Los deseos destructivos, tales como la cólera, la venganza, el odio, el resentimiento, pero muy particularmente la cólera, desfiguran y deshacen las buenas formas de pensamiento que hayamos formado previamente, retardándose, de tal modo su materialización.   Cuando nos dejamos arrastrar por la cólera o la venganza, por ejemplo, disipando alguna edificante creación mental, la configuración de la correspondiente forma de pensamiento tiene que esforzarse por su reconfiguración antes de que pueda continuar su marcha hacia la materialización de lo bueno que anhelamos.  Esto requiere tiempo y demora el período en que pueda ocurrir un cambio favorable en nuestra situación y en nuestro ambiente en general.  Tenemos que darnos cuenta entonces, de la gran importancia que tiene el vigilar nuestros pensamientos y nuestras emociones.
Es seguro que llegados a este punto algunos dirán: ¿Cómo puedo yo evitar los malos pensamientos y deseos y mantenerlos alejados de mi mente?.   Realmente parece imposible, a veces, evitar que se infiltren en nosotros; pero la respuesta es ésta: SUSTITUCIÓN DE PENSAMIENTOS.  Esta práctica se basa en el hecho de que dos pensamientos no pueden ocupar la mente al mismo tiempo, y es similar al principio de la física que dice que dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo.  Cuando Ud sea perturbado por malos pensamientos de cualquier índole, simplemente, substitúyalos por otros y concéntrese en el nuevo, tan positivamente, que el mal pensamiento no pueda tener cabida.  Es muy simple y solo requiere práctica el comprobar la sencillez del tratamiento.  Los malos deseos se excluyen de la mente por el mismo procedimiento.
Vamos a hablar ahora de algo que también es de mucha importancia, se trata del PODER INTERNO, la existencia de este poder es el próximo punto importante que debemos considerar.  Esto es algo acerca de lo cual la mayoría de los hombres no tienen el menor conocimiento y de cuya existencia ni aún siquiera sospechan.  Sin embargo, el PODER INTERNO es un estupendo factor en la vida humana y sobre el cual descansa primordialmente el éxito en la vida.  El PODER INTERNO, es el Ego, el Espíritu, El Yo Superior, la Vida que viene de Dios y el poder Esencial que mantiene al hombre activo.  El PODER INTERNO, es el Dios Interno, y éste es parte del Dios Externo, el Dios del Universo.  El PODER INTERNO, es el eslabón personal que nos une a Dios.  Por lo tanto, reflexiona sobre el tema de: Cuán Poderoso es este Yo Superior, del cual hablamos a menudo en la Fraternidad Rosacruz del Paraguay, Él es Omnipotente porque como dijimos, es parte del DIOS DEL UNIVERSO. Esta omnipotencia, no obstante, está todavía en estado latente en la humanidad actual.  Es función de la Evolución, desarrollarla y convertirla en una omnipotencia positiva y dinámica.  Esto es lo que gradualmente estamos aprendiendo a hacer en nuestra vida cotidiana y por medio de sucesivos renacimientos. Debemos tener en cuenta que una sola vida es muy poco tiempo para desarrollar estas potencialidades espirituales.
Este PODER INTERNO afecta a la personalidad y a la vida diaria, de la siguiente manera: El Dios Interno, que es omnipotente, y que asimismo posee toda la Sabiduría, está enviando constantemente mensajes a la mente consciente.  Estos mensajes aparecen en forma de intuiciones, inspiraciones, e ideas originales.  Por ello debemos estar muy atentos y saber discernir estos mensajes que estamos recibiendo constantemente, pero que no tomamos en cuenta, en general.  Ellos nos dicen lo que nuestro Yo Superior, con su Sabiduría desea que hagamos.

Si escuchamos y seguimos estas sugestiones o sugerencias, y las llevamos a la práctica, los resultados en nuestra vida diaria serán constructivos y exitosos.
Lo que antes considerábamos fracasos se convertirán en éxito, los obstáculos que se presenten irán desapareciendo gradualmente, y encontraremos que todo comienza a cambiar favorablemente y a actuar conjuntamente y armoniosamente para el bien y para el éxito en todos los órdenes de nuestra vida.  En cambio si no escuchamos a esa voz insonora, o hacemos caso omiso de las intuiciones que provienen del PODER INTERNO y seguimos irreflexivos los deseos del Yo Inferior, nuestros deseos inferiores, o los deseos extraviados de la personalidad, encontraremos evidente que nuestros problemas y dificultades de la vida aumentan, y diremos que nuestro paso por la vida será más difícil.  Así es como, analizando correctamente, con el verdadero discernimiento, seremos capaces de entender cuán importante es estar alertas para ser capaces de captar las ideas, sugerencias o intuiciones del PODER INTERNO, y desde luego, llevarlas a la práctica.

Todos estos mensajes, pueden percibirse más efectivamente, adquiriendo la mente consciente y muy particularmente estableciendo, en forma diaria, momentos de quietud absoluta para la meditación, a fin de que, cuando la mente consciente esté reposada, el PODER INTERNO, pueda hablarnos y nosotros OIRLO.  Sin embargo, debemos saber que ese PODER INTERNO, nos habla y nos envía mensajes en todo momento, a pesar de que tengamos una vida muy activa, muy atareada.  Lo que llamamos la Consciencia, es otro de los mensajes del PODER INTERNO que haríamos muy bién en obedecer.  Si solamente siguiésemos las direcciones de este PODER, cada vez estaremos mejor capacitados para percibir más claramente sus mensajes.  Así iríamos reformando gradualmente nuestra forma de vivir, haciendo que los fracasos se conviertan en éxitos.
Debemos, por lo tanto, cultivar la creencia en la existencia del PODER INTERNO y creer, tener verdadera fe, en su habilidad para transformar nuestras vidas.  Esta creencia, digamos, es el cable, el circuito eléctrico, que nos conecta con dicho PODER.
  Si logramos establecer una conexión clara entre dicho PODER y nuestra Consciencia (llamémosla mente consciente) los resultados serán mejores, porque entonces el Ego puede enviar sus mensajes con mayor claridad y efectividad.
El hecho de negarnos a creer en estas cosas o principios fundamentales, impide el establecimiento de la conexión y si persistimos en ese error, puede aún llegar a destruirla.  Es como si dijéramos que nos quedamos sin la Guía y la Sabiduría del Dios Interno, quedando sin rumbo fijo y expuesto a todos los fracasos.  En cambio, vemos cómo la creencia en ese PODER, es de una importancia sin parangón.  Algunos dan en llamarlo Fe, Fe en Dios; pero eso es la misma cosa, es decir Fe en el Dios Interno y su Poder, que es también parte integrante del Dios Externo y su Omnipotencia.
Si nosotros somos capaces de oír y obedecer a las sugestiones o indicaciones que emanan del PODER INTERNO, el temor y la ansiedad desaparecerán por completo y obtendremos el equilibrio, factor indispensable para el éxito en la vida.  Perderemos así, el temor tanto a la Vida como a la misma Muerte.  Comprenderemos entonces que todo en el universo está ordenado con Sabiduría infinita y que el resultado, estamos seguros de que será BUENO.

Existe aún la posibilidad de aumentar los buenos resultados orando al PODER INTERNO, hablándole, teniendo conversaciones con Él, porque lo tenemos aquí mismo, a nuestro alcance, más cerca que nuestros pies y manos, más cerca que nuestro propio aliento.  El nos escuchará siempre, y nos dará la respuesta correcta a todos nuestros dilemas.  Esto es lo que algunos dan en llamar el “Rogar a Dios”.  Orando, es como estamos trabajando para conseguir nuevos buenos destinos, para neutralizar las deudas malas de nuestros años anteriores, o mejor dicho puede ser aún de vidas anteriores.
Cuando hacemos esto de hablar al PODER INTERNO, mental o audiblemente, contémosle nuestros ideales, nuestras ambiciones, nuestros anhelos, todo lo que deseemos, lo lograremos.  Pero una vez hecho esto, dejemos enteramente el resultado a cargo del PODER INTERNO.  No cometamos el error de demandar esto o aquello.  Cuando hemos terminado nuestra conversación, hemos construido ya la forma de pensamiento necesaria y a su debido tiempo lo que deseamos se materializará por el Espíritu en tal forma y en tal grado que Él considere más Sabio, particularmente si lo repetimos de vez en cuando.  Contentémonos con esto sabiendo que ello es producto de la más elevada Sabiduría.
Esto es lo que llamamos comúnmente: VIVIR POR LA FE.  Vivir serenamente en el conocimiento de la existencia de este PODER INTERNO, y creyendo con Fe que los resultados en nuestra vida, serán perfectos, que todo temor y ansiedad sobre el futuro desaparecerán gradualmente y nos sentiremos confiados, equilibrados y en calma.  Será entonces cuando podremos afrontar con todo éxito aquellas situaciones que antes nos habían defraudado y nos habían hecho fracasar.   Por consiguiente, vivir con FE, no solo aumenta nuestro éxito material, sino que nos hace por añadidura mucho más felices.




Vamos ahora a hablar de otro tema muy importante, de algo que los estudiantes de ocultismo conocen, pero que muchísima gente no lo conoce aún y que para algunos constituye un tema que más lo toman como una simple conjetura, algo infantil, pero que en realidad constituye un tema de capital importancia para todo ser humano.  Nos estamos refiriendo al BANCO UNIVERSAL.  Esta es una institución invisible, conducida nada menos que por los Señores del Destino, el cual como decimos es el próximo tópico de vital importancia que deseamos someter a la consideración de los presentes.  En esta importantísima Institución, estamos continuamente haciendo depósitos de un tipo muy especial.  Cada buen pensamiento, sentimiento y acción noble, hace aquí su depósito.  Toda nuestra labor constructiva, nuestra propia disciplina, nuestro servicio a los demás, y en fin, todas las acciones que estén en armonía con la Voluntad Divina, hacen depósitos en el BANCO UNIVERSAL.  Estos depósitos son la fuente sobre la cual giramos nada menos que nuestro propio destino, nuestra buena fortuna, nuestras oportunidades en la Vida.  El director Invisible de este Banco, junto con los Agentes del Destino, mantienen una contabilidad exacta, infalible, de todos los depósitos que allí se hagan.
De vez en cuando, el Director declara un dividendo en forma de oportunidad, éxito, buena suerte o fortuna inesperada.  Aunque nada sucede por casualidad (Como muy bien lo saben aquellos que conocen la Ley fundamental de Causas y Efectos), la mayoría de la gente cree que estas cosas ocurren más o menos por mero accidente de la vida.  Pero eso es un gran error.  El PODER INTERNO, dentro de cada uno de nosotros, es un alto funcionario del BANCO y tiene mucho que ver con la declaración de los dividendos.
Puesto que el BANCO UNIVERSAL está respaldado por el Universo, nunca puede fallar o fracasar…  Ud nunca podrá perder o ser defraudado de algo que realmente es suyo.  “Solo se realiza su propia voluntad.”   No hay nunca errores en el crédito Cósmico en el cual opera y desenvuelve sus operaciones este Banco.   Si su destino y su éxito no son lo que usted quisiera que sean, es sin duda porque su crédito en el BANCO UNIVERSAL se ha agotado temporalmente.  En tal caso, no queda otro remedio que apresurarse en hacer nuevos depósitos.  Como ya hemos dicho, los depósitos a su crédito se hacen por medio de labor constructiva, servicio y propia disciplina.  Usted puede estar seguro que su diligencia en ese sentido pronto mejorará grandemente las oportunidades y las circunstancias.  Así ve usted cómo su destino es creado por usted mismo, que la suerte y la casualidad son solamente aparentes y que en realidad fueron creadas por usted en el pasado.  Usted está envuelto con la materialización de sus propios actos y pensamientos.  El vencer rasgos indeseables y reconstruir y reformar su carácter, hacer el servicio a sus semejantes, son el medio más potente de hacer depósitos en el BANCO UNIVERSAL.

El “Suministro Universal” del cual hablan tan frecuentemente los estudiantes de metafísica es meramente otro de los nombres que se le dan al BANCO UNIVERSAL.  Muchos estudiantes parecen creer que ellos pueden obtener un suministro completo de todo lo que necesitan con solo repetir algunas afirmaciones.  Pero se equivocan al creer que pueden girar contra el Banco sin hacer antes los depósitos necesarios.  Esto equivale a tratar de “obtener las cosas gratis.”   Nadie debe exigir la materialización de un deseo específico sino que debe dejarlo en manos del Señor, la manera de cómo actuar sabiamente.  Nosotros no poseemos ni el derecho ni la Sabiduría Suya.  Porque si exigimos la materialización de algunos de nuestros pensamientos, estamos expuestos a equivocarnos y obtener algo que “verdaderamente” no deseamos.
Algunas personas no obtienen éxito porque inconsciente o ignorantemente violan la Ley Suprema de DAR y RECIBIR.  Hay ciertamente una Ley Cósmica administrada por fuerzas invisibles que decretan que para poder recibir es necesario dar primero.   Compartiendo lo que tenemos, abrimos el canal que nos permite una inundación de cosas deseables en nuestras vidas.   El Maestro enseña la existencia de esta Ley en el Evangelio de San Lucas, cuando dice:  “Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida, y rebosando darán en vuestro seno, porque con la misma medida con que midiereis os será vuelto a medir” (6.38).   La comprensión y aceptación de esta Ley, y un esfuerzo inteligente por obedecerla, traerá con el tiempo un cambio favorable en todos nuestros asuntos.

                          

Ahora vamos a hablar de la Regla de Oro (Lucas 6.31)  “Y como queréis que os hagan los hombres, así hacedles también vosotros.”  También contiene un importante principio psicológico.  Esta Regla es inequívoca, ella nos dice definitivamente hacer siempre el bien a los demás, bajo todas las circunstancias, a despecho de lo que ellos nos hagan a nosotros.  La Regla es impersonal; la conducta del otro no tiene nada que ver en nuestro caso.  Si se desatiende esta Regla, indefectiblemente obtendremos malos resultados.  Poniendo en práctica la Ley, con el tiempo nos traerá un decidido mejoramiento en nuestro ambiente y nuestras condiciones materiales.  Nos da una personalidad magnética, que nos hace atractivos a los demás y al mismo tiempo no nos faltará la ayuda y la cooperación en la realización de nuestros proyectos.  Crea una fuerza magnética que es un medio de aumentar el éxito en cualquier concepto.
No debemos permitir nunca que el rencor por algún maltrato que hayamos recibido, nos impida hacer lo que quisiéramos que otros nos hicieran a nosotros.  Es realmente beneficioso seguir la Regla de Oro, que no es un mero ideal religioso.
Hay otros dos o tres principios metafísicos o psicológicos que debemos conocer y que acrecentarán nuestra personalidad y nuestro éxito en materia de trabajo y en el abastecimiento de nuestras necesidades materiales.   Perseguir el BIEN en todas las cosas, y en todas las situaciones, a pesar de lo adversas que sean las apariencias, es uno de ellos.   El solo hecho de buscar lo bueno, construye una forma de pensamiento que con el tiempo se convertirá en un bién mayor, mayor éxito, y condiciones más favorables.   Buscar lo bueno, es como comenzar una bola de nieve que crece en tamaño a medida que desciende de una altura.  Esa es también la propiedad de toda forma de pensamiento.  Todas las de una misma índole se combinan y crecen rápidamente.
Esto se aplica al buscar el bién.  El bién en todo nuestro ambiente puede aumentarse indefinidamente por la práctica de este principio.
La alabanza es una extensión de este principio.  La alabanza sincera es un rayo de sol – la luz del alma.  Promueve el buen deseo y el éxito.  Elogie todo lo bueno que encuentre en los demás, aunque sea un motivo baladí, y sobre todo, no se olvide de alabar y dar gracias al PODER INTERNO cada día por su vida, su guía, y su abastecimiento de todas nuestras necesidades.  Todo procede de ese PODER.
El PERDÓN es otra práctica que no debemos olvidar.   El Perdonar es científico.  El Perdón pone en juego las fuerzas de los planos invisibles que nos rodean.  Disuelve las formas de pensamiento de odio, venganza y mala voluntad, e impide su materialización en una suerte adversa.   El rencor, la venganza, la envidia, a menudo se convierten en algunas de las condiciones más desdichadas de la vida, especialmente si se permite continuar pensamientos habituales en ese sentido.

El odio es la fuerza más destructiva del Universo, y el rencor y la venganza son fases del odio.   La venganza es la más mortal de las pasiones; con toda seguridad impide todo éxito.   A pesar de lo que ocurra, no se debe mantener rencor ni ceder a pensamientos de venganza.   Usted puede estar seguro de que si alguien lo ha tratado con injusticia, la Ley invisible le traerá a él la retribución que se merezca.
La Biblia dice: “Amados, no os venguéis de por si…  Yo recompensaré a cada cual como se merece, dijo el Señor.”   No tome la venganza en sus manos, porque lo único que Ud logrará es poner en acción fuerzas psicológicas que más tarde o más temprano reaccionarán sobre Ud mismo con gran desventaja.  La Regla dice: “Perdónelo todo y manténgase perdonando siempre a despecho de toda inclinación personal, y así no perderá Ud, como erróneamente pudiera pensar.
Esto trae a la mente un principio de vital interés sobre el éxito: “Hacer la voluntad de otro es el ácido para probar el amor.”  La Biblia reafirma esto cuando dice: “Haz la paz con tu adversario sin demora.”   La voluntad propia es el amor propio, y el amor propio es una fase del odio hacia los demás.   La aplicación de este principio es particularmente valiosa cuando deseamos evitar pleitos y terminar los que se han comenzado.   Naturalmente que no debemos hacer la voluntad de otro si ello involucra una injusticia ya sea para nosotros o para otros.  Debemos sacrificar las inclinaciones y nuestras ventajas todo lo posible para avenirnos a las ideas de nuestro antagonista y satisfacer su sentido de justicia.   Por este medio lo convertiremos en un amigo.   Hacer nuestra voluntad, siempre obstruye el éxito que la cooperación amistosa establece.
Se ha hablado mucho también del tema de la confesión.  Es probable que usted no haya pensado en esto ni le conceda ninguna importancia.  Usted sin duda habrá pensado que confesar nuestras malas acciones a un sacerdote, a un ministro o a un amigo, no tiene ningún efecto.  Sin embargo, hay un muy importante principio metafísico oculto detrás de la confesión, y este es: principalmente que la confesión disipa la fuerza emocional constituida en formas de pensamiento sobre nuestras faltas del pasado, nos libera y nos ayuda a restaurar el equilibrio y la calma.  Cuando se comete una falta que produce temor, vergüenza, cólera, etc., esa forma de pensamiento penetra profundamente en el subconsciente, y allí fermenta.   Muy especialmente si el mal no se ha subsanado a su debido tiempo.   Formas de pensamiento de esta naturaleza, pueden fermentar en la subconsciencia durante años y con el tiempo generar lo que se conoce por “complejos.”  Si tenemos bastantes de estos complejos enterrados en la subconsciencia, gradualmente perdemos el equilibrio y nos convertimos en nerviosos o neuróticos.   Aquí es donde actúa la confesión.   La confesión libera la energía emocional de estos complejos haciéndolos evaporarse, y entonces ya no vuelven a molestarnos.
Desde luego que no es necesario que hagamos la confesión a un Sacerdote o a un Ministro.  Puede hacerse directamente a la persona a quién se ha perjudicado, o también a otra persona de nuestra entera confianza.   También puede hacérsela a sí mismo a nuestro Yo Superior.   En la Filosofía Rosacruz Cristiana de Max Heindel, nosotros llamamos a estas confesiones con nosotros mismos: “Retrospección.”   Debe hacerse al acostarse, todas las noches, comenzando por analizar los últimos hechos realizados en el día hasta llegar a los primeros de la mañana.   Para que la Retrospección tenga efecto debe hacerse con el mayor sentimiento de contrición, puesto que por este acto nos purificamos y nos deshacemos de la fuerza emocional contenida en los complejos ocultos.   Gran número de personas han encontrado en la Confesión, en una cualquiera de sus formas, un notable aumento de éxito en la vida.

Resulta una idea excelente extender el principio de la confesión o retrospección a los años precedentes de nuestra vida a fin de aclarar los complejos que se han embebido en la subconsciencia y que nos impiden todo éxito.  Este proceso puede ser llamado Retrospección retardada.   La mejor manera de efectuarla, es por escrito.   Siéntese y escriba en líneas generales, los sucesos de su pasado que le hayan causado temor, cólera, vergüenza, etc.  Haga todo lo posible cada vez y así continúe hasta que haya revisado toda su vida.   Gradualmente se notará un maravilloso alivio mental y emocional, que a su vez se reflejará en un mejoramiento de las condiciones materiales.   Esta escritura debe hacerse en secreto y naturalmente los nombres deben omitirse.   Al terminarse esta propia confesión por escrito, debe destruirse.  En la vida no puede lograrse un éxito verdadero, si no tenemos un grado razonable de salud, por lo que debemos considerar a la salud como un factor importante para el logro de nuestras necesidades materiales.  Debemos darnos cuenta siempre que la fuerza de la vida emana de nuestro PODER INTERNO, el Ego.   Si algo se interpone a la afluencia de esta vida hacia nuestro cuerpo y nuestra personalidad, el resultado será poca salud.  Es posible aprisionar al Ego detrás de una nube de erróneas formas de pensamiento, falsas creencias, etc., de manera que la corriente constructiva de la fuerza de vida del Ego, se reduce decididamente.  Si hacemos formas de pensamiento destructivas, tales como de temor, cólera, sensualidad, etc., que nos limitan, y si nos permitimos creer en el poder del mal sobre nosotros, todo esto tiende a encarcelar al Ego, y como cree que está limitado en su vida, realmente lo estará.

Para la Salud es necesario que la personalidad, la mente y la voluntad cooperen con el Ego y rechacen toda forma de pensamiento restrictivo.  Además es posible forjar un instrumento con el cual perforar y destruir la actual nube de pensamientos.   Este instrumento está constituido de NUEVAS FORMAS DE PENSAMIENTO de fe, de fortaleza, de optimismo, de la omnipotencia del PODER INTERNO, de éxito y de seguridad de que todas las cosas buenas son obtenibles.  Haga nuevas formas de pensamiento en este sentido y ellas se combinarán y aliarán entre sí, constituyendo una forma de pensamiento de gran potencia y fortaleza.   Este será el instrumento que perforará la nube mental y liberará al EGO.
Dese cuenta de que solamente los pensamientos erróneos pueden bloquear ese Poder.  Cambie por lo tanto sus pensamientos, y ese poder lo liberará y obrará Milagros en su vida.  Restaurará su Salud.  Cambiará su condición mental.  Use la imaginación para forjarse cuadros mentales de salud abundante y del Gran Poder del EGO interno, y estos cuadros se mezclarán con otras formas de pensamiento de fortaleza y de valor convirtiéndose así en parte del instrumento de liberación.  Entonces encontrará usted que ha dejado de ser un esclavo de la mala salud.  Verá usted que la salud es el complemento normal del reposo (calma) y de condiciones emocionales equilibradas.   Con la salud vendrá una mayor habilidad para el éxito en el trabajo y en el orden material.

LA FELICIDAD SOLO RESIDE EN LA MENTE.  Las condiciones externas tienen una influencia en la felicidad solamente hasta donde se les haya permitido afectar las formas de pensamiento a través de la mente.   Las formas de pensamiento tienen la propiedad de cubrirse a sí mismas con esa substancia del mundo invisible que conocemos como Emoción.   Si pensamos en optimismo y felicidad, la substancia emocional de felicidad invade la mente, y somos FELICES, a despecho de todas las condiciones materiales o corporales.   Si, por el contrario, forjamos formas de pensamiento de temor y de fracaso, ellas construyen en la mente substancia emocional de infelicidad y como consecuencia seremos infelices o desgraciados, aunque poseamos todas las riquezas del mundo, y aunque tengamos una salud perfecta.   Queda, pues, demostrado que la FELICIDAD solo reside en la mente y que por medio del control del pensamiento y la substitución de pensamientos, tenemos siempre la clave de la felicidad y el éxito.

En conclusión, le daremos tres pequeñas fórmulas para la ayuda propia, que están basadas en sanos principios metafísicos y que han demostrado su valor para aquellos que ya los han utilizado.
Primera Fórmula: PENSAMIENTO POSITIVO.  Mantener su mente habitualmente positiva y alerta, no inmóvil e inerte.  El pensamiento positivo cierra automáticamente la receptividad al enjambre de pensamientos, se les cierra la entrada, cesan de influenciar en la vida y las creaciones mentales mejoran grandemente, con un decidido aumento en la materialización de las cosas deseables de la vida.
Segunda Fórmula: LA LLAVE DE ORO: Cuando se encuentre usted en un apuro, cuando haya perdido usted algo de valor, cuando tema usted perder su dinero, sus amigos o su empleo, no continúe usted haciendo formas de pensamiento de estas pérdidas indeseables, que solamente contribuirán a su depresión general, y en cambio invierta el proceso y no haga más que PENSAR EN DIOS.   Dios ya incluye todas las cosas deseables de la vida.  Rehusando pensar en la desgracia y pensando constantemente en DIOS, usted está construyendo pensamientos de fortaleza, de belleza, de bondad y de éxito, aún sin darse usted cuenta de ello.  Estos a su debido tiempo se materializarán en forma de bien y en cambio la calamidad que usted temía se habrá conjurado.
Tercera Fórmula: EL PODER DEL DEBER: El Deber cumplido, un día, a un tiempo dado, tiene el poder de crear suficiente bien para acompañarlo durante todo el día.  Y mañana será otro día en el cual usted puede repetir el proceso.  Los deberes cumplidos con Amor constituyen un camino hacia la liberación.  Esta es una clave vital para el éxito en cualquier período de la vida.  El éxito que se obtiene como consecuencia del deber cumplido, no será siempre la clave del éxito que usted mismo hubiera seleccionado, pero sí será verdadero éxito bajo el punto de vista del Espíritu, y eso precisamente es lo importante.  Y aún más, a su debido tiempo éste se convertirá asimismo en una forma de éxito que será fácilmente reconocido y admitido como el mejor.  Mientras tanto, usted se verá libre de temores y de ansiedades, porque usted sabrá que al final todo saldrá bien.  Así, por medio del Poder del Deber Cumplido usted se capacitará para vivir POR FE en el PODER INTERNO, que es el secreto más importante del éxito en la Vida, incluso en los empleos y en el abastecimiento de las necesidades de la Vida.

Creemos que con estos breves consejos de la Filosofía Rosacruz Cristiana de Max Heindel, si son asimilados y utilizados en su debida forma nos conducirán a una Vida más Feliz y más útil para toda la humanidad.  Si logramos el mejoramiento como individuos, llegaremos a ver en un futuro próximo un mundo mucho mejor y donde ha de reinar plenamente el Mundo del Amor de Dios en el seno de esta actual dolorida humanidad.

QUERIDAS HERMANAS Y QUERIDOS HERMANOS, QUE LAS ROSAS FLOREZCAN SOBRE VUESTRA CRUZ.    
  




       * * *
  

Archivo 1 de 1


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada