miércoles, 7 de octubre de 2015

Amor, Sangre purificadora y Estigmas


DICCIONARIO


AMOR: Se menciona en la mayoría de las doctrinas religiosas y trascendentes, que la causa de la creación de los seres fue el Amor. Y por ello solo mediante la completa emancipación por el Amor, podrá el hombre elevarse más allá de la Ley y convertirse él mismo en una Ley. Habiéndose conquistado a si mismo, conquistará entonces a todo el mundo. Por ello, el verdadero aspirante Rosacruz, será dentro de lo posible, una personificación del Amor. El amará a todos con un corazón puro y ferviente, no odiará a nadie, no despreciará a nadie; porque en cada ser humano verá el rostro del Amado Dios y en todo lo creado encontrará su huella.

SANGRE PURIFICADORA:  Cuando el salvador, Cristo Jesús, fue crucificado, su cuerpo fue herido en cinco centros en los que fluyen las corrientes del cuerpo vital y la presión de la corona de espinas produjo un flujo en el sexto centro también. Cuando la sangre fluyó en esos centros, el Gran Espíritu Solar, Cristo, se liberó del vehículo físico de Jesús y se encontró en la Tierra con vehículos individuales. Los vehículos planetarios ya existentes fueron compenetrados por sus propios vehículos. El difundió su propio cuerpo de deseos en el planeta, lo que le permitió entonces trabajar sobre la Tierra y sobre la humanidad desde adentro. La expresión “la sangre purificadora de Cristo Jesús”, significa que la sangre que fluyó en el Calvario, está ligada al Gran espíritu Solar, Cristo, quien por ese medio aseguró su admisión en la Tierra misma y desde aquel momento es su regente. El difundió su propio cuerpo de deseos por todo el planeta, purificándolo así de todas las viles influencias que se habían desarrollado bajo el régimen del Espíritu de Raza.

ESTIGMAS: Los estigmas o marcas del Cristiano, representados similarmente en el místico y el ocultista, son aquellos producidos en el cuerpo físico por medio de la crucifixión en las palmas de las manos, los arcos de los pies y en la cabeza, localizados en la misma relativa posición uno con otros, al igual que las puntas de una estrella de cinco puntas. Los estigmas del Místico Cristiano se desarrollan por medio de la constante contemplación e imitación de Cristo en todas las cosas. Comprenden no solamente las heridas en las manos, pies y costado, sino también las marcas de los latigazos y de la Corona de Espinas.


ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Calle Colombres 2113 – Bº Lomas de S an Martín
5.008 – Córdoba – República Argentina

*

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada