miércoles, 30 de enero de 2013

LAS ENERGÍAS CURATIVAS DEL AGUA ALCALINA IONIZADA (Parte UNO)





LAS ENERGÍAS CURATIVAS DEL
AGUA ALCALINA IONIZADA
Por
Alexandra Porter, Ph. D.

“La ciencia progresa no debido a que los científicos cambian sus mentes, sino porque los científicos apegados a puntos de vista erróneos mueren y son reemplazados.”
1 Max Planck

Conferencia
29 de marzo, 2004/actualizada el 2007 y el 2012

¡Buenas tardes a todos! Bienvenidos a la primera de esta serie de conferencias sobre “Las energías curativas del agua alcalina ionizada”.

Antes de comenzar esta conferencia concentrémonos en nosotros mismos. Siéntense cómodos en sus sillas, relájense por un momento y atraigan a ustedes esa misma actitud
que cuando están en la presencia de Dios. Muy bien, ahora permítanme comenzar esta conferencia con una oración:

Dios Padre-Madre, te pedimos en esta conferencia de hoy Tu bendición y que nos concedas la seguridad de Tu presencia. Por favor, permítenos a cada uno reunirnos contigo a través de nuestro Señor Jesucristo y que todos los que estamos reunidos aquí encontremos comodidad y paz mental en el contenido de esta conferencia. Por favor únanse a mí en la oración al Señor: Padre nuestro que estás en los cielos……

Ahora terminaremos este espacio de agradecimiento mediante una concentración sobre “Curación de Patrones Celulares de Desarmonía”

¡Excelente! Con esto terminamos nuestro momento de oración. Muchas gracias por su participación.

INTRODUCCIÓN:
En esta charla exploraremos el tópico referente a nuestros deseos físicos y mentales. Se incluye una breve explicación de cómo podemos ser fuertes mediante la corrección de los
patrones celulares de desarmonía y comprender las energías curativas del agua alcalina ionizada que es el título de esta conferencia.
El contenido de esta conferencia nace de mi trabajo investigador en el área de salud y servicio humanitario. En esta charla exploraremos el tema del agua alcalina ionizada en lo que se refiere a los patrones celulares y las enfermedades que tienen efecto sobre la desarmonía de nuestra estructura celular. Esta conferencia también nos ayudará a resolver las siguientes preguntas:

* ¿Qué papel juega el agua en las enfermedades?
* ¿De qué manera el agua afecta la estructura celular de nuestro cuerpo?
* ¿Qué es el agua alcalina ionizada?

Con relación a esto se presentarán ideas novedosas para explorar las preguntas relacionadas con los patrones celulares de desarmonía.

* * * * * * * * *


Parte 1- Colon Tóxico

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

El colon o intestino grueso es una parte importante del sistema digestivo. Se lo conoce a menudo como el sistema de drenaje de nuestro cuerpo. El colon humano debe cargar los
residuos de los alimentos que ingerimos y su configuración incluye nervios sensitivos y glándulas que ayudan en la asimilación del alimento, en especial las vitaminas, enzimas y
el agua. Cuando el colon trabaja adecuadamente, sus movimientos peristálticos (tipo ondas musculares) mueven el alimento a lo largo del sistema y eliminan sustancias no
asimiladas en forma de residuos entre 16 a 24 horas después de haber comido. Un individuo saludable con un colon limpio y saludable tendrá dos emisiones fecales por día.
Éstas deberían ser largas, bien formadas, flotantes y libres de olor fétido. No es necesario decir que un colon saludable es esencial para tener un cuerpo saludable.

ESTADÍSTICAS:

En los Estados Unidos se realizan sobre 100,000 cirugías de colostomía cada año para remover parcial o totalmente enfermedades o cánceres de colon. Con el tiempo, un colon
enfermo puede perder su habilidad de eliminar adecuadamente todos los materiales de desecho de su tracto digestivo. Esto se debe a la combinación de lo siguiente:

1. Una dieta pobre
2. Falta de ejercicio
3. Estrés
4. Ingestión de drogas
5. Estilo de vida
6. Una variedad de otros factores

El tiempo de tránsito saludable del alimento a través de nuestro cuerpo es de menos de 24 horas. En la actualidad con los alimentos procesados carentes de enzimas y fibras
naturales y cargados de azúcar refinada, combinados con un estilo de vida menos activo y más sedentario, el tiempo de transito se ha retardado a 70 horas. Muchos expertos creen
que la persona promedio tiene de 5 a 20 libras de materia fecal acumulada en su colon, mientras que una persona con un colon tóxico puede tener 40 libras o más. El Instituto
Nacional de la Salud publicó una investigación que mostraba que:

a. 4.5 millones de estadounidenses están estreñidos la mayoría o todo el tiempo.

b. En Estados Unidos, se hacen sobre 2.5 millones de visitas médicas por año por pacientes que se quejan de estreñimiento.


c. El 80% de las enfermedades y molestias se refiere a un colon enfermo debido a materia fecal compactada.


EFECTOS DE UN COLON TÓXICO

Como he mencionado anteriormente, el 80% de todas las enfermedades y molestias pueden estar relacionadas con un colon tóxico. Sin embargo, la gente no está consciente
que tienen un colon no saludable. Cuando el colon humano se hace menos activo, el cuerpo no elimina su materia de desechos en forma tan efectiva. Por lo tanto, cuando el
proceso de eliminación no funciona tan adecuadamente, los depósitos de la materia de desechos se acumulan en los pliegues del colon. Normalmente, nuestro cuerpo empuja los
desechos fuera de nuestro colon en un periodo de 16 a 24 horas. Cuando somos incapaces de eliminarlos adecuadamente, estos desperdicios permanecen en nuestro cuerpo por días y nos envenenamos con estas toxinas. Peor aún si alguno de estos materiales de desecho se
depositan a lo largo de las paredes del colon, éstos podrían quedarse por meses o aún por años. Es interesante notar que estos depósitos de materia fecal endurecida pueden alcanzar
el espesor de 2 a tres pulgadas y pueden ser tan duros como el caucho de las llantas. Una persona saludable promedio que no está estreñida llevará alrededor de 5 a 20 libras de
materia fecal en sus intestinos y colon en cualquier momento determinado. Sin embargo las personas que están estreñidas o son irregulares pueden llevar hasta 40 libras más.
La gente no hace la correlación entre un colon enfermo y un cuerpo no saludable. Un colon afectado puede perturbar peligrosamente nuestra salud en general incluyendo todos
los sistemas de nuestro cuerpo si abusamos e ignoramos nuestro colon y retrasamos los procesos de eliminación; las toxinas que debían ser eliminadas continuarán acumulándose y se reabsorberán en el torrente sanguíneo. Esto crea una condición de salud muy grave
conocida como autointoxicación o auto envenenamiento.
La autointoxicación es un proceso en el cual el cuerpo literalmente se envenena al mantener un depósito de materia descompuesta en su colon. Este depósito interior puede
contener una concentración tan alta de bacterias peligrosas como un pozo séptico bajo la casa. Las toxinas evacuadas por el proceso de putrefacción entran en el torrente sanguíneo
y viajan a todas partes del cuerpo. Cada célula del cuerpo se ve afectada y de allí se generan muchas formas de enfermedades. Ya que esto debilita todo el sistema, la
autointoxicación puede ser considerada la causa de casi cualquier enfermedad.

Muchos expertos creen que todas las enfermedades comienzan en el colon. Esta creencia se debe al hecho que no solamente el alimento descompuesto produce estas sustancias tóxicas y proveen un campo de sustento para bacterias dañinas, sino que bloquea al intestino y le impide absorber nutrientes beneficiosos. Entonces, a más de la información alarmante ya mencionada, la lista que sigue representa algunos de los efectos dañinos que
un colon tóxico puede incidir en su cuerpo. Un colon tóxico puede:

• Debilitar y estresar nuestro corazón.
• Producir manchas en la piel, palidez, soriasis, manchas en el hígado y arrugas.
• Irritar los pulmones y causar mal aliento.
• Afectar el cerebro, perturbar las funciones mentales y causar senilidad.
• Causar dolor y endurecimiento en las junturas y contribuir a la artritis.
• Causar debilidad muscular y fatiga.
• Robar nuestra juventud, arruinar nuestro bienestar y causar envejecimiento prematuro.

(Esta foto muestra los problemas de salud causada por un colon tóxico – desplegar el cuadro aquí).

CASO DE ESTUDIO:

Antes de presentarles este caso de estudio, se precisa alguna información acercar de mis antecedentes. He sido una sanadora espiritual desde que era muy joven. Tenía quince
años cuando comencé a entender lo que realmente significaba la curación espiritual.
Como yo lo veo, hay la creencia de que existe una frecuencia electromagnética a lo largo de todo el universo, que se mueve a la velocidad de la luz y que tiene propiedades curativas. Se entiende que estas frecuencias curativas electromagnéticas se encuentran en todo el universo y por tanto no podrían ser aisladas.
He encontrado en mi experiencia médica profesional una habilidad médica inusual para sanar a las personas, no mediante medicinas o la cirugía, sino por medio de una onda de frecuencia energética aplicada a la enfermedad. Como una Sanadora Espiritual, la idea de continuar hacia el desarrollo de una teoría modelo de patrones celulares de desarmonía, me reveló las propiedades verdaderas de mi frecuencia curativa y en el ínterin descubrí un método, un proceso y una misión específica para mi vida.
La idea de proceder con el estudio inicial de curación espiritual se desarrolló a medida que mis pacientes continuaron mostrando ataques recurrentes de similar dolencia. Los pacientes decían que, en el transcurso, sus dolencias parecían mejorar. Frecuentes
consultas a sus médicos no revelaron señales de patologías clínicas. Sin embargo, los pacientes sentían que seguía un proceso de enfermedad dentro de sus cuerpos. La
recurrencia de las enfermedades manifestaba en los pacientes molestias como: dolores de cabeza temporales, visión borrosa, dificultad al tragar, fluidos en los oídos, plenitud en el estómago y dolor en la parte superior de la espalda, para mencionar unos pocos. Durante
la fase activa de estos síntomas, los médicos de estos pacientes no encontraban razones comprobables para ello. Entonces procedieron a prescribir medicación para aliviar dichas molestias.


Los pacientes que seleccioné para este estudio estaban teniendo períodos recurrentes de molestias específicas, aunque sus cuerpos estaban libres de síntomas físicos o psicológicos de enfermedades. Estos pacientes estaban aparentemente en desarmonía pero sus médicos
personales eran incapaces de encontrar una evidencia física de la enfermedad. Aunque no podían señalar sus inquietudes, sentían que sus vidas no estaban siguiendo el camino correcto. Sus molestias eran difusas, pero todos hacían hincapié en sus sentimientos de desarmonía. La tenacidad de los pacientes para encontrar la razón de su falta de armonía provocó un acorde resonante dentro de mí y mis deseos de aliviar sus desarmonías hizo que me haga una y otra vez una pregunta: “¿Por qué en ausencia de síntomas físicos y/o psicológicos la enfermedad continúa prosperando?” Para encontrar la respuesta a esta
interrogante comencé a comprometerme en este tipo de experimentación.
Entre los hallazgos de mi investigación, presento aquí los conceptos teóricos de un patrón celular de desarmonía junto con la experiencia que se ha convertido en mi ilustración
casuística. Esta investigación ha sido una de mis más exultantes experiencias dentro de la práctica de curación espiritual. Las sesiones de curación espiritual comenzaban con una oración, y después de las preguntas o comentarios de los pacientes la sesión terminaba con una oración. El siguiente caso de ilustración se presenta aquí para mostrar cómo un patrón de desarmonía puede estar relacionado con una desarmonía física.

CASO DE ILUSTRACIÓN:

Éste es el caso de una secretaria de 55 años quien se quejaba de problemas con su abdomen bajo y desórdenes del sueño. Ella parecía ser una buena historiadora, confiable y muy determinada en su necesidad de curarse. Cuando vi por primera vez a la paciente, ella me refirió una historia de hipotiroidismo de cuarenta años, una vitalidad baja en los
últimos cinco años y apariciones intermitentes de olvidos.

1. En su primera visita, una evaluación espiritual reveló un defecto estructural en su colon. Ante la explicación de mi hallazgo espiritual la paciente me dijo:

“Alexandra, ¿cómo sabes eso?” Se podía deducir de su expresión facial que ella dudaba lo que le había dicho.

Comencé diciéndole que “en la terminación izquierda de su colon transversal, una parte del colon estaba torcida. Continué diciéndole que aquella sección del colon
“se ha prolongado más allá de sus límites formando un bucle para acomodar su longitud extra”. Cuando terminé de explicarle, su cara mostraba incredulidad, y dijo una vez más: “Alexandra, ¿cómo sabes eso?”

Le repliqué: “lo que veo se me dado en un símbolo y he interpretado su lenguaje en mi cabeza” Era evidente que mi explicación no tuvo rechazo y ella permaneció en
silencio. Procedí con la curación espiritual y luego se fue.


2. Nueve semanas después la paciente vino a mí con las mismas dolencias. Le expliqué nuevamente el defecto estructural del colon y otra vez me miró con incredulidad. Esta vez ella sintió que yo era sincera pero verbalizó su incredulidad.

Procedí entonces con la curación espiritual y se fue.

3. La paciente regresó luego de un mes con similares síntomas. Al examinar el abdomen con el estetoscopio no había ruidos intestinales audibles. Dijo que su última evacuación había sido catorce días antes de esa visita.
 Cuando le pregunté si tenía movimientos intestinales regulares, declaró que su patrón era una vez cada
una o dos semanas. Declaró que su médico particular era consciente de este patrón, pero no había encontrado ninguna razón identificable para el patrón de evacuación.
Entonces procedí con la curación espiritual y se fue.

4. Al cabo de tres semanas la paciente regresó con síntomas similares. Esta vez la evaluación espiritual fue la misma.
Luego de explicarle otra vez el defecto estructural del colon, insistí una vez más en que quizás su abdomen debería ser
examinado para buscar signos de obstrucción. Asintió y entonces procedimos con la cura espiritual y abandonó el lugar.

5. Seis semanas más tarde regresó la paciente con iguales síntomas. Mencionó que tendría una consulta con su médico privado en seis días. La evaluación espiritual arrojaba los mismos resultados pero yo estaba contenta que su médico privado le iba a hacer una evaluación de su abdomen una vez más. Se hizo la cura espiritual y salió.

6. Al cabo de un mes regresó la paciente. Esta vez trajo consigo una radiografía de su abdomen. Los rayos X mostraron un bucle distinto en la sección del terminal
izquierdo del colon transverso. La radiografía mostraba el área exacta del colon transverso y era exactamente lo que le había indicado en la primera evaluación espiritual.

El símbolo que yo había recibido meses atrás mostraba ahora la explicación completa. La paciente dijo que había regresado a la cura espiritual porque estaba convencida por los rayos X y me pidió que trabaje en el defecto estructural de su
colon mediante la curación espiritual. La paciente no había creído a pesar de que yo sabía que había recibido el símbolo como una réplica exacta; pero en mi sentimiento profundo de conocer había la sensación de que el símbolo podría ser
empíricamente explicado.

Durante esta consulta la evaluación espiritual reveló un colon tóxico. Discutí con la paciente estos hallazgos y le expliqué las teorías del agua alcalina. El estreñimiento es el efecto secundario más frecuente del tratamiento farmacológico crónico y la mejor estrategia es controlarlo al principio del tratamiento. Estos medicamentos producen estreñimiento mediante su unión a receptores intestinales, inhibiendo así la perístasis. Cuando el tránsito de las heces se enlentéce, el aumento de la absorción intestinal de agua y sodio en el intestino grueso acarrea deposiciones duras y secas. En la medida de lo posible, los pacientes en tratamiento farmacológico crónico debieran ser instruidos en el aumento de su ingesta de fibra y líquidos /2/.

Adicionalmente, le expliqué las teorías acerca de los cinco (5) pasos simples para maximizar la salud y conseguir un mejor porcentaje de alivio para su enfermedad.

Estos son:

a. Desintoxicar
b. Hidratar
c. Oxigenar
d. Alcalinizar el pH de su cuerpo
e. Mejorar su sistema inmune.

La alenté a que mantenga un contacto cercano con su médico privado y que haga un esfuerzo especial para cumplir con sus pruebas diagnósticas. Ella escuchó muy atentamente y pareció entender; por tanto procedí con la curación espiritual y luego se fue.

7. En su siguiente sesión de curación espiritual, un mes más tarde, ella estaba muy expresiva y su experiencia me fue descrita minuciosamente. En esa sesión se dio cuenta de que el estreñimiento crónico se debía a su renuencia a aceptar ideas nuevas e innovadoras en su vida. Ella habló de su trabajo y su vida en general y de cómo ella se había negado a abandonar sus viejas maneras poco funcionales. Me informó que había comenzado a usar el agua alcalina ionizada y que su médico había seguido monitoreando los patrones de sus ruidos intestinales.

8. La paciente regresó a consulta al cabo de un mes. Durante esta visita fue compartiendo verbalmente sus experiencias de su hogar y de su trabajo y su comportamiento fue pacífico. Me informó que todavía usaba agua alcalinizada ionizada y comiendo más saludablemente.

9. La paciente regresó al cabo de un mes para curación espiritual. Durante su visita mencionó que aunque no creía en este tipo de trabajo espiritual, había buenas razones para regresar. Una de ellas por las que seguía regresando era que después de cada tratamiento había una completa evacuación intestinal que le limpiaba de una manera que no había experimentado antes.

En algunos casos, el empleo de guías prácticas para condiciones concretas puede constituir de hecho un estándar de cuidados. En la mayoría de los casos esto aportará una ventaja al cuidador, aunque puede suponer una complejidad inesperada en un caso que no encaje claramente en los parámetros de las guías empleadas.

Cuando el tratamiento deba apartarse del estándar, es necesaria una documentación sobre la variante para mostrar que el estándar de cuidados para este paciente difiere de las guías.
Este cliente retuvo información concreta que era crucial en su estado de salud.
Entre las razones que daba, por las que buscaba curación espiritual, una completa evacuación intestinal era la más importante. Además me confesó que le era incómodo conversar este tópico conmigo y con su médico privado. Dijo también que estaba siguiendo la nueva dieta alcalina, usando el agua ionizada alcalina y que sus intervalos de evacuaciones eran más frecuentes.
Cinco años más tarde hablé con la paciente y me informó que su patrón de movimientos intestinales diariamente había cambiado a dos o tres al día y que sus otras molestias habían
desaparecido.

*************


Por Alexandra Porter, Ph. D.

*

 " continúa en parte 2 "

*


* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada