lunes, 20 de enero de 2014

EJERCICIOS DE CONCENTRACIÓN Y RETROSPECCIÓN



EJERCICIOS DE CONCENTRACIÓN Y 
RETROSPECCIÓN 

Al haber recibido hace poco un vídeo muy interesante con una 
propaganda intrépida e ingeniosa de un comercial sobre un 
automóvil japonés, la cual se desarrolla a través de una idea que 
involucra varios principios básicos de la Física, como son la 
energía en dos de sus manifestaciones, la cinética y la potencial, 
vino a mi mente una conferencia recién emitida hace un par de días 
por un querido visitante a mi país, un miembro de la Fraternidad 
Rosacruz, el señor Richard Koepsel. 

En una de sus reflexiones, mientras disertaba sobre la enorme 
potencialidad y eficacia espiritual de los ejercicios rosacruces de 
concentración y retrospección, él decía que el Universo, en su 
esencialidad ultérrima, es una IDEA y por tanto, de esa 
atemporalidad se deriva el misterio de la Vida misma y la 
Evolución. 

Estos ejercicios, sostenida y eficientemente realizados, tienen una 
energía cinética y potencial inconcebible para el Ser, pues son 
ejercicios cosmológicos entregados por los Hermanos Mayores para 
nuestro desarrollo integral y su práctica nos eleva desde la materia, 
pasando por el Mundo del Pensamiento Concreto y luego el del 
Abstracto hasta el reino del Espíritu de Vida y aún más allá, en la 
adoración, a los dominios del mundo del Espíritu Divino. Aunque 
aparentemente fáciles de cumplirlos, sabemos todos que no es así 
y a veces creemos que sus resultados no se vislumbran enseguida 
y que por lo tanto se nos parecerían como inútiles. 

Como en el vídeo que anexo, cualquier esfuerzo persistente, 
coherente y bien hecho en ese sentido, nos guiará lenta pero 
seguramente a las metas de amor y servicio desde el Espíritu y 
formará nuestra materia anímica, tan necesaria para el trabajo 
consciente en los planos superiores y como Auxiliares Invisibles en 
ciernes. Tratemos con todo nuestro corazón y nuestra voluntad de 
practicar los ejercicios sagrados diariamente, de manera persistente 
y sin desmayo a pesar de cualquier fracaso provisional y paso a 
paso llegaremos a resultados espectaculares e insospechados y 
diremos perentoriamente y llenos de calmado gozo, como en el 
comercial de Honda anexo: 

“Cuando las cosas simplemente funcionan”. 



JOSE MEJIA R. 
23 de Diciembre de 2011 



* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada