lunes, 4 de abril de 2016

Anécdotas de la Ópera

(Imagen de La Flauta Mágica - música en youtube desde aquí)

Anécdotas de la Ópera

Vamos a dar la nota. Ya lo verán o, mejor, lo escucharán. Oiremos bellas arias del mundo operístico mientras conoceremos anécdotas de sus compositores, de ciertos misterios que tiene este género musical y si además lo hacemos con las explicaciones del gran Antonio Piñero, Catedrático Emérito de Filología Neotestamentaria, la sorpresa puede ser de lo más gratificante. Bellini, Mozart, Verdi, Puccini, Bizet, Wagner, Rossini, Arrieta… nombres que ya forman parte de la historia musical, pero destacaremos su «otro lado más desconocido». Por ejemplo, ¿saben que existe un aria maldita que cuando se canta ocurren desgracias? ¿O que los castrati eran cotizados en el escenario y en la cama? ¿Y de ciertas óperas masónicas? Que «nadie duerma» (Nessun Dorma) en este sonoro programa porque vamos a dar el do de pecho, bien dado.

pueden escuchar el programa de radio, desde aquí


*

Anécdotas de Opera
En torno a la ópera, como en la vida misma, a lo largo del tiempo se han ido produciendo numerosas anécdotas que en este blog tienen su espacio en el apartado Chafarderías. Algunas de ellas creemos sean más producto de la fantasía popular que de la realidad, pero en todo caso algunas son divertidas y otras, cuando menos, curiosas.
También hay autores que son fuente inagotable de anécdotas, como por ejemplo Rossini.
De él se dice, que era tan perezoso que escribía sus óperas echado en su cama, y que si por una de aquellas casualidades, una de las hojas de la partitura le caía al suelo, prefería reescribirla antes que levantarse a recogerla. ¿Será verdad?. Lo que si es cierto, y no sabemos si es fruto de esa pereza que se le atribuye, es que usaba más de una vez la misma música para varias óperas, sobretodo las oberturas.
Otra perla de Rossini es aquella que explica que una vez un grupo de admiradores suyos querían hacer una colecta para erigirle una estátua, y él les dijo “Dadme el dinero y ya me subiré yo mismo al pedestal”…
Otra tema muy recurrente en el anecdotario operístico, son las rivalidades entre cantantes y, más concretamente, sobre sus honorarios. Hay una historia acerca de un tenor que no había estipulado su sueldo y sólo exigió que éste fuera superior al de la soprano en un dólar. La soprano cantó gratis…y él cobró un dólar.
Los divismos y excentricidades de algunos cantantes también son sobradamente conocidos. Bien reciente es la historia de los trabajadores del Met que después de haber “disfrutado” de las genialidades de la soprano Kathleen Battle, se hicieron imprimir camisetas con la leyenda “Sobreviví a Kathleen Battle”.

Luego hay las incontables historias de caídas de decorados, de artistas, etc

En fín, como éstas, infinidad de anécdotas que contamos y seguiremos contando en nuestras Chafarderías.

Para acabar con una sonrisa y poner un ejemplo de sentido del humor, traemos a Renée Fleming y los Muppets a ritmo de Rigoletto, y que Verdi nos perdone.

Renée Fleming @ The Muppets Show, desde este vídeo:



*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada