lunes, 27 de mayo de 2013

Emilio Carrillo – Multiversos y Principio Holográfico: Ciencia, Consciencia y Espiritualidad

Emilio Carrillo – Multiversos y Principio Holográfico: Ciencia, Consciencia y Espiritualidad

Más allá de los ficticios dualismos que abundan en Tercera Dimensión, no hay dicotomías entre Ciencia y Espiritualidad, que realmente son como la letra y la música de una misma y hermosa canción. Cada vez son más numerosas las manifestaciones de esta íntima interconexión.
Un bello y potente exponente de ello lo constituye todo lo relacionado con la Consciencia, en general, y con la toma de consciencia, la expansión de ésta y la denominada ecuación de decisión, en particular. Son temas a los que muchas escuelas y corrientes espirituales han prestado secularmente gran atención y a los que la ciencia está dando en la actualidad gran importancia de la mano de la Teoría de los Universos y Multiversos Paralelos, las Realidades Supersimétricas y la Teoría del Principio Holográfico.
Esta ponencia retoma lo recogido por escuelas espirituales de todos los tiempos y culturas y por las últimas innovaciones y aportaciones científicas en los campos reseñados para mostrar que la consciencia se expande ondular y fractalmente en el contexto de un proceso de preguntas y opciones en el que tomar consciencia no es hallar respuestas, sino formular preguntas. Y las preguntas no tienen respuestas, sino que abren opciones que conducen, cada una, a nuevas preguntas.
En la realidad física, que es “cuántica”, todas las opciones acontecen a la vez (Universos y Multiversos Paralelos y Realidades Supersimétricas), pero en la medida que nuestra consciencia se decanta por una concreta, ésta es la que experienciamos consciencialmente (en el “interior”) y moldea holográficamente (“Teoría del Principio Holográfico”) lo que nuestros sentidos físicos perciben como realidad (“exterior”) en Tercera Dimensión.
Esta co-creración de la “realidad” exterior es tanto individual como colectiva (Matriz Holográfica), genera tanto impactos inmediatos como una cadena de causa-efectos a corto, medio y largo plazo (también en la cadena de vidas o reencarnaciones) y provoca una amplia batería de intersecciones conscienciales entre seres humanos y el funcionamiento de la llamada Ley de Atracción.


* * *
Agradecemos al Sr. César Lillo Arellano, por este artícuo.
Afectuosamente, Edgardo Ceol

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada