jueves, 23 de mayo de 2013

MEDITACIÓN SOBRE LA PAZ MUNDIAL



MEDITACIÓN SOBRE LA PAZ MUNDIAL

Existe una única fuerza en el universo: la fuerza de Dios, que Él
lanzó al espacio en forma de Verbo, que no es una simple palabra o
sonido, sino un Fiat Creador. Ese Fiat Creador transformó los millones y millones de átomos en estado caótico, en figuras y formas que van, desde la estrella de mar hasta la estrella de los cielos, desde el microbio hasta el hombre; de hecho, en todas las cosas y seres que constituyen y pueblan el universo. Las sílabas o tonos de este verbo creador van siendo emitidos, uno tras otro, a lo largo de las eras, dando lugar a nuevas especies y haciendo evolucionar las anteriores. Y todo ello, siguiendo fielmente el
pensamiento y el plan concebidos por la Mente Divina, antes de que esa efusión dinámica de energía creadora fuese dirigida a los abismos espaciales.
Dios es la única fuente de poder y en Él, real, verdadera y
literalmente, vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. No fue, pues, un mero sentimiento poético el que hizo exclamar al salmista:

¿Dónde me esconderé de Tu espíritu?
¿Adónde huiré de Tu presencia?
Si asciendo a lo alto de los cielos, allí estás Tú.
Si preparo mi lecho en la tumba, allí Te encuentras.
Si, en alas de al aurora, voy a habitar
en lo más alejado del mar,
también allí me conducirá Tu mano
y Tu diestra me sostendrá.

Todos conocemos el poder del pensamiento dirigido a un propósito
determinado. Unamos, pues, nuestros pensamientos a los de todos los amantes de la paz, mientras formulamos la siguiente plegaria:

“Padre Celestial: de acuerdo con Tu voluntad, que el Principio Amor­ Sabiduría del Poder Divino erradique la discordia y establezca la armonía y la paz universales en los corazones y en los asuntos de los hombres”.


* * *



En el caso de que esta meditación se haga en grupo, y si así se

prefiere, puede romperse el silencio con la Oración de la Fraternidad
Rosacruz.


*






* *


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada