domingo, 24 de mayo de 2015

Ahogarse en un Vaso de Agua


Ahogarse en un Vaso de Agua.

Si observas con atención y miras a tu alrededor, observarás que la mayoría de las personas fácilmente hacen un drama de una minucia. Sacan las cosas de quicio, se sienten gravemente ofendidas y molestas y montan un cirio ante el menor contratiempo o contra vida. Actuando así, convierten su existencia en una permanente emergencia y no es de extrañar que el estrés sea la patología más generalizada hoy en día. La vida da un giro de 180 grados el día que la persona entientienda que nuestras desgracias, problemas, sinsabores, temores, penas y desasosiegos, no dependen tanto de las circunstancias ni de los momentos más o menos difíciles y problemáticos que nos toque en suerte pasar, cuanto de la forma, la actitud que adoptemos ante esas circunstancias, personas y hechos. Por eso, hay que tener en cuenta una frase de Epícteto, que dice: “Cada vez que tengas ante tí una cuestión difícil o una situación crítica no busques que los acontecimientos sucedan como tú quieres, sino que desea que sucedan como sucedan, tú salgas bien parado”. Hoy me gustaría recordar que no hay mejor médico que la esperanza y la ilusión. Que aunque sea muy ruidosa, amenazadora y larga la tormenta, el sol volverá a brillar, y el cielo aparecerá en toda su plenitud azulada, limpio de nubles. El constructor sabe que en invierno las ramas de la higuera, del peral o del manzano están secas y frías, pero que al llegar la primavera reverdecerán, florecerán, y poco después darán sus frutos. ¿Por qué no aprendes de la permanente sabiduría de la naturaleza y dejas de ser pájaro de mal agüero que todo lo contamina con su derrotismo y negativismo? Aprende desde hoy a construir con tu mente positiva, con tu entusiasmo y tenacidad esperanzada y deja ya de focalizar tus pensamientos en lo deplorable y lamentable. No olvides dos cosas: que la esperanza es el flujo y el aliento de la vida y que todas tus esperanzas están en ti. Optimiza tu vida.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada