domingo, 7 de junio de 2015

Efectos de las emociones


EFECTOS  DE  LAS  EMOCIONES


            Como estudiantes de las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental , sabemos que los nervios son la expresión del cuerpo de deseos y y que el sistema nervioso cerebro-espinal y el cerebro, han sido construidos por el cuerpo de deseos. Es un hecho indudable de que existen condiciones físicas definidas asociadas con las diferentes emociones.

            Hablando en términos generales, se pueden dividir las emociones en dos clases: las contráctiles y las expansivas.

            A las del tipo contráctil pertenecen el miedo, la envidia, la ira, la angustia y la depresión. Experimentos de laboratorio han demostrado que las emociones traen consigo ciertos cambios físicos y químicos. Las emociones son un incentivo para la acción y si ellas no son seguidas por esta, producen efectos dañinos, provocando entorpecimientos o espasmos de los órganos que suspenden por esta razón sus funciones y agotan el sistema nervioso.

            En la segunda guerra mundial, los Rayos X y otros exámenes médicos efectuados a los soldados y oficiales, durante aquellos períodos en que sus deberes estaban llenos de responsabilidad y de gran ansiedad, demostraron la verdad de estas investigaciones fisiológicas.

            Por eso es que cuando las emociones depresivas o contráctiles se prolongan en forma indebida, originan un descenso de la vitalidad y traen como consecuencia la enfermedad.

            Por otra parte, las emociones de valor, de júbilo y las  aspiraciones nobles y sublimes, son portadoras de una sensación de expansión y de libertad, las acompaña una relajación de los vasos sanguíneos y de los músculos, lo que induce a una relajación más profunda y a un funcionamiento saludable de los órganos.

            Las emociones expansivas tienden a la salud, a la actividad y a la utilidad. El individuo consigue con ellos una vida más completa, más rica; pero si se permiten en exceso o en desequilibrio y no se disciplinan, mediante el intelecto, fatigan el sistema nervioso y repercuten en el cuerpo físico, en forma de síncopes, estupor, ataques convulsivos y trance.

            La música de arte mayor, llamada música clásica, tiene efectos calmantes de las emociones, siendo una de las fuerzas más potentes de las que disponemos para curar y elevar a la humanidad.    

ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Colombres 2113 – Bº Lomas de San Martín
5008 – Córdoba – República Argentina
E-mail: cristianosmisticos@argentina.com


Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte.

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada