domingo, 28 de junio de 2015

La Ciencia y la Orden Rosacruz


LA  CIENCIA  Y  LA  ORDEN  ROSACRUZ


Muy estimados amigos:
                                       Estuve estudiando con gran atención una Lección de los Estudiantes de la Fraternidad y me pareció oportuno hacer algunas consideraciones sobre un tema de gran importancia para tenerlo muy en cuenta, dentro de nuestra sagrada tarea de ofrecer a nuestros hermanos del mundo, nuestras maravillosas enseñanzas Rosacruces, de la mejor manera posible, por lo que a continuación expongo algunos extractos de esa lección que contiene verdades tan profundas como de gran valor espiritual.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
            “Las enseñanzas de Misterios Rosacruces tratan de correlacionar los hechos científicos con las verdades espirituales”.  Aquí es necesario entender que el estudiante debe usar las lecciones como comentarios o suplementos de todos los escritos que Max Heindel nos dejó. Además debe tomar nota de todas las referencias haciendo cierta cantidad de investigación en forma independiente.
            También el fundador de la Fraternidad nos decía a propósito de las verdades espirituales con los hechos de la ciencia: “En el pasado las enseñanzas han sido conservadas en secreto, excepto con relación a unos pocos Iniciados y aún hoy día están entre las mas misteriosas y secretas del Mundo Occidental”. Luego procede a explicar lo que quiere decir con la palabra “secreta” demostrando que la revelación de los secretos en la verdadera Escuela de Misterios no depende de la voluntad del Iniciado, sino de la calificación del aspirante.
            Con otras palabras, estos “secretos” no son algo que ha sido transmitido por escrito o de palabra, que el Iniciado jure no revelar nunca a nadie más; en verdad son poderes de la mente y del Espíritu que se desarrollan en el curso del entrenamiento oculto y aún si el Iniciado tratara de revelarlos, el no calificado sería incapaz de beneficiarse con ellos, ya que no podría comprender o usar lo que el Iniciado está diciendo.
            En otro lugar Max Heindel ha dicho llanamente que la Fraternidad Rosacruz no tiene secretos ni juramentos que constriñan la libre voluntad del neófito. Afirma también que los Hermanos Mayores de la Rosa Cruz no aceptarán como discípulo a nadie que se someta a ellos o a cualquier otro. El aspirante a la Iniciación en la Escuela de la Rosa Cruz debe ser absolutamente libre.
            La Fraternidad Rosacruz envía sus lecciones a sus miembros sin ninguna diferencia y sin exigir ningún juramento o secreto. Nuestra herencia de sabiduría es tan vasta que no tenemos que ocultar ninguna parte de ella. Las aguas fluyen en forma abundante y para siempre sin interrupción ni cese alguno. Aquellos que tengan un patrimonio menor pueden desear ocultar sus aguas o distribuirla gota a gota y venderla bajo juramento secreto. La Escuela de Sabiduría Occidental no tiene necesidad de hacer esto, pues sus recursos espirituales son ilimitados y generación tras generación existe un nuevo y continuo desarrollo del conocimiento, de modo que puede darse más y más con cada año que pasa, por lo que invitamos a toda la humanidad, a todos los que esten sedientos de sabiduría, a beber de esta agua que no tiene precio.
            La Fraternidad Rosacruz anima a sus estudiantes a hacer su propio trabajo, a estudiar e investigar; razonar las cosas de la vida y de la materia; USAR el conocimiento y permitir que otros hagan lo mismo. Las lecciones enviadas a los estudiantes no son secretas, pero debe usar el discernimiento para compartirlas con los que no son estudiantes, mostrándolas a quien sepa apreciarlas. No es prudente imponer las enseñanzas ocultas a quienes sean resistentes a ellas o tengan su propia sociedad o movimiento, que a ellos les parezca mejor. Varias escuelas y cultos son algunas veces mutuamente antagónicas a causa de que el método de desarrollo de una requiere una disciplina que la otra no acepta.
            O sea que nunca debemos imponer nuestras enseñanzas a quienes no muestren interés en las mismas. Un Maestro dijo una vez: “Uno puede explicar la libertad personal en esta forma: Yo tengo el derecho de revolver mi brazo y darle vueltas y vueltas así, desde mi hombro. Pero el derecho de revolver mi brazo, termina en la punta de la nariz de quien tengo enfrente”.
            Por lo tanto, el estudiante ejerce el discernimiento al no meter por la fuerza sus lecciones bajo las narices de las personas que no desean leerlas y que no pueden beneficiarse con ellas; Pero cuando encuentre alguien que puede hacerlo con provecho, no debe cree que está violando ninguna obligación para con la Fraternidad Rosacruz si se las muestra. “De gracia recibisteis, dad de gracia”.-


ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Colombres 2113 – Bº Lomas de San Martín
5.008 – Córdoba – República Argentina

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte

*



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada