viernes, 5 de junio de 2015

La Dicha de Existir


La Dicha de Existir.

   Tú solo produces tu desgracia si conviertes en condiciones para sentirte mejor y ser feliz, lo que no son otra cosa que simples deseos, preferencias y anhelos. Es bueno y loable tener aspiraciones e intentar superarse en todo cada día. El problema te lo creas en el mismo instante en que colocas en el mismo plano tu felicidad, el gozo por vivir y la satisfacción de tus deseos y propósitos. Que tu primordial deseo, anhelo y objetivo sea vivir y disfrutar con todo tu ser el hecho de existir ahora. Son incontables las personas que, de manera irracional y estúpida, labran su desgracia porque condicionan y ligan el hecho de ser felices y de sentirse bien consigo mismas, a absurdos e insensateces, eso los condena a convertirse en personas desgraciadas.


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada