miércoles, 1 de diciembre de 2010

EDUCAR A LOS NIÑOS CON SABIDURÍA



EDUCAR A LOS NIÑOS
CON SABIDURÍA

Traducido de la revista Ecos


Los 40 Rudimentos Esotéricos Básicos para la Educación Infantil.

Conozca mejor a sus hijos para poder educarlos como conviene. Si
no le fuera posible recurrir a la Astrología -el recurso ideal respecto
al punto de vista oculto- use su capacidad de observación y su intuición,
pero procure CONOCERLOS.

¨ El niño ya trae consigo al nacer el fruto de experiencias de muchas
vidas y también un vehículo físico altamente perfeccionado y de
elevadísima eficacia, frente al cual el mayor y más sofisticado sistema
de computadores del mundo, en nuestros días, parece elemental.

¨ Cuando el nace ya sabe comer, beber, llorar, reir, hablar, escribir,
evaluar, trabajar, juzgar, amar, detestar, etc. -sabe la mayor parte de
las cosas que cualquier adulto sabe. Su bagaje de conocimiento (latente)
es mucho más que extraordinaria.

¨ No necesita por tanto de la preocupación de sus padres en cuanto
a todas esas cosas, sino solamente que éstos lo apoyen en el despertar
gradual de sus facultades latentes y de todo ese conocimiento.
¨ La palabra educar significa originariamente “quitar de adentro”.

Educar un niño es básicamente ayudarlo a exteriorizar las buenas cualidades
y dotes naturales que trajo consigo al nacer.

¨ Ningún niño es igual a otro. Ni los gemelos. Cada ser humano trae
consigo una individualidad que es única en todo el Universo.

¨ Recuerde esto cuando se sienta tentado(a) a forzar a cualquiera de
sus hijos a un comportamiento protegido, o imitar vestimentas, recreaciones,
tarifas, hábitos particulares, etc.

¨ Deje de pensar en su hijo como si el fuese “propiedad “ suya. En
realidad él es hijo únicamente de Dios, pero compañero de jornada. Y,
puede haber sido un antiguo compañero de jornada, o mejor, posiblemente
su amigo o compañero de larga data.

¨ Nuestros hijos nos fueron enviados “sobre medida”, esto es, vienen
a nosotros mediate la Ley de Atracción de los Semejantes. No nos
apresuremos pues a condenarles el carácter.

¨ Todo hijo, en principio, imagina a sus padres perfectos. Es bueno
que se conserve intocable esa imagen, por lo menos en sus dos primeros
años de vida.

¨ Cada hijo trae específicas, preciosas y necesarias lecciones a los
padres. Hijo es, por lo tanto, necesidad de bendición.

¨ Elogie al niño y confie en él, a fin de despertar lo mejor que existe en
su interior.

¨ Padres sabios educan a sus hijos con buenos ejemplos y sonrisas.
Padres tontos, con recriminaciones, castigos corporales y severidad
exagerada.

¨ No se vengue de su propio infortunio en sus hijos, pero repréndalos
con tranquilidad y con “cabeza fria”. La censura con suavidad es constructiva,
es una lección bien administrada. Es una lección de Amor.

¨ Sustituya el castigo corporal - que es violencia - por la suspensión
de ciertos privilegios, tales como: golosinas preferidas, paseos, recreaciones
especiales, ropas o zapatos de que más gusta. etc.

¨ Tal tratamiento es legítimo y mucho más eficaz de lo que usted
imagina experimentelo para sacarse las dudas (la Cámara de Noruega
examina un proyecto que prohíbe a los padres golpear a los hijos.

En breve varias naciones adelantadas seguirán el ejemplo).

¨ Evite excesivos “NO” en el trato diario con sus hijos. Lo negativo es
fácil de ser impreso en la personalidad infantil por la repetición excesiva
de esa palabra.

¨ Deje de educar por la represión. Evite destacar los puntos negativos
del carácter del niño.

¨ Pero las cualidades frecuentemente puestas en evidencia se fortalecen
y, con el tiempo, pasan a dominar a la naturaleza del ser en
desenvolvimiento.

¨ Si sus hijos pequeños son muy activos e inquietos, canalice su
abundancia de dinamismo hacia los juegos de movimiento, paseos a
pie, deportes etc.

¨ Es negativa la práctica de tratar de forzar al niño a la inactividad -
“niño quedese quieto” y “niña, tenga modales”, “pare de correr” - eso lo
inhibe y lo desestimula para la acción, tan necesaria para el progreso
del espíritu en el mundo físico.

¨ Dios es actividad permanente. Mayor cantidad de experiencias es
obtenida a través de mayor acción. Permita, por consiguiente, a su hijo
actuar, no obstante bajo su orientación.

¨ Dé atención al niño. Para que él se integre con los otros es necesario,
primeramente, que usted se relacione con él. Toda criatura precisa
sentirse importante, como de hecho lo es ante la naturaleza y el Universo.

¨ El niño sigue de inmediato los ejemplos, no palabras. Con todo, las
palabras son gravadas para actuar a largo plazo, como subconciencia.

¨ “Un ejemplo vale por mil palabras”, dice la psicología moderna.
Concordamos, divisando los mecanismos ocultos de ambos -actos y
palabras- y sabiendo que los niños no tienen condiciones de imitar
palabras pero si actos.

¨ “Enseñe al niño el camino que debe transitar y nunca se desviará
de él”. Ese proverbio de Salomón es aplicable, como regla, hasta los 7
años, siguiendo la sabiduría Occidental.

¨ “La repetición del acto hace el hábito”, enseña la psicología académica.
La ciencia oculta ratifica la acersión que “la repetición es la llave
del cuerpo vital”, sede de la memoria del acto.

¨ No se canse por tanto de repetir las buenas palabras, los buenos
actos, el BIEN en fin, en presencia de sus hijos. En particular delante
de aquellos de hasta 7 años.

¨ Los padres son los primeros espejos de los hijos, y en ese espejo
los niños gustan de mirarse. Procure pues mantenerlo siempre limpio.

¨ Procure vislumbrar y destacar por el elogio solamente las buenas
cualidades del niño.

¨ Mayor crecimiento anímico advienen de la educación de los hijos si
los consideramos de Dios en véz de nuestros. Estamos siendo, así,
más altruistas.

¨ La imagen de profesor es asociada a la de los padres y a la de Dios
en la mente infantil. Sus palabras, pues -en especial su comportamiento-
son decisivas en la formación del carácter del alumno. Seleccione
con cuidado las primeras escuelas de su hijo.

¨ El niño feliz estudia voluntariamente, y eso resulta en mejor aprovechamiento
escolar. Los niños amados tienen más éxito en los estudios
porque la afectividad (Sol) está en su domicilio en la casa de la educación.
(5ª casa astrológica).

¨ La palabra es fuerza creadora. Que nunca sea usada para desanimar
y ofender a los niños, sino para crear un ambiente de estímulo,
entusiasmo y optimismo para ellos.

¨ Respete los gustos, inclinaciones, temperamento, naturaleza, y características
individuales de sus hijos si quiere ser por ellos respetado.

¨ La reverencia por las cosas espirituales comienza en la oración de
la infancia. Ore delante de su hijo.

¨ Ore también con su hijo, en voz alta y con pausas y simples palabras,
más preferiblemente o siempre en pro de los otros. No le enseñe
egoísmo desde temprano, principalmente al dirigirse a Dios.

DEMUESTRE SU AMOR PROCEDIENDO CON SABIDURíA
“Sabiduría es Conocimiento temperado con amor”.

* * *

473 - JOYAS ESPIRITUALES - 11/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada