domingo, 2 de octubre de 2011

SABIDURIA OCCIDENTAL

SABIDURÍA OCCIDENTAL

Por Mariel Frost

Es una frase trillada, por supuesto, decir que estuvimos viviendo en el período más dinámico de la historia del mundo (Tan dinámico, en verdad, ya que nunca hemos estado seguros de que de un día para otro hubiéramos sido dinámicamente borrados de la faz de la tierra, llevándonos la historia con nosotros). La influencia Uraniana de la venidera Edad de Acuario ha venido impulsando al hombre en la llamada era espacial, hasta lograr la conquista de la Luna. Descubrimientos fantásticos, increíbles y maravillosos, de modo especial en el pasado siglo veinte, fueron revelados ante los ojos de la humanidad. La razón: la Ley Universal comenzó a ser comprendida, lo que dio lugar a que se trabajara con ella.

Durante el período de transición, sin embargo, al conversar acerca de los mortíferos efectos de las armas nucleares, ciertamente alimentó el temor de las masas, oprimiendo el corazón de las personas de mente seria. La miope contemplación de los horrores de la guerra nuclear condujo seguramente al pánico, sin embargo, la más amplia consideración del propósito, detrás de los acontecimientos, trajo confianza y paz.

La Sabiduría Occidental ha previsto la seguridad de que existe un Plan Divino, tanto para el individuo, como para toda la humanidad. En y por encima de la Región del Pensamiento, la Hermandad Blanca trabaja serenamente y con infinita paciencia, en esa Región donde todo es unidad. Y así como la Luz Blanca se descompone en los siete colores del espectro, así también los Siete Rayos, las varias Escuelas de Misterios, asumen un diferente color o tipo al descender a los éteres más densos, donde todo es diversidad y la enseñanza de cada escuela es planeada para el máximo adelanto de sus discípulos.

El líder de una de tales escuelas ocultas afirma:”El Séptimo Rayo está dedicado al estudio de la Ley y la consecuente comprensión de `parte del hombre de cómo y porque es dicha ley manejada, es entonces la aplicación definida de esa ley al cuerpo de causas…” Este Séptimo Rayo, afirma, está dirigido por Grandes Inteligencia Espirituales..

Que los hermanos Rosacruces han estado largo tiempo interesados en la ciencia física, está indicado por los ejercicios dados a los Probacionistas y Discípulos, ejercicios que trabajan con la sustancia etérica para efectuar la liberación. Estos ejercicios matutino y vespertino son inapreciables más allá de toda expresión puesto que solo a los aspirantes del Mundo Occidental se les ha dado así “la clave de la liberación” Los discípulos de las Escuelas de Misterios Orientales efectúan tal liberación solo durante el sueño o en estado de trance, mientras que la Sabiduría Occidental confiere a sus discípulos una completa libertad de los elementos.

Así como la ciencia física es una actividad de los Hermanos Rosacruces, así es otra de ellas el establecimiento de la Fraternidad Universal. El investigador serio se esfuerza, a través de su Yo Superior, para dar a la humanidad la seguridad de un Plan Divino para ella y sin esperar a ser dirigido por un Maestro, se identifica a si mismo con ese Propósito, usando sus facultades hacia su adquisición. Debemos hallar nuestras propias tareas en la Obra y trabajar fielmente en ella. Cuando hayamos demostrado nuestra utilidad y nuestra estabilidad, el Maestro considerará justificable el transferir su tiempo y atención, de las ocupaciones universales a nuestra instrucción individual, ya que se necesitan muchos trabajadores conscientes en los Planos Internos.

Después de habernos identificado con el Plan de concretar la Fraternidad Universal, comenzaremos a trabajar precisamente donde estamos. La que escribe tuvo el raro privilegio de conversar durante un viaje con un Doctor miembro de la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas. Una de las muchas aseveraciones individuales que hizo, fue que el camino para la comprensión y la paz era encontrar un punto de armonía en el cual los factores opuestos concordasen y luego trabajar a través de ese punto. Gradualmente el punto se convierte en un círculo de influencia que se ensancha, hasta que finalmente lo incluye todo.

Los aspirantes inteligentes pueden de modo parecido, encontrar puntos de armonía entre oponentes de cualquier situación y trabajando con ese centro de armonía (la naturaleza del cual es la Divinidad) seguirán con seguridad relaciones amistosas que se convertirán en cooperación y la cooperación general extendida es la Fraternidad Universal.-

* * *

Agradecemos a Raúl Sasia por este aporte.

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada