miércoles, 22 de septiembre de 2010

C U R I O S I D A D


C U R I O S I D A D


La curiosidad, cuando es respetable, es el principio de la ciencia,
pero sólo el principio. Sin trabajo perseverante, se asemejaría, de hecho,
al primer paso de una larga excursión, interrumpida.

Y observando que el progreso es obra de todos, es preciso que el
trabajador de acción recorra la senda de los precursores, para realizar
el servicio que le corresponde.

Colón descubrió las tierras del Nuevo Mundo, luego de analizar las
observaciones de Perestello.

Planck, articula los acumuladores de la electricidad, bajo la forma
de energía química, pero toma como base, la pila de Volta.

Marconi, para alcanzar el telégrafo sin hilo, utiliza las experiencias
de Branley.

Pasteur demuestra el papel patógeno del microorganismo, precedido,
sin embargo, por la Davaine.

Para eso, sin embargo, no se inmovilizaron en los sillones del sueño,
ni se detuvieron frente a los esbozos.

Luchan y sufren gastando fósforo y tiempo.

Por otro lado, es imprescindible reconocer que la curiosidad ante el
deslumbramiento, es cual semilla de árbol destinada a dar buenos frutos,
aplastada por un monumento precioso, separada de su futuro.

Imaginemos a un indio habituado a los sonidos de sus instrumentos
rústicos, que aspirase conocer melodías más elevadas.

Presentarle, sólo por eso, una partitura de Beethoven, sería lo mismo
que proponerle la filosofía de Spinosa, a una criatura de cuna.

Antecediendo a la conquista, es imperioso que la educación le administre
el solfeo, en la iniciación musical.

No esperes, entonces, que los Espíritus Angelicales vengan a herir
nuestro aprendizaje.

Cualquier recurso, demasiado trascendente que nos trajeran, servirían
apenas como encantamiento inútil, a la manera de los fuegos
artificiales, agitando la emoción de los niños necesitados de escuela.

De la piedra al microbio, del microbio al gusano, del gusano al hombre
y del hombre a la estrella. El universo es todo un conjunto de soberbios
fenómenos, desafiando nuestro conocimiento y su interpretación.

También en la mediumnidad, no aguardes concesiones de ganancias
inesperadas.

Hay en los reinos del espíritu, leyes y principios, nuevas revelaciones
y nuevos mundos a conquistar.

Entretanto, eso exige, antes que nada, paciencia y trabajo, responsabilidad
y entendimiento, atención y sudor.

* * *

465 - JOYAS ESPIRITUALES - 03/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada