lunes, 20 de septiembre de 2010

TRANSMUTACIÓN Del Boletín Electrónico SERVICIO, Nro. 13, Noviembre 16 de 1999


TRANSMUTACIÓN

Del Boletín Electrónico SERVICIO,
Nro. 13, Noviembre 16 de 1999


Cuando nos damos cuenta que el éxito no consiste en la
acumulación de riquezas sino en la elevación espiritual, será evidente
que la continencia en las relaciones sexuales es un factor vital en la
consecución del triunfo en nuestras vidas.

Si en vez de buscar la gratificación física cuando se sienten
surgir los impulsos de la naturaleza baja, el individuo enfocara sus
pensamientos y su imaginación sobre algo que él deseara crear - un
poema, una composición musical o un hogar, o la aventura de un negocio
nuevo - se daría cuenta de que logra un doble propósito: la demostración
objetiva se acelerará, y el propósito de transmutación o
regeneración en su cuerpo será notablemente estimulado al mismo
tiempo. El ejercicio físico también ayuda; pero cuando se acompaña
con pensamientos creativos es más efectivo.

La meditación sobre temas elevados e inspirados tiene el
poder de transformar literalmente las fuerzas que impregnan los fluidos
sexuales, porque estos fluídos son realmente los portadores de la
fuerza etérica, que es el verdadero agente creativo. Un poema inspirado
o un pasaje de las Escrituras pueden ser el canal para de inmediato
encauzar los pensamientos y el poder creativo hacia más elevadas
corrientes. Mediante la dirección consciente de las corrientes de amor
puro del corazón hacia los centros creativos del cerebro, la actividad
sexual puede transmutarse en actividades de la mente y el espíritu,
con un correspondiente nacimiento en los planos mental y espiritual.

Cada célula del cuerpo está sujeta o puede mantenerse
bajo absoluto control del ego por medio de la mente. Es posible elevar
el cuerpo por encima de las fuerzas de la pasión física y centrar nuestro
ser total en las corrientes del espíritu. La paciente persistencia siempre
triunfa, y las recompensas son extremadamente gratas: mejor salud
física permanentemente, aumento del poder mental, más puros
deseos y un desenvolvimiento de las innatas facultades espirituales
latentes en cada ser.

Como una prueba de lo correcto de la aseveración de los
ocultistas, que una parte de la fuerza sexual construye el cerebro, el
pervertido sexual o sexomaníaco ha llegado a ser idiota por el desperdicio
no sólo de las partes positiva y negativa de la fuerza sexual de
propagación y en adición a eso, algo de esa fuerza debería construir el
cerebro, capacitándolo para producir el pensamiento - de allí su deficiencia
mental.

Por otra parte, si la persona es dada a pensamientos espirituales,
la tendencia a usar la fuerza sexual para propagación es ligera,
y la parte que no es usada en esta forma puede transmutarse en
fuerza espiritual.

El Espíritu Santo es la energía creadora en la Naturaleza,
y la energía sexual es su reflejo en el hombre. El mal uso o abuso de
este poder, es el pecado que no es perdonado y que debe ser expiado
por medio de un vehículo deteriorado e ineficiente, para enseñarnos
plenamente la santidad de la fuerza creativa.


* * *

465 - JOYAS ESPIRITUALES - 03/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada