jueves, 23 de septiembre de 2010

SEÑOR ...


SEÑOR ...

POR RAGHOZINI


Señor...no me conviertas en matarife que sacrifica al manso
cordero, ni en manso cordero para ser sacrificado.

Señor...ayúdame a decir mi verdad ante los poderosos, y a no
emplear el engaño ante los débiles para ganar sus aplausos...

Señor...si me concedes el triunfo, no me quites la humildad,
si me concedes el poder, haz que conserve la razón para obrar
con ecuanimidad y justicia, y si me concedes la humildad, no
permitas que pierda el concepto de mi propia estimación.

Señor...ayúdame a ver la otra faz de las cosas, y a no acusar
a mis enemigos de traidores si no comparten mi opinión.

Señor...no permitas que me tiente la soberbia en el mundo,
ni me dejes caer en el abandono si fracaso, recuérdame
siempre que el fracaso antecede al triunfo.

Señor...enséñame que el perdón es seguro de fortaleza, y la
venganza es la demostración cabal de la debilidad.

Señor...si me niegas el triunfo, déjame la voluntad para
sobreponerme al fracaso, y si me niegas la salud, déjame la
gracia de la Fe.

Señor...si en un momento de extravío ofendo a mis
semejante, dame el coraje para disculparme, y si ellos me
ofenden dame el valor para saber perdonar.

Señor...si yo te olvido, Tú no me olvides.

* * *

466 - JOYAS ESPIRITUALES - 04/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada