sábado, 4 de septiembre de 2010

MENSAJE FINAL


MENSAJE FINAL


Ya es de noche. ¡Cómo
pasó el tiempo!!

... cuando te levantaste por
la mañana, yo ya había
preparado el sol para
calentar tu día y el alimento
para tu nutrición.

Si, yo providencié todo eso
mientras velaba y guardaba
tu sueño, tu familia, tu
casa.

Esperé tu buen día, pero te
olvidaste ...
y bueno, parecías tener tanta
prisa que ... te perdoné.

El sol apareció, las flores
dieron su perfume, la brisa
de la mañana te
acompañó
y tú... ni pensaste que era
yo quien estaba cooperando
contigo
y que te hubiera ayudado de
haberme dado esa oportunidad...
yo sé, tú tanto corres... yo
te perdoné.

Tú leíste bastante, oíste
mucho y viste más aún
y no tuviste tiempo de oír o
leer mi palabra.

Y quise hablar, pero no paraste
para oírme.

Hasta quise aconsejarte,
pero tú no pensaste en esa
posibilidad, tus ojos,
tus pensamientos, tus labios
serían mejores,
el mal sería menor y el
bien sería mucho mayor.

La lluvia que cayó aquella
tarde eran mis lágrimas por
tu ingratitud, pero
fueron también mi bendición
sobre la tierra para
que no te falte pan y agua.

Trabajaste, ganaste dinero,
que no fue más porque no
me dejaste ayudar.

Una vez más, te olvidaste
de mí.

Olvidaste que yo deseo tu
participación en mi reino,
Con tu vida, tu tiempo, tus
talentos y tu dinero también.

Finalizó tu día. Volviste a
casa. Ordené a la luna y a
las estrella
Convirtieran esa noche en
la más bonita para hacerte
acordar de mi amor
por ti.

Seguramente ahora, tú
arriesgarás un GRACIAS y
BUENAS NOCHES.

Chsss... oye... me estás escuchando?

Ya se durmió... que pena...
que duermas bien.

Yo estaré velando por ti.

TE AMO... JESÚS


* * *

463 - JOYAS ESPIRITUALES - 01/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada