domingo, 22 de septiembre de 2013

Ángeles


Ángeles


Los Ángeles son seres creados directamente como parte del Plan Divino, y no necesitan evolucionar, poseen una gran inteligencia, espiritualidad y voluntad y existen en una frecuencia vibratoria que los sentidos físicos no pueden captar. Esto quiere decir que su cuerpo vital puede estar en varios lugares simultáneamente y también en uno en particular. Son seres luminosos que impregnan todos los universos, se comunican con nosotros en nuestros sueños. Algunos han adoptado un cuerpo humano en esta dimensión. Por otra parte, en esta esfera existen personas que tienen un nuevo estado de consciencia, seres de luz extremadamente intuitivos y con capacidades que van más allá de lo normal.

Permítame decirle que todos los seres humanos poseen su cuerpo de luz como matriz energética. El Ego es la base de la esencia y conforma todos los cuerpos de luz. El ego superior reúne todas las experiencias que se han vivido en cada nivel de densidad. La fluctuación de la conciencia a través de las distintas capas de manera voluntaria, es lo que permite desplazarse y no existen límites para los deslizamientos espacios temporales que se producen dentro del universo exterior que cada uno crea. Cuando desplaza la conciencia al siguiente nivel de su cuerpo más sutil puede percibir lo que hay más abajo, es decir, su cuerpo más denso en ese momento, su centro sensorial o conciencia se encuentra desplazado más arriba.

Todos los seres humanos poseen un universo interior al cual pueden tener acceso cerrando los ojos y dejándose fluir por él. En la medida en que pierda densidad y a su vez el miedo, le será más fácil ese tránsito y disfrutará de experiencias similares que le parecerán sueños, pero que son vivencias reales. Uno de los aspectos más importantes para llegar a conseguir algún grado de elevación es el control de la impaciencia, del miedo, de la ansiedad y de tener un mejor control de las emociones. Alcanzaremos niveles vibracionales más elevados como resultado de irnos despojando de las viejas tradiciones y costumbres, de ejercitar un mejor control de nuestras emociones, de irnos transformando en personas auténticas, libres de temores. Cuando nos despojamos del Ego, la envidia, los celos, el egoísmo, la competitividad, el orgullo, la dignidad, el ansia de poder, etc. vamos ascendiendo a nuevos planos. Como podrá observar, no es complicado, pero hay que trabajar sobre ello y cuando menos lo espere, estará mirando y viajando a otras esferas.

Angel Luis Fernández.


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada