jueves, 12 de septiembre de 2013

Entrega UNO

Entrega UNO 



No pienses que puedes vivir aislado de los hombres malvados o ignorantes, ellos representan tu pasado, aunque en menor grado. Si permites que la idea de separatividad crezca en ti, te crearás un karma que te unirá a esa persona hasta que aprendas que el ser humano no debe buscar su progreso espiritual de una forma aislada y egoísta.
           
            Si te halagan y hablan muy bien de ti, cierra tus oídos para no caer en pensar que eres más que otros; si hablan mal de ti, no te molestes ni enfades, pueden estar en un error o pueden estar diciéndote dónde tienes que superarte, sin embargo, apénate por ellos porque están creándose una deuda. Procura no dar motivo para que  critiquen y habrás actuado correctamente en todos los casos.

            Alaba todo lo bello de las personas y del mundo. Siempre que veas algo que no te gusta en alguien o cuando te venga un mal pensamiento sobre una persona, concéntrate en alguna de sus virtudes y, si no las conoces, fíjate en cualquier detalle bonito en él y concéntrate ahí hasta que los malos pensamientos se hayan ido.

            No desprecies la vida por muy pequeña que sea, porque esa vida también es parte de Dios, observa esta norma: “Respeta la vida como lo hacen los que la aman”. Aunque esa vida sea muy inferior es parte de la Vida Universal.

            “El hombre es lo que piensa en su corazón”.  Si piensas con odio, atraerás y mostrarás odio; si piensas con amor serás un mensajero de amor allá donde te encuentres. Piensa que tus vibraciones emiten lo que estás pensando y afectas a los demás.

            Hay un ser llamado Guardián del Umbral al que algún día tendrás que vencer con tus mayores fuerzas, pues es el resultado de todo el mal que has hecho a lo largo de tu desarrollo y evolución. Sin embargo, no pienses que estás solo, porque también tienes contigo el Ángel de la Presencia, que es todo lo contrario y siempre está a tu lado para ayudarte en tu empeño por ser mejor, escucha su voz y él te guiará por el Sendero.

            Si escuchas críticas contra otra persona no entres en el juego, procura quitar importancia y disculpar al que lo hace, haciendo ver que todos tenemos cualidades y que cometemos errores por nuestra ignorancia.

            No te sientas nunca separado de los demás, aunque estés sólo, debes ser como una estrella que da luz a todos y no la adquiere de nadie. El gozo del mundo debe ser tuyo, pero también deben serlo los padecimientos de los demás.

            Todos hemos vivido muchas vidas en la Tierra, en cada vida ponemos causas nuevas en acción que manifestarán su efecto en la siguiente, así estamos pagando deudas y recogiendo los premios que merecemos de vidas pasadas. El destino de cada vida es el efecto del carácter que tuvimos en la vida pasada, por tanto, sé un aliciente de felicidad donde te encuentres y ese carácter benevolente hará que la próxima vida sea placentera. Un carácter que contenga odio, venganza, orgullo, pasión, sensualidad, envidia e intolerancia, tendrá unos efectos muy perjudiciales en la próxima vida, por consiguiente, analiza tu carácter y cámbialo cuanto antes.


            Valora tus amistades y procura no romper los lazos invisibles que os unen, porque gracias a ellos alcanzarás las metas previstas en tu destino y avanzarás lo estipulado en el sendero de sabiduría.

*


* *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada