sábado, 5 de abril de 2014

EL EVANGELIO DE LOS ESENIOS




EL EVANGELIO DE LOS ESENIOS  

«Es una gran responsabilidad anunciar que el Nuevo Testamento actual, base de todas las iglesias cristianas, está deformado y falsificado, pero no hay religión más elevada que la verdad.»


PRÓLOGO A LA EDICIÓN INGLESA DE 1937 * 

Casi dos mil años han pasado desde que el Hijo del Hombre enseñase el camino, la verdad y la vida a la humanidad. Llevó salud al enfermo, sabiduría al ignorante y felicidad a quienes se hallaban en la desgracia. 
Sus palabras casi se olvidaron, y no se recogieron hasta algunas generaciones después de que fueron pronunciadas. Han sido malentendidas, mal anotadas, cientos de veces reescritas y cientos de veces transformadas, pero aún así han sobrevivido casi dos mil años. 
Y aunque sus palabras, como las tenemos hoy en día en el Nuevo Testamento, han sido terriblemente mutiladas y deformadas, han conquistado media humanidad y la totalidad de la civilización occidental. Este hecho prueba la eterna vitalidad de las palabras del Maestro, y su valor supremo e incomparable. 
Por esta razón hemos decidido publicar las palabras de Jesús, puras y originales, traducidas directamente de la lengua aramea hablada por Jesús y su amado discípulo Juan, quien, único entre los discípulos de Jesús, anotó con exactitud perfecta las enseñanzas personales de su Maestro. 
Es una gran responsabilidad anunciar el Nuevo Testamento actual, que es la base de todas las Iglesias Cristianas, como deformado y falsificado, pero no hay más alta religión que la verdad. 
Este libro contiene sólo un fragmento –alrededor de una octava parte– de los manuscritos completos que se conservan en arameo, en la Biblioteca del Vaticano, y en antiguo eslavo en la Biblioteca Real de los Habsburgo, actualmente propiedad del gobierno austriaco. 
Debemos la existencia de ambas versiones a los monjes nestorianos, quienes, ante el avance de las hordas de Gengis Khan, se vieron forzados a huir del Este hacia el Oeste, trayendo consigo todas sus antiguas escrituras e iconos. 
Los antiguos textos en arameo datan del primer siglo después de Cristo, mientras que la versión en antiguo eslavo es una traducción literal de aquellos. La arqueología aún no puede reconstruirnos exactamente cómo viajaron estos textos desde Palestina hacia el interior de Asia, llegando a manos de los monjes nestorianos. 
Actualmente está en preparación una edición conteniendo el texto completo con todas las referencias y notas explicativas (arqueológicas, históricas y exegéticas) necesarias (1). La parte publicada trata los trabajos sanadores de Jesús. Hemos emitido primero esta parte antes que el resto porque es de la que la humanidad sufriente tiene hoy más necesidad. 
Nada tenemos que añadir a este texto. Habla por sí solo. El lector que estudie las páginas que siguen con concentración, sentirá la vitalidad eterna y la poderosa evidencia de estas verdades profundas que la humanidad necesita hoy más urgentemente que nunca. 

"Y la verdad se demostrará por sí misma." 
Edmond Székely

*
pueden descargar el libro desde aquí, gracias.

Fraternalmente, Edgardo Ceol

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada