sábado, 19 de abril de 2014

El Mensaje Musical de Pascua


EL MENSAJE MUSICAL DE PASCUA

            Encontramos en el repertorio de la música clásica universal las siguientes obras: “Pasión según San Mateo y San Juan” de Johann Sebastian Bach, “Parsifal” de Richard Wagner  y aun más asociadas siempre al Espíritu de la Pascua. ¿Cómo es posible que algunos genios obtuvieron ese privilegio divino de  creatividad, prestando un inestimable servicio a la evolución del espíritu humano, sensibilizándolo para aumentar su elevación al Reino del Padre Celestial?
            Hace aproximadamente 2.600 años, Pitágoras, un iluminado, reveló al mundo la existencia de la Armonía de las Esferas. Una conciencia espiritualmente esclarecida no atribuiría a un espíritu tan elevado tal revelación como una mera fantasía. A ese gran instructor de la humanidad le fueron revelados conocimientos de los Planos Superiores a través del sonido. Merced a sus conocimientos de Astronomía, Matemática y Física, debe la ciencia musical la definición clara de los intervalos musicales, dando así origen a nuestra escala diatónica.
            No cabe la menor duda de que una conciencia tan altamente sintonizada e inspirada estuviese tan perfectamente apto para percibir, mediante el oído interno, la Armonía de las Esferas. Aquella música divina, sideral, no audible a ningún oído físico era, no obstante, perfectamente accesible a la naturaleza superior de Pitágoras. A él podemos atribuir así el don de la clariaudiencia que le permitía oír los sonidos armoniosos de los Astros en el Universo.
            Goethe, otro ser iluminado, legó a la humanidad su inigualable obra “Fausto”. En el mundo de Fausto, Goethe abrió todas las aventuras del cuerpo y del Espíritu para la conquista de la Tierra y de los Espacios Infinitos. Fausto representa al tipo de hombre moderno, con un afán insaciable de conocimientos, invenciones y conquistas. Es el prototipo de la civilización moderna.
            El drama filosófico se inicia de un modo singular con el prólogo en el Cielo. Goethe atribuye al Arcángel Rafael la siguiente expresión: “El Sol resuena su Antigua Melodía en Armonía con las Esferas Hermanas”. Más adelante, ya en la primera escena, Fausto, solo en su gabinete de estudios, a altas horas de la noche, en vísperas de Pascua, haciendo una retrospección de su vida de estudios e investigaciones infructuosas y en su desesperación de penetrar la esencia de la vida y de la naturaleza, se siente misteriosamente inspirado y exclama: “Fuerzas Celestiales ascienden y descienden irradiando vibraciones benditas y aromáticas. Desde el Cielo interpenetran la Tierra sonando armoniosamente a través de Todo”.
            El testimonio según las claras palabras de Goethe, no podemos admitirlas como simples metáforas poéticas, pero si como revelaciones de un Iniciado, penetrando en los Planos Superiores del Cosmos. Además del testimonio del poeta referente a la resonancia de la música interna del Universo, también músicos como Bach, Beethoven, Haendel, Schumann, Wagner y otros nos dejaron obras que tuvieron su origen en la música interna extrasensorial, que son oriundas de otras esferas más allá del plano terrestre, aquel sonido inaudible vibrando a través de toda la Creación , que es audible solamente para aquellos que saben escuchar en silencio. Siendo el oído el sentido más antiguo y mas evolucionado, el responde y se identifica espiritualmente al cultivar las obras musicales auténticas de los grandes maestros.
            Inmersos en el ESPIRITU COSMICO DE LA PASCUA , pueda resonar en nuestros corazones el cántico místico de Paz y de Reconciliación para con toda la Creación , transfigurándose desde el REINO DE LA LUZ Y DEL AMOR.

            Traducido del Boletín ECOS del Centro Rosacruz de Rio de Janeiro, Brasil.  


ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Colombres 2113 – Bº Lomas de San Martín
5.008 – Córdoba – República Argentina
E-mail: cristianosmisticos@argentina.com

*

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte.

* * *


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada