miércoles, 23 de abril de 2014

Entrevista a ARALBA, por José Jorquera (Escritor y Licenciado en Ciencias Políticas)


Entrevista a ARALBA, por José Jorquera (Escritor y Licenciado en Ciencias Políticas)




Aralba


ROSACRUZ: LUCES Y SOMBRAS 
ARALBA


José Jorquera
Una vez finalizado el estudio que mi buen amigo Antonio Ruíz Alba ha realizado sobre la Rosacruz, no he podido evitar caer en una profunda curiosidad sobre todo lo allí expuesto. El texto está bastante bien estructurado y va desgranando poco a poco la historia y las tradiciones de esta Orden, pasando por una descripción nítida sobre la construcción del mundo y finaliza con una exposición sobre el sentido de la vida o de la existencia. Un ensayo muy recomendable para expandir la visión personal sobre el sentido de la vida y sobre la espiritualidad humana. El mensaje es positivo y la lectura de este ensayo nos proporciona el impulso para indagar en una búsqueda personal y espiritual de todas las personas. Además, hace un análisis sobre los distintos mundos que conforman el nuestro y analiza con detalle distintas disciplinas de conocimiento gnóstico. Un ensayo muy completo de fácil acceso para los lectores, incluidos los no expertos en materia, como es mi caso.

J.J.- No deja de sorprenderme la naturalidad y la sencillez con la que describes la historia y la evolución del Movimiento Rosacruz. Existe mucha leyenda y falsos mitos asociados a la Masonería y a la Orden Rosacruz. ¿Por qué crees que ocurre esto?

A.- Empiezas fuerte José, esta es la Pregunta del millón. Debe ser por pura genética del Ser Humano. Lo cierto es que hay muchos intereses creados al respecto, unos para invalidar el Movimiento Rosacruz y sus enseñanzas de cara a la humanidad en general y los otros para aprovecharse económicamente de algo tan misterioso y enigmático como es todo lo que huele a Rosacruz; No obstante José, también creo que es algo mucho más complejo y oculto, dado que existen fuerzas muy poderosas en el Cosmos que no desean que la Verdad salga a la Luz. Quizá todo lo dicho con anterioridad a esto último no sean más que los medios de que se sirven dichas fuerzas ocultas.

J.J.- Durante tu análisis hablas de una orden espiritual más que física. ¿Cuál es el objetivo de la filosofía rosacruciana? ¿A qué se debe la existencia de distintas escuelas oecclesias?

A.- La Fuerza de la Gnosis es como una poderosa Fuerza Electromagnética que los antiguos conocían como Metanoia y que se lanza a nuestro Cosmos, por medio de neutrinos, para que activen la Luz primordial que llevamos todos en nuestro interior. Antes de llegar a nuestro mundo pasa por el mundo de Shambala que se encuentra en el alto Astral, en la esfera del Eter Reflector, y que hace que esa radiación sea reducida a una cantidad y fuerza no destructivas. Cuando la Metanoia deja Shambala, una parte de ella es fagocitada por las fuerzas oscuras del Cosmos, las fuerzas arcónticas, y cuando llega a nosotros lo hace con una fuerza muy mermada. Aquí como semillas lanzadas en tierra desconocida es recogida por los humanos y ellos, es decir nosotros, hacen el uso que más pertinente consideran. Evidentemente mucha de la utilización que se hace del mensaje es errónea. No obstante, en lo más profundo del conglomerado desvirtuado, se encuentra Luz esencial para que llegue a las más diversas capas de la Sociedad humana. Ese es el verdadero motivo del porqué una única luz se manifiesta de muchas y diversas formas.

J.J.- La Rosacruz: ¿es un movimiento político, religioso, filosófico, ético…? O ninguna de estas cosas.

A.- Ninguno de los apuntados, querido José. La Rosacruz no es otra cosa que un Movimiento de Pensamiento que indirectamente podría ser relacionado tanto con la Filosofía como con la Religión; pero que no deja de ser más que la llave que debe tocar nuestros corazones, simbólicamente hablando, y que despierte al Maestro Interno que se encuentra dormido en nuestro ADN para tras sintonizar con la Luz del Pleroma, tomar así las riendas de nuestra Vida individual primero, la de la Humanidad después y como paso último el del propio Cosmos en su totalidad.

J.J.- Muchas veces durante el concienzudo análisis que realizas sobre el impacto y la influencia rosacruciana en el mundo y en la historia. ¿Qué podrías decirme sobre ello?

A.- No entiendo la pregunta José.

J.J.- Con esta pregunta me refiero a la parte de tu análisis donde comentas cómo la filosofía Rosacruz ha impregnado a la sociedad, haciéndola más tolerante, más humana, comentabas el tema de los derechos humanos y se menciona que sus ideales inspiraron la Revolución Francesa: Igualdad, Libertad y Fraternidad. En el Liberalismo y en la Democracia.

A.- Es cierto, el Libro Rosacruz Luces y Sombras lo escribí en el año 1994 y nunca pensé la deriva, para mal que estaba tomando el mundo. Mi pensamiento en aquellos días era mucho más positivo que en la época actual; pero eso no quita para que sea cierto que la Humanidad, con mucho esfuerzo, ha ido evolucionando en positivo. Lo que actualmente sucede es una anomalía que espero desde el Pleroma y con ayuda de nuestros Hermanos de Shambala podamos saber subsanar. El Cosmos es Caos y el Orden lo llevamos en nuestro más íntimo interior; no obstante debemos dar al interruptor para ponerlo en funcionamiento y eso, lamentablemente, nadie puede hacerlo por nosotros: En la Educación laica está la solución y mientras más interferencias de carácter religioso y político existan, más tarde alcanzaremos nuestro loable propósito.

J.J.- Un dato bastante curioso es que la filosofía rosacruciana parece tomar ideas y creencias de distintas partes del mundo. Se habla del Shamballa, del Libro de Toth, de la Christificación, de la Cábala, la Alquimia, el Tarot… ¿Cuál es el objetivo primordial de esta búsqueda? ¿Qué se esconde en cada una de las partes que parecen conformar un todo?

A.- Digamos que del mismo modo que los seres humanos hablamos diferentes idiomas, la manifestación de la Sabiduría ancestral se nos ha mostrado con diferente simbolismo; pero que representa los mismos conceptos. El Movimiento Rosacruz, como actividad humana que es en última instancia, ha venido recogiendo todas esas partes del Puzle que conforma la Verdad de diferentes épocas y culturas. Ello ha terminado conformando una Enseñanza bastante homogénea; pero reconozco que también bastante incomprensible para los no iniciados.

J.J.- Muchas veces en tu ensayo, haces referencia a la búsqueda interior, a la Iluminación, a romper ese “velo invisible”. ¿Qué es esa búsqueda de la tanto hablas en tu ensayo?

A.- En realidad más que una búsqueda  alocada es más bien una espera paciente, dado que la Verdad nos rodea, nos atraviesa literalmente de forma física en forma de partículas cuánticas. Esa espera es recompensada cuando se produce la Iluminación  y que no es otra cosa que haber entendido el Mensaje que nos viene de lo alto, del otro lado, de nuestro verdadero hogar celeste. Cuando esa bombilla de comprensión se nos enciende es como si hubiésemos recibido una llave con la que podemos abrir la Biblioteca interna de nuestro ADN y con ello acceder al Conocimiento del Libro de la Naturaleza, dado que el Cosmos se encuentra dentro del Microcosmos, nosotros mismos, lo infinitamente grande dentro de lo infinitamente pequeño.

J.J.- Por algún momento he creído notar cierta influencia de una obra de Edward Lytton, Zanoni. ¿Es una de tus influencias o ambos tratáis los mismos temas?

A.- En el transcurso de la Historia muchos estudiosos se han acercado, de un modo u otro, al Pensamiento Rosacruz y han transmitido sus conclusiones según mejor han sabido y podido; pero, no obstante, hay un nexo de unión con todas las interpretaciones y es la Gnosis, la Verdad. Vendría a ser algo así como dos diversas cocciones diferentes que hayan utilizado una misma condimentación. A la hora de saborearlas sabríamos que son cosas diferentes; pero que hay algo común en todas ellas. Esa es la Gnosis, el Sagrado Condimento que une a todos los buscadores de la Verdad y que aunque utilicemos diversos métodos o jerga para hacernos comprender, se nos podría clasificar como una sola cosa: Estudiantes de la Sabiduría Rosacruz.

J.J.- Una de las partes más interesantes de tu ensayo se centra en la denominada Christificación del cuerpo y el espíritu. ¿Cuál es el objetivo de esta iluminación?

A.- Nuestro Cuerpo actual es un medio mortal de manifestación material para nuestro espíritu inmortal. El cemento que une al Espíritu a su cuerpo se denomina Alma y el Alma está constituido de muchas partes y de ellas la que más nos define a los seres conscientes es la Personalidad. La Personalidad pertenece a este Universo y por lo tanto es mortal, la Christificación supone que la Personalidad reconozca su función en esta compleja representación de la Vida y sepa que ella no tiene futuro y que solo el Hombre nuevo por nacer es el único que tiene un futuro estelar.

J.J.- Además, hablas de un proceso de “alquimia espiritual”. Según tu análisis e investigación el ser humano estaría compuesto de varios elementos que han de transformarse. ¿Cuál es ese proceso? ¿Cuál es su objetivo?

A.- Llegado a ese punto la personalidad tras comprobar que ha tocado techo se rinde y se abre para que la radiación gnóstica atraviese la costra material y llegue al secreto que de forma inconsciente protege, la Semilla Cósmica, átomo simiente o átomo chispa de espíritu. Tocado dicho átomo por la Metanoia del Pleroma, la chispa florece y nace la rosa del Corazón que terminará formando al Hombre nuevo que ya no será regido por sus múltiples capas de personalidad sino por su Ser divino, eterno e inmortal. Ese proceso, en el ocultismo tradicional, fue mostrado de muy diversas formas y efectivamente la alquimia fue una de las ciencias antiguas que ocultó esta verdad divina y es por ello por lo que se habla de Alquimia Espiritual. En el fondo, si me he explicado de forma correcta, es como si se produjese una previa muerte de lo grosero para dar a luz a algo luminoso y de un valor extraordinario que siempre estuvo ahí aunque dormido y de forma latente.

J.J.- Muy llamativo e instructivo es la parte dedicada al Árbol de los Sephirot, que hace referencia a una construcción de la realidad y cómo cada persona ha de recorrer su camino para alcanzar un despertar. ¿Es peligroso recorrer este camino? ¿A qué peligros se puede enfrentar una persona inmersa en la búsqueda?

A.- Todo lo contrario querido Amigo. El verdadero peligro radica en no comenzar el proceso, en no ponernos en marcha y comenzar el camino, dado que la Esencia del Ser Humano es Luz inagotable. Luz de la que se alimentan fuerzas ciegas de origen primigenio que la Gnosis primordial reconoce como los arcontes o legisladores. Mientras no despertemos a la Verdad no dejamos de ser más que un rebaño de alimento para esas fuerzas que nosotros mismos creamos en el comienzo del Tiempo para mantener estable el Cosmos. Es cierto que existe un verdadero peligro para el Iniciado y es, a mitad de camino, abandonarlo. Esto es terrible pues siendo conscientes de la Verdad nos rendimos a esas entidades y nos sintonizamos con ellas en su misión de mantener al Cosmos en un círculo vicioso al que las diferentes escuelas han denominado de diversas formas como rueda de las existencias, del Samsara, etc., etc… Es por ello que la Iluminación debe de ser realimentada por el Amor Universal. No un supuesto amor egoísta hacia nuestros propios intereses sino un Amor por todo lo existente, por toda la humanidad. Sí, comenzar el Camino y abandonarlo supone alinearnos con el reverso tenebroso de las fuerzas arcónticas.

J.J.- Haces referencia en tu estudio a una parte perdida en la estructura de las Sephirot, ¿podría ser este conocimiento perdido el de las antiguas culturas matriarcales? ¿Crees que el Ser Humano podrá encontrar en algún momento esa Sephira perdida?

A.- El Pleroma es la Corte Celestial de la que somos originarios y cuando se creó este Universo y se produjo la caída hacia la materialidad, el Supremo Consejo realizó un cósmico sacrificio permitiendo la creación de Shambala que no es otra cosa que una especie de islote del Pleroma en nuestro Plano de la Realidad. Esa Shambala está representada en el árbol de los Sephirot por Tipharet, la Sephira de la Redención. Esa Sephira se alzará a su lugar de origen una vez que todo el Universo sea rescatado de la caída y ocupe el verdadero lugar que le corresponde y donde ahora se encuentra el vacío de Daath. Ese proceso se producirá cuando encontremos a nuestra Alma Gemela que se encuentra en los planos de la antimateria; para decirlo de un modo comprensible, cuando cada uno de nosotros encuentre su feminidad y masculinidad interior. Solo cuando una pieza del puzle que conforma el cosmos se una a su parte de antimateria, los eones cósmicos despertarán y provocarán la implosión que lo lleve a la singularidad de donde surgió. Solo entonces se habrá reconstituido la forma original del Ser Eterno que, al desmembrarse, constituyó el Cosmos material.

J.J.- Un hecho curioso que ha llamado mi atención es la denominada graduación en distintos niveles. Lo que me lleva a preguntar: ¿existen distintos estadios en la búsqueda personal?, ¿todos somos capaces de alcanzar esa Verdad de la hablas?, ¿la Iluminación está al alcance de cualquier persona?

A.- Todo se reduce a la frase: Los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos. Adam Kadmón produjo el Mundo de su propia esencia y cuando regrese al Pleroma, a la Corte celestial, lo hará de forma íntegra como un solo Ser. Por lo tanto, no hay forma de que unas individualidades se salven y otras se pierdan. Es cierto que existen diversos planos dimensionales de existencia; pero todos ellos serán reintegrados en una sola esencia eterna e inmortal. También es cierto que el proceso de Iniciación o Iluminación compete a todas las gradaciones y niveles, por lo tanto cuando realizamos algo positivo en dicho sentido, en un determinado nivel o plano, implica al resto de nuestros cuerpos y su composición vibratoria. Todo está relacionado y la sola iluminación de un individuo afecta a toda la colectividad.

J.J.- Y ya para terminar, me gustaría comentar, y recomendar, tu Kaos Quántico a los lectores de este ensayo sobre la tradición de la Rosacruz. Toda tu obra rebosa de un concienzudo mensaje de búsqueda interior, que creo que eclosiona en la obra “Rosacruz: luces y sombras”. ¿Cuál es el mensaje que quieres transmitir? ¿Qué es lo que quieres aportar?

A.- Primero, Querido José, quiero agradecer tu esfuerzo y entusiasmo en realizarme esta inmerecida y magnífica entrevista. Tu sabes perfectamente que el conjunto de mi Obra tiene un único cometido y es intentar llegar a la máxima cantidad de personas posible para que mi humilde luz pudiera servirles de llave para que cada uno, por sí mismo, llegue a su iluminación interior y que esta iluminación comience con el reconocimiento de que nos encontramos dormidos a la Verdad. Que nuestro cometido principal es despertar y apartarnos de la corriente principal de la materialidad que nos tiene impuesto el Sistema corrompido y que nosotros mismos diseñamos antes del comienzo del Tiempo y del Espacio. Si mi Obra, en vida o tras mi muerte cumple ese simple objetivo habrá servido para dar sentido a mi Vida y habré, indudablemente, cumplido con mi Destino.
 *



* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada