miércoles, 18 de febrero de 2015

INDICADORES DE VIDA PARA NO PERDERSE EN ELLA


INDICADORES DE VIDA PARA NO PERDERSE EN ELLA

[… en caso de duda, acuda a ellos]


1 – DE LAS CAPACIDADES.- Lo que Vd. es capaz de hacer por sí mismo, eso es lo que lo define, eso es en realidad lo que usted vale. Su amistad con personas importantes carece, pues, y en definitiva, de toda relevancia e interés.
2 – DE LA COSTUMBRE DE PENSAR O NO PENSAR.- Piense por sí mismo, ensaye pensando y hágase capaz de tomar sus propias decisiones; no deje que nadie las tome por Vd. ya sea en cuestiones políticas o en cualquier área de sus relaciones personales y privadas.
3 – DE LA RESPONSABILIDAD.- Debe estar preparado para ser consciente de todos sus actos, así como para autojuzgarse, autoaprobarse o no y asumir la responsabilidad consiguiente que pueda corresponderle.
4 – DE LOS PIONEROS.- Conviértase en pionero, en un emprendedor valiente y con coraje, aun a riesgo de su confort y seguridad; no cese en la lucha, no se rinda nunca; sabe de sobra que únicamente se constituye en “vencido” quien ha dejado de luchar.
5 – BUSCANDO UNA LUZ O GUÍA INTERIOR.- El mundo es un compendio de gran variedad y complejo, sí, pero también un tratado de lógica; por lo que, cuando dude, use el sentido común y, por tanto, actúe con lógica, pues todo lo que tiene lógica existe en el mundo.
6 – VIVIR Y DEJAR VIVIR.- Viejo y sabio adagio; piense en que, restringir la libertad a alguien de forma arbitraria, constituye un acto criminal; por ello, procure ser leal y amable, deje pasar, dé las gracias, sonría y ayude sin que se lo pidan.
7 – DE LAS LEYES.- Aunque a veces aparezcan ante nosotros leyes indignas o inicuas, para bien o para mal, las leyes dictadas por los hombres nunca son banales; tome conciencia, no obstante, de que deben ser cumplidas, mejor aún, asumidas voluntariamente; y si desea superarlas, hágalas innecesarias con un comportamiento personal exquisito, superior incluso, no ya a la letra, sino al propio espíritu de la ley promulgada en sí.
8 – EN TORNO A LOS CONTRATOS.- Cualquier contrato o promesa en que Vd. sea parte y en el que se haya hallado sometido a determinadas circunstancias, una vez que aquéllas varíen, el contrato o promesa decaen, pierden su virtualidad de atracción y, por tanto, su valor real de partida y su vigencia; reclame y luche siempre por que así sea; es una consecuencia justa y universal que debe ser atendida.
9 – EDUCAR.- Ayude a pensar a los niños por sí mismos, señáleles el “porqué” de las cosas, se lo insinúe al menos o descúbraselo de alguna forma si fuese posible, pero no se lo imponga, el niño no ha desarrollado aún la mente.
10 – ERROR SOBRE UN COLECTIVO.- Cuando cometamos un error con un colectivo de personas, no se tratará únicamente de un error único, sino que éste se multiplicará por el número de personas que compongan el colectivo dañado.
11 – EFICIENCIA.- No se quede exclusivamente en la teoría aprendida acerca de las cosas; antes bien, practique y practique, hágase eficiente, y si se equivoca, no importa, tome ahínco e insista de nuevo; el triunfo es de los que se esfuerzan y persisten con tesón
12 – EXPERIENCIA.- La experiencia es un tesoro personal e íntimo difícil de alcanzar; quien lo consiga detentar, atesorará mucho de lo cual los libros poco o nada dicen; la experiencia es una gran fuente de sabiduría; hágala valer en su vida.
13 – DERECHO A DISCREPAR.- Dentro de las normas democráticas de discusión, no se acompleje y discrepe si es preciso de los miembros de su familia, de los políticos, de sus amigos o compañeros; será señal inequívoca de que piensa y razona, de que posee criterio personal propio y que puede hacerse oír; ahora bien sea cuidadoso y juicioso tocante a aquello de que “todas las ideas son igualmente respetables”, porque es un aserto que de ninguna manera es cierto; aparecerán ideas de una calidad portentosa, ideas iluminativas con las cuales puede ser construido el bien en su sentido más amplio; pero habrá otras, en cambio, que, por sus propia naturaleza y características, es preciso combatir porque en sí mismas entrañan daño o perjuicio para algo o para alguien, cuando no para la colectividad como conjunto o para los principios universales en que las sociedades civilizadas se basan y sustentan; recuerde,por ello, que no son las ideas las respetables en plano de igualdad – porque no lo son – sino única y exclusivamente lo son las personas en cuanto que seres humanos, y, por tanto, en cuanto poseedores de la esencia divina que nos acredita como iguales respeto al origen y calidad de partida; de cualquier modo, y puesto que toda discusión siempre consiste – lo sepamos o no – en algo transitorio, y tras ella, procure conservar no obstante la amistad, pues la amistad deberá planear constantemente y en todo caso por encima de las discrepancias con que azarosamente trazamos y vamos desenvolviendo nuestras vidas.
14 – SEA UN CREADOR.- Cree, innove o construya algo por sí mismo; no imite, pues corre el riesgo de copiar o imitar a alguien equivocado ya; arriésguese y aventúrese en su propio obrar; no olvide la prudencia.
15 – VISCERALIDAD.- No sea un ser irreflexivo; piense siempre antes de actuar y mediante el tiempo que sea preciso, pero hágalo así; ello hará que pueda controlar sus instintos y emociones más primarias y desenfocadas; ni la pasión, ni la ira ni las emociones desaforadas nos dejan contemplar con racionalidad y objetividad las cosas; mejore tanto sus opiniones como, y sobre todo, sus decisiones
16 – NO A LA VIOLENCIA.-Enfréntese al problema y elimine de forma radical la violencia y la ira de su vida, pues contaminan y dañan todo, lo denigran y reducen a la mera animalidad; sea una persona de este tiempo, sea un paladín de los buenos modos y la libertad.
17 – ¿… Y POR LOS DEMÁS? Los demás existen; esfuércese, pues, y procure dar o hacer algo por ellos de forma desinteresada, comparta; no está solo en el mundo y la finalidad de éste y su epicentro se centran en la “convivencia”; ella entraña una serie de contrapesos y ayudas mutuas; sin dichas ayudas, no podríamos progresar en ningún sentido, y lo que no progresa, retrograda inevitablemente, se atrofia y desaparece [ejemplo 1º: en realidad, y a fines caritativos, la ropa usada no sirve regalarla, pues su destino inmediato es la eliminación, el desecho; deberá por tanto comprar algo nuevo y entregarlo; ahí sí hay esfuerzo, dicho acto entraña compartir; ejemplo 2º: lo que hacemos de acuerdo con la ley, no supone ni entraña recompensa moral alguna, pues nos limitamos a lo mínimo , a lo exigible obligatoriamente bajo coerción, a lo estricto, no hay por tanto dación o entrega personal y voluntaria alguna hacia nada o hacia nadie; ¿… debe tirarse a la basura por ello la ropa usada ? no necesariamente, pero debemos conocer y comprender las cosas]
18 –SOBRE RENOVARSE, HACERSE NUEVO.- Revise viejas creencias y viejos idearios, viejas costumbres y ancestrales amores; conserve lo esencial y busque nuevas expresiones y formas, nuevos campos y nuevas expectativas, vaya más allá; cambie, pues, y no se haga denso, no se apelmace dentro de sí mismo, rebélese; en consecuencia, deje lo antiguo y adéntrese con razón y fe en los derroteros de este presente que ya está aquí y tiene a su mismo lado el futuro; hágase una persona más amplia y participativa, más cooperante, más altruista, más moderna y completa; conviértase ya en un pequeño dios, tienda a hacer de Vd. un individuo autosuficiente.
19 – FLEXIBILIDAD.- Necesitará ser flexible, las redes del mundo y de sus relaciones complejas lo exigen; la flexibilidad es la condición fundamental para la adaptación a cualquier medio; no tenga miedo, ser flexible le hará mejor ser humano, más sabio y más respetado por todos y ante sí mismo.
20 – DE LAS PERSONAS NOBLES.- Importante – No olvide nunca que no es el nacimiento lo que hace noble a una persona, sino exclusivamente la relevancia de su alma.
21 – AMISTAD.- Promueva la amistad universal, no se quede en su escalera o edificio, en su urbanización o barrio, ni siquiera en su ciudad ni país; salga del estrecho círculo habitual y mire más allá, pues afuera también es el mundo y la Humanidad es la concreción como conjunto; identifíquese, pues, con ella y colabore, luche con y por ella, no se quede en sus beneficios egoístas, personales y cercanos, sino extiéndalos a los demás; dar ayuda mucho en todo.
22 – DIFERENCIAS APARENTES .- Las naciones, las razas, el color, los credos, las ideologías e incluso las leyes, etc., sólo son instrumentos pasajeros y todos ellos son ya muy viejos, por lo que asimismo nos envejecen; la persona, en cambio, está ahí, y su esencia divina es idéntica a la suya y permanente; la vida es semejante a una escuela con sus correspondientes cursos, los cuales todos hemos de ir aprobando, por lo que prácticamente todos llegaremos al final debidamente graduados y sabios.
23 – DE LA SOBERBIA, DEL ORGULLO Y EL ESCEPTICISMO.- Sométase conscientemente a sí mismo y construya su humildad, de lo contrario encontrará serias dificultades para la relación interpersonal, la colectiva y la obtención de conocimiento, dado que en todas las áreas del saber alcanzamos aún muy poco; por tanto, sea capaz de asumir críticas ajenas y, por si acaso, atrévase a analizarlas, puesto que pudiera ser que en realidad contuvieran grandes proporciones de razón; los consejeros valiosos o verdaderos amigos, basados en la lealtad y amistad, pero también más allá, le harán si procede las objeciones oportunas; de aquí que, si es preciso, acéptelas y modifique humildemente sus puntos de vista o su conducta, hágalo de esta forma en el fondo útil y valiente, crezca; asimismo, huya del escepticismo radical y a ultranza, pues esta clase de escepticismo constituye un óbice muy serio – como arriba se ha señalado – para la obtención de conocimiento, sobre todo del conocimiento nuevo, el que ya está aquí y se incrementa a diario con suma rapidez.
24 – RELIGIONES, CONFESIONES E IDEAS RELIGIOSAS.- Los principios éticos y morales constituyen el sustento del universo; piénsese que todo ser humano es, en potencia, capaz de amar a los demás como cualquier otro; por tanto, no odie ni maldiga a nadie, pues el despliegue de tan esencial capacidad en cada uno es mera cuestión de tiempo y oportunidad; el mundo, la vida que lo llena y nutre, es algo dinámico que no espera por nadie, pues avanza o retrograda pero no se estanca nunca; procure por ello revisar de vez en cuando sus ideas personales y hondos prejuicios, porque es importante que sus delineaciones religiosas encajen dentro de un todo armónico y también lógico dentro de usted.
25 – CONFLICTOS.- Todo conflicto, excepto el basado en la agresión, – ya sea ésta física, emocional o mental, o de derechos – debe ser resuelto mediante el diálogo, y, éste, sostenido exclusivamente en el razonamiento; el conflicto surge cuando los deseos o necesidades de alguien chocan con los de otra u otras personas, sin por ello olvidar que, evidentemente, pueden aparecer deseos y necesidades “excesivos” en relación a lo que debe ser normal y legítimo; estaríamos entonces ante un supuesto de “diálogo imposible”, es decir, ante el que no cabría, desde luego, y en ningún caso, el acuerdo; colocarse en el punto o lugar del otro, es una forma adecuada para la resolución de conflictos de cualquier clase; Máximas de ayuda para su resolución: a) “…nadie puede satisfacer sus necesidades o deseos a costa de los deseos o necesidades de otro; incluso el ejercicio de un derecho legítimo no podrá vulnerar otro derecho igualmente legítimo y establecido” ; b) es lícito todo aquello que no causa daño a nada ni perjudica a tercero”; c) el bien general o común, como situación de conjunto, debe prevalecer sobre lo limitado o particular; d) los principios de justicia deben ser aplicados por igual a todos los afectados; e) el respeto de los derechos humanos constituye la piedra angular y concreta de toda acción humana; / así, pues, toda solución injusta, tarde o temprano tenderá a reaparecer, dado que no fue armonizada en su momento de acuerdo con los principios ético-morales y de justicia que son los que deben informar la estructura cívica y de convivencia del mundo, pues el organismo general siempre termina expeliendo de sí mismo lo anormal o inarmónico; en este sentido, la afirmación de que “lo que se siembra es lo que recogemos o recogeremos”, estrictus sensus, y de acuerdo con la experiencia, es una afirmación que está impregnada de una veracidad y realismo verdaderamente sobrecogedores;/a veces también se originan conflictos debido a meros malentendidos; por ello, procure dejar con prudencia los prejuicios a un lado e intente hablar con la parte o partes implicadas en el “asunto clave” informándose bien acerca de sus respectivas posiciones; tal vez el conflicto pueda solucionarse y desaparecer; en todo caso, insistimos, cualquiera que sea el conflicto, y aunque el mismo deba persistir posteriormente en el tiempo, no destruya nunca la amistad, pues es la finalidad última de los seres humanos entre sí, siempre ajustada a una convivencia justa y amorosa, fraterna y solidaria; la amistad, por tanto, es esencial.
26 – DEL PERDÓN.- Perdonar es un gran fundamento de la vida, uno de sus mejores y más grandiosos dones; si usted se lo propone y perdona de corazón a alguien – haya o no previo arrepentimiento en el otro, y sin nada a cambio -, su vida se engrandecerá y usted brillará en su interior y ante los demás; por tanto, atrévase al perdón, desaloje de su conciencia el odio, la venganza, el rencor y la ira y perdone, aunque ello le suponga al principio un esfuerzo de grandes proporciones; en pocos días hallará la respuesta espiritual que busca y agracederá en gran manera haber perdonado.
27 – ACERCA DE LAS NUEVAS FORMAS DE ENSEÑANZA.- Hoy, en general, los escolares ven televisión y cine, oyen música y radio, navegan por internet y además viajan entre otras muchas cosas, es decir, perciben otras características y cualidades en otras personas; por tanto, antes o después habrán de cuestionar la imposición de un sistema concreto y cerrado de valores determinados; el presente y el futuro conforman y conformarán un tiempo de cuestionamiento, de preguntas y posiciones cambiantes, dado que el conocimiento se ha incrementado enormemente y crece con rapidez; de aquí que, aquél otro tiempo de rutinas tradicionales haya tocado a su fin, motivo por el que los problemas hayan comenzado ya a ser resueltos de distintas formas y con ópticas distintas, pues las alternativas actuales también se han multiplicado y continúan multiplicándose a velocidad de vértigo; el horizonte se ensancha y abre por momentos, se ilumina, por lo que los escolares – los de todos los niveles – necesitan ver, probar, experimentar, contrastar, debatir, analizar y buscar un resultado consecuente, razonado y lógico; en aras a esto, las técnicas de solución serán primordiales, puesto que promoverán en ellos capacidad dinámica para resolver cualquiera que sea el problema planteado; la antigua práctica de la memorística viene así a su término o conclusión, pues incluso las Humanidades deberán ser discutidas y contrastadas mediante puntos de vista amplios y abiertos (…sirva de ejemplo la vigente propuesta para la conformación de una única Historia europea); de otra parte, en la escuela moderna deberá dotárseles a los estudiantes de una mayor cuota de responsabilidad sobre su conducta, deberá imbuírseles de ello, permitiéndoseles, en consecuencia, colaborar tocante a qué han de hacer, así como acerca del cuándo y también del cómo, es decir, se abre un espacio o etapa conjunta de flexibilidad y responsabilidad personales en los nuevos escolares del mundo; Conflictos escolares: cuando surja un conflicto entre profesores y alumnos, o únicamente entre alumnos, la cuestión debe ser discutida asimismo a través de la razón, donde cada parte procurará comprender el punto de vista del otro, buscando siempre una solución que satisfaga a todos, puesto que la armonía existe y existe para convivir; de aquí que el entrenamiento en la empatía venga a constituir con seguridad en adelante una parte destacada en las escuelas, pues ayudará a evitar los prejuicios, ampliando de otro lado la cercanía y la amistad; deberán estudiarse literatura, bellas artes y música, las cuales exigen como requisito, precisamente, la empatía para ser comprendidas con rigor; del mismo modo, deberá enseñárseles a desarrollar sentimientos de paz y calma interior, de igualdad y amistad hacia todos los seres humanos en general, así como – con permiso y respeto hacia quien no piense igual – de reverencia hacia Dios.
28 – DE LOS GOBIERNOS EN GENERAL.- Principio y causas.- En este tiempo, los individuos detentan tantas capacidades éticas y morales y de discernimiento para elegir y tomar decisiones como sus respectivos gobiernos; ha llegado el buen criterio y la madurez ya al pueblo, a la ciudadanía; ahora bien, para sustentar y engrandecer dicho “criterio”, los ciudadanos necesitan de libertad, puesto que sin ella no es posible engrandecer ni la vida ni el conocimiento; porque, para esta suerte de cosas, la experiencia se constituye en maestro supremo; /Efectos: los gobiernos deberán permitir a las personas experimentar las consecuencias de sus actos; si los individuos estuviesen convencidos de que el gobierno correspondiente se ha de ocupar de ellos, cualquiera que fuese su conducta, necesariamente dejarían de sentirse responsables y solidarios tocante a evitar determinados problemas, ya personales, ya colectivos, o respecto a ocuparse de sus propias necesidades, por lo que el proceso de llegar a ser individuos autosuficientes, quedaría ipso facto truncado; en líneas generales, la ejecutoria de los gobiernos actuales y futuros debería centrarse no tanto en “gobernar y gobernar” sino cuanto a propiciar, en ayudar al intercambio de información entre la ciudadanía, en estimular los diferentes sectores sociales, en favorecer una mejor relación, así como en posibilitar acuerdos o toma de decisiones conjuntas y satisfactorias para la gneralidad o bien común; tal vez la mejor opción para una buena gobernanza sea aquélla en la que la sociedad civil se desenvuelve fácilmente en justicia, paz, sosiego y libertad, con escasa resonancia por parte de quienes gobiernan; la altura de la civilidad democrática se mide en buena parte a través de los conceptos citados; /Información: Es una condición vital en este tiempo caracterizado por el razonamiento y la libertad; de aquí que sea responsabilidad de los ciudadanos estar debidamente informados a fin de votar de acuerdo con sus necesidades objetivas; de este modo podrán evitarse errores o engaños debido a falsedades, sobornos, insultos, poderes militares o por presiones sociales; ejerza, pues, su libertad, demuestre que es un ciudadano cabal y total; por ende, los gobernantes están obligados a mantener debidamente informados a los representados, requisito indispensable para que, en todo momento, éstos puedan comprender su proceder como tales delegados; la libertad de crítica y su respuesta por parte del gobernante, se convierten por ello en piedras angulares del nuevo tiempo político; por tanto, si usted lo cree justo, diríjase a sus gobernantes, critíqueles y exíjales, pues usted se encuentra en posesión de su aboluto derecho.
29 – ALGUNAS NOTAS ACERCA DE LA JUSTICIA.- No deberá haber leyes destinadas a controlar a las personas; la conocida máxima “haz a otros lo que te gustaría que hicieran por ti” debería imperar en las relaciones interpersonales; la objetividad irá desplazando definitivamente a las meras opiniones subjetivas; gran parte de las “vistas orales” de los juicios actuales irán saliendo de las Salas para buscar soluciones justas entre las partes implicadas, por lo que el problema de la “restitución” será por tanto potenciado.
30 – DE LOS DERECHOS HUMANOS.- El ejemplo es la mejor palabra, pero el “mejor bien para el mayor número”, constituye una máxima-norte capaz de marcar pautas absolutamente verdaderas en momentos agrios y dubitativos para cualquiera; si la etapa que actualmente estamos cruzando es en verdad abrasiva y dura, debemos mirar atrás para analizar y aprender, pues sólo con verdadera inquietud en velar por el ser humano y engrandecerlo, seremos capaces de examinar nuestros actos desapasionadamente y con rigor; a salvo deben estar, por tanto, los Derechos Humanos; practicados, posiblemente ellos constituyan el mayor logro real de nuestro avance civilizatorio; mejor, mucho mejor aumentar el número de fuerzas de seguridad civil que reducir o quebrantar tales derechos y las correspondientes libertades que entrañan; mucho mejor, en todo caso, asumir cierta inseguridad y riesgo que vulnerar nuestra más sagrada condición: la de seres humanos pero, a la vez, divinos, no vaya a olvidársenos.

= = =

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada