lunes, 25 de octubre de 2010

EL GÉNESIS


EL GÉNESIS

Los observadores de aproximan al Creador. Ha sonado la hora
de un nuevo amanecer cósmico, de un nuevo Día. Ha llegado el tiempo
de que el Cosmos despierte tras la noche.

Dios sentenció, y Su risa conmocionó el espacio y Su palabra, de
la oscuridad primigenia, sacó a la luz la nueva aurora en el nuevo
espacio del mundo.

Hermes Trimegisto



Las anteriores palabras del tres veces grande iniciado egipcio sirven
al objeto de introducirnos en el estudio de la Escritura de los Comienzos
Eternos. El libro del Génesis pone los cimientos de los sucesivos
libros de la Biblia. Todo lo que sigue es un desarrollo de poderes
descrito y de procesos y perfilados en el primero de los sesenta y seis
Libros contenidos en la Sagradas Escrituras. Entre las narraciones
bíblicas de la Creación y las enseñanzas de la ciencia académica existe
una relación más intima de lo que ordinariamente se reconoce. Una
estrecha interpretación tegnológica, por un lado, y una ciencia falta de
iluminación espiritual, por otro, son las responsables de la distancia
que existe en las mentes de muchas personas entre las enseñanzas
de ambas. Afortunadamente, los maalentendidos, que han distanciado
a muchos estudiantes serios de la Biblia de los de la ciencia, están
desapareciendo, gracias a la nueva luz que, de modo creciente, está
iluminado, tanto el conocimiento sagrado como el secular.

Aunque parece innecesario aclarar que los Días de la creación
de que habla el Génesis son vastos períodos de tiempo y no simples
horas de luz solar, es cierto que la falsa interpretación de este hecho
ha dado lugar a una mala comprensión que se ha demostrado tan
perjudicial para la verdad expuesta por las Escrituras como para la
defendida por la ciencia. Si el período creativo interpretado como “día”
se hubiese traducido como “eon”, en que es lo que dice el texto griego,
se hubiera evitado una serie interminable de disputas sobre el tiempo
empleado en la Creación relatada en el Génesis. El trabajo de los
siete Días de la creación, tal como los narra el Génesis, abarca toda la
duración del peregrinaje humano a través del tiempo y de la materia.

* * *

468 - JOYAS ESPIRITUALES - 06/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada