jueves, 11 de noviembre de 2010

JESÚS VIENE


JESÚS VIENE

Si usted tiene una Biblia, léala. Pero no piense que la verdad
está solamente allí, pues hay otras fuentes verdaderas, en las que se
puede encontrar el agua pura, cristalina de la verdad.

La principal fuente es usted mismo. Si usted despierta a la realidad
de su propio ser y logra armonizarse con el Espíritu morador que
está en usted (Cristo en nosotros), tendrá una información directa acerca
de todo lo que necesita saber.

Los problemas de la sociedad no se resuelven a través de la
sociedad misma, sino a través del individuo que forma parte de la sociedad
y cuya transformación se va dando gradualmente.

Si cada persona, cada ser humano, se suma a los que están
dispuestos a cumplir con la LEY, siguiendo las enseñanzas de grandes
Maestros e Instructores que ha tenido siempre la humanidad, reconociendo
a JESUCRISTO como el Luminar Mayor, el Angel Planetario,
Regente Espiritual del Mundo e Hijo Amado del Altísimo, cuya
vida diera hace dos mil años por nosotros, entonces la Tierra toda,
nuestro amado planeta, se transformará en verdadero paraíso; no
pelearán más hermano contra hermano; no habrá más dolor ni llanto
ni infortunio.

Así, pues, se dan los primeros pasos para llegar al “cielo”, y con
la oración diaria se establece contacto con la Divinidad para mejorar la
propia condición, dejando atrás todos los errores del pasado, “las viejas
vestiduras”, de las que Cristo nos habló.

Tengamos por cierto que el “fin del mundo” viene ya. ¡Está muy
cerca! Y los impíos no se salvarán.

Es necesario estar preparados. Es necesario abrir el corazón a
Dios y depositar en ÉL nuestra fe, nuestras esperanzas.

JESUCRISTO nos invita a vivir una vida en paz y en armonía con
él y con el Padre Celestial que nos está esperando para darnos el
“reino” prometido.

Ha dicho que nuestro tiempo debe estar dedicado a aquello que
esté en concordancia directa con el Plan; que dejemos de lado toda
nimiedad; que no ocupemos nuestro tiempo en pequeñeces y que
hagamos lo posible para estar siempre en la Luz, permaneciendo en
alta frecuencia vibratoria, para así poder cumplir con el mandato recibido.

Es, pues, un tiempo de preparación para los que con fe están
esperando. Para otros será el “tiempo del llorar y del crujir de dientes”.

Todo depende de cuál sea nuestro estado espiritual y de lo que se ha
estado sembrando por doquier.

El Maestro dijo: “Todo árbol que no produce fruto excelente llega
a ser cortado y echado en el fuego”.

“Todo el Universo y el Cosmos es un Orden Perfecto”.

“Sed vosotros -dice el Maestro- como partículas de ese Cosmos,
también perfectos en Orden; no vayáis de aquí para allá desperdigando
energía, perdiendo vuestro precioso tiempo en menesteres que no
hacen a la función específica que vosotros debéis concretar”.

Pidamos a nuestro Padre Celestial la renovación de nuestra Fe.

Pidamos Voluntad y una Conciencia cada vez más clara. Que florezca
en nosotros la bondad, la humildad, la nobleza, la tolerancia, la sencillez,
la pureza.

Tengamos por cierto que la Verdad, la Rectitud, la Justicia y la
Paz prevalecerán!


José H. Baseti


* * *

471 - JOYAS ESPIRITUALES - - 09/01 - - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada