jueves, 11 de noviembre de 2010

LA IMITACIÓN ES LA MÁS SINCERA ADULACIÓN




LA IMITACIÓN ES LA
MÁS
SINCERA ADULACIÓN

Ecos de Mount Ecclesia, Abril de 1916

«... Esto nos recuerda otro asunto. Desde que fuera comenzado el
trabajo de la Fraternidad Rosacruz el 14 de Noviembre de 1908, las Sociedades
Rosacruces (?) se han multiplicado, y parece haber una manía
de agregar la palabra Rosacruz, aunque con el fin de aparecer como algo
distinto a los demás, algunos deletrean la palabra con una «k»,
Rosikrucianism, otros le colocan «ae» para aparecer como
«Rosaecrucianism». Algunos proclaman e incluso profesan tener seis
millones de miembros, algunos de los cuales son las cabezas de las coronas
de Europa y todos los hombres distinguidos de todas las épocas
incluyendo a Moisés, Elias, los Faraones de Egipto y otros grandes seres
demasiado numerosos para mecionarlos. No es de maravillarse que toda
esta parafernalia enceguezca a algunos de nuestros más débiles miembros
quienes rápidamente van a estas órdenes con la plena fe de que el
Gran Maestro o Emperador o cualquier otra cosa implicada por el rimbombante
nombre, tendrá una varita mágica para ellos y que pronto les
brotarán las alas y que se harán omniscientes como Dios. Como hemos
dicho miles de veces, el progreso en el sendero depende del crecimiento
del alma, y nadie puede asimilar el alimento espiritual por nosotros, del
mismo modo que nadie puede desayunar por nosotros e instruirnos sobre
el valor de los alimentos para que podamos crecer fuertes físicamente.

Shakespeare formuló la pregunta :

«Qué hay en un nombre?». Puede haber muy poco o puede haber
algo grande. Todos sabemos del valor que en el mundo de los negocios
se le da a un buen nombre para cobijar con él una marca de bienes, pero
no importa que tan bueno sea el nombre, a menos que los bienes que
represente sean de calidad de plata, el nombre por sí solo no garantizará
el éxito y lo mismo ocurre con un movimiento espiritual, debe tener un
fundamento sólido, una filosofía sólida. A los Hindúes se les dio los Vedas,
a los Persas el Zend Avesta, a los Musulmanes el Corán, a los Cristianos
la Biblia, y cada gran religión tiene su propio texto particular en el
cual se basa el fundamento de su fe, y este texto tiene tres características
distintivas: Una historia de su origen, una afirmación del futuro que nos
aguarda y un código de ética. Aun en los tiempos modernos encontramos
que los Científicos Cristianos tienen su texto Ciencia y Salud y los Teósofos
tienen su Doctrina Secreta. Antes de ser comenzada la Fraternidad
Rosacruz, los Hermanos Mayores de la Rosa Cruz le dieron al autor las
enseñanzas monumentales contenidas en el Concepto Rosacruz del
Cosmos, el cual sobrepasa todas las anteriores filosofías; éste es ahora
el texto de la Fraternidad Rosacruz, y éste se disemina por todo el mundo
de la más maravillosa manera, porque encuentra en todas partes, entre
la gente pensante, un completo asentimiento, porque apela al tribunal
interno de la verdad.

La Filosofía Rosacruz fue ofrecida por vez primera por los Hermanos
Mayores a Max Heindel con la condición de que se mantuviera en secreto
y le fuera revelada a los pocos por medio de los ritos y misterios de la
iniciación, pero encontrándose en esa época con un hambre del alma en
búsqueda de la solución al misterio de la vida, se rehusó en varias oportunidades.

El pensaba que si esta enseñanza era buena para él, debería
ser buena para miles de almas hambrientas en el mundo, y finalmente le
fue dada con la condición contraria, es decir, que el haría todo lo que
pudiera para promulgar esta filosofía. Había sido puesto a prueba para
ver si el la usaría egoísticamente o sería firme en su propósito de darla a
la humanidad, por eso la Filosofía Rosacruz se disemina públicamente
por medio de este texto para que todo aquél que busque pueda venir y
beber libremente de esta agua de la vida.

Sólo piense en lo que habría pasado si los apóstoles hubieran conspirado
con éxito y hubieran mantenido las enseñanzas de Cristo alejadas
del mundo, o si los primeros Sabios de la India o Persia quienes recibieron
los vedas o el Zend Avesta hubiesen hecho esto. Entonces todo el mundo
habría pasado durante edades sin enseñanzas religiosas y con seguridad
que todos estarán de acuerdo que hubiera sido un gran perjuicio. Manteniendo
esto en mente es solo cuestión de aplicar el buen juicio a las ofertas
de aquellos llamados Maestros que pretenden iniciar a alguien que
tenga el dinero suficiente para acceder a los misterios de esta, aquella u
otra llamada Orden, pero que no tiene nada para el público. Solo pídales
que produzcan su libro y compárenlo con la Biblia o el Concepto Rosacruz
del Cosmos, y vea si cumple los tres requisitos esenciales mencionados,
y no se necesitará ninguna otra prueba para conocer su condición.

La Fraternidad Rosacruz no tiene contiendas con estas personas,
no obstante, como se ha dicho que la imitación es la forma más sincera
de adulación, suponemos que reconocen su mérito y el poder de nuestro
movimiento porque de lo contrario no lo imitarían.

* * *
471 - JOYAS ESPIRITUALES - 09/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada