viernes, 19 de noviembre de 2010

SONETO GENEROSO


SONETO GENEROSO

En el sendero de la vida lo tengo todo perdonado,
inclusive el daño que me harán mañana.

Aunque nadie perdone, tú perdona;
Aunque nadie sonría, tú sonríe;
Y huyendo de la turba que maldice
Eleva al cielo tu oración devota.

Aunque no haya una mano generosa
Abre tu mano para aquél que pide;
Y levanta del lodo, donde gime
El alma de tu hermano, triste y rota.

Deja que el hombre, otrora soberano
Hoy doble ante el dinero su rodilla
Y por él sacrifique hasta su canto.

En medio de la furia punzadora
de un mundo que produce sólo espinas
tú sigue dando únicamente rosas.

Mauricio G. Ovelar

* * *


ARENA Y ESPUMA

Me juzgan loco porque no vendo mis días por oro.

Y yo los juzgo locos, porque piensan que mis días tienen precio.

No puedes juzgar a ningún hombre más allá de tu conocimiento
de ese hombre. ¡Y cuán reducido es tu conocimiento!

¡Cuán atolondrado eres cuando deseas que los hombres vuelen
con tus alas, y ni siquiera puedes darles una pluma!

KHALIL GIBRAL

*
*
*

472 - JOYAS ESPIRITUALES - 10/01 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada