sábado, 25 de octubre de 2014

Orígen de las enseñanzas rosacruces y de la Fraternidad Rosacruz


ORIGEN DE LAS ENSEÑANZAS ROSACRUCES
Y DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ

La Religión, el Arte y la Ciencia, son los tres medios más importantes de educación humana y son una trinidad en una unidad que no pueden separarse sin tergiversar el punto de vista de cualquier cosa que investiguemos. La verdadera Religión comprende a la vez la Ciencia y el Arte, porque enseña una vida hermosa en armonía con las leyes de la Naturaleza. La verdadera Ciencia es artística y religiosa en el más elevado sentido, porque nos enseña a reverenciar y conformarnos con las leyes que gobiernan nuestro bienestar y explica porque la vida religiosa conduce a la salud y a la belleza. El verdadero arte es tan educacional como la ciencia y perfeccionante en su influencia 
como la religión. En la Arquitectura encontramos la más sublime 
representación de las líneas de fuerza cósmicas del universo. La escultura y la pintura, la música y la literatura, nos llena de un trascendental amor de Dios, el manantial inmutable y la meta de todo este hermoso mundo. Nada excepto esta enseñanza integral podrá responder permanentemente a las necesidades humanas. 

Existió una época hasta el florecimiento de la antigua Grecia, en que la Religión, el Arte y la Ciencia se enseñaban unidas en los Templos de Misterios. Pero fue necesario para el mejor desenvolvimiento de cada una, que se separaran por algún tiempo. La Religión predomino en las llamadas “épocas de la superstición y la ignorancia.” Después vino el periodo del Renacimiento y floreció el Arte. La Religión era aun poderosa, y el Arte fue frecuentemente confinado para el servicio de ella solamente. Finalmente vino la ola de la Ciencia moderna y con mano de hierro subyugo a la Religión. Fue en detrimento del mundo el que la Religión oprimiera a la Ciencia. La ignorancia 
y la superstición produjeron males incontables, pero no obstante el hombre abrigaba ideales espirituales y esperaba una vida mejor. Seria infinitamente más desastroso que la Ciencia matara la Religión, porque hasta ahora, hasta la Esperanza, el único don que los dioses han dejado en la caja de Pandora, puede desvanecerse ante el materialismo y el agnosticismo. 

Tal condición no puede continuar. Tiene que producirse la reacción. Si no fuera así, la anarquía rendiría el cosmos. Para prevenir tal calamidad, la Religión, la Ciencia y el Arte deben volverse a unirse en una expresión mas elevada del Bien, de la Verdad y de la Belleza, que la obtenida antes de su separación. Los sucesos futuros proyectan su sombra anticipadamente, y cuando los Grandes Guías de la Humanidad notaron la tendencia hacia el ultra materialismo que impera actualmente tomaron ciertas medidas para 
contrarrestarlo y transmutarlo a su debido tiempo. No desean, en manera alguna, acabar con la cada vez mas adelantadas manifestaciones de la Ciencia, como esta ha tratado de acabar con la Religión, pues ellos ven que el bien en definitiva, resultará cuando una ciencia avanzada vuelva a cooperar con la religión. Empero, una Religión Espiritual no podría mezclarse con una Ciencia Materialista, como no se logra hacerlo con el aceite y el agua. Por lo tanto se tomaron medidas para espiritualizar la Ciencia y hacer científica a la Religión. 

En el siglo XIV un instructor espiritual muy elevado que tenia por nombre el simbólico de Christian Rosenkreutz apareció en Europa para comenzar esa labor. Fundó entonces la misteriosa Orden Rosacruz con el objeto de arrojar luz oculta sobre la mal entendida Religión Cristiana y para explicar el misterio de la Vida y del Ser, desde un punto de vista científico en armonía con la religión. Muchas centurias han transcurrido desde su venida, y muchos han considerado su existencia como un mito, pero su nacimiento ha marcado el principio de una época de vida espiritual en el mundo occidental. En los siglos transcurridos los Rosacruces han trabajado veladamente, esforzándose en moldear el pensamiento del occidente, influenciando las obras de los hombres 
de ciencia y los artistas, y enseñando sus doctrinas mediante sociedades secretas de Europa y América; pero el desarrollo y avance de la humanidad durante los últimos años alcanzó tal punto, que la Orden consideró oportuno establecer un centro en los Estados Unidos de América para la extensión de su trabajo. La Fraternidad Rosacruz es, pues, su ultima manifestación en forma 
física, siendo por lo tanto su representante autorizado en la época actual, habiendo sido fundada por Max Heindel bajo la directa instrucción de los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz, quienes en 1908 lo eligieron como su mensajero para impartir las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental al mundo. 
El trabajo de la Fraternidad es dirigido principalmente desde los planos superiores o invisibles, con arreglo a los consejos recibidos de uno de los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz. 

Debemos aclarar que parece que existe alguna confusión en la mente del publico con respecto a la autenticidad, propósito y esoterismo de las enseñanzas Rosacruces comprendidas en los trabajos de Max Heindel, y las enseñanzas de otros escritores metafísicos, las cuales son paralelas hasta cierto limite. Para esclarecer el asunto, lo mejor es exponer el origen y 
autoridad de los conocimientos que nos transmitió Max Heindel y dejar que el lector haga sus propias conclusiones. Por consiguiente debemos informar que Max Heindel fue un Hermano Lego de la Orden Rosacruz, y obtuvo cuatro de las nueve iniciaciones de los Misterios Menores. Las básicas enseñanzas que involucra en sus obras fueron recibidas directamente de los Hermanos de la 
Orden, aunque el independientemente hizo mucha investigación espiritual reflejada luego en sus trabajos posteriores. Al principio de su misión permaneció mucho tiempo en la residencia física de los Hermanos en la Europa Central en donde le fue dictado por Ellos la esencia de la Filosofía Rosacruz, la que escribió y publicó de conformidad con sus instrucciones. 
Igualmente asistió a las sesiones de la Orden en el Templo Eterico de Europa, al cual le era concedido el paso por sus iniciaciones. La Orden Rosacruz se compone de doce Hermanos Mayores, y Christian Rosenkreutz, el decimotercero, como Jefe. Todos ellos ya pasaron las nueve iniciaciones de los Misterios Menores y las cuatro iniciaciones de los Misterios Mayores; en consecuencia han alcanzado el grado de superhumanos, es decir, han adelantado muchísimo en comparación con el estado ordinario de la humanidad, y su sabiduría esta mucho mas allá de la investigación de cualquier persona en el orden oculto o metafísico. En relación con el asunto que estamos considerando, es evidente que Ellos no dieron dos o mas estilos diferentes de filosofía para difundir al mismo tiempo. Por consiguiente no se escapará la conclusión de que las obras de otros escritores metafísicos son el producto de sus propias investigaciones ocultas, cuando menos en lo que concierne a cualquiera de las características Rosacruz, y, en tal virtud, deben juzgarse según el caso. 

Sin embargo somos de opinión que no deben existir rivalidades entre los diferentes sistemas de enseñanzas esotérico filosóficas. Cada individuo debe seleccionar y seguir aquello que le parezca la verdad. Mas aún, La Fraternidad no hace esfuerzos para atraer o retener los estudiantes sino en lo que por si mismo los atrae los conocimientos que promulga. 
Para terminar, diremos que otras sociedades rosacruces o fraternidades similares de Europa y América, manifiestan tener descendencia directa de las primeras ramas de la antigua Orden en Inglaterra, Francia, Egipto, así como en otras naciones. La Fraternidad Rosacruz fundada por Max Heindel quiere 
dejar constancia que no tiene conexión directa con los sucesores o 
descendientes de aquellas ramas. 

LA SEDE DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ

La Sede Central internacional de la Fraternidad Rosacruz esta situada en un lugar denominado „Mount Ecclesia“, en la ciudad de Oceanside, california, Estados Unidos de América. Se goza en esta región de un excelente clima, por cuyo motivo se ha erigido, ademas del templo y los edificios administrativos, un Sanatorio y Escuela de Salud, todo rodeado de una maravillosa vegetación, lo que convierte al lugar en un sitio ideal para esta clase de actividades. 

Si se requiere mas amplia información, adquirir libros o inscribirse en los cursos por correspondencia de Filosofía Rosacruz, sírvase escribir a: 

the rosicrucian fellowship
Oceanside, california, 92049-0713
U.S.A.


Br 14

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada