miércoles, 4 de marzo de 2015

Entonación y canto armónico

ENTONACIÓN Y CANTO ARMÓNICO.


“Todo lo que existe en el universo fue primero un pensamiento; ese pensamiento luego se manifestó como una palabra, un sonido que construyó todas las formas y que se manifestó como la vida dentro de esas formas” Robert C. Lewis.

Toda Energía sigue a un Pensamiento. Nuestras ondas cerebrales son eléctricas. El sonido es una energía vibratoria que toma la forma de onda. El proceso físico del habla comienza con un pensamiento. Cuando vocalizamos los pensamientos, la energía experimenta un gran impulso para manifestarse.
Cuando la música se interpreta y se exterioriza hacia un auditorio, también se percibe en nuestro interior; lo mismo ocurre con las palabras y el lenguaje. Las palabras y sus sonidos vibran en diferentes partes del cuerpo, estados emocionales y mentales así como distintos estados de conciencia. Algunos tienen poder sobre lo físico y otros pueden estimular las emociones. Nuestras mentes son reflectores de palabras. La palabra tiene poder, no se trata solo de qué decimos sino de cómo nos sentimos, cómo lo expresamos y el propósito que hay tras la expresión.
El fundamento de la voz es la respiración. A través de la voz y la respiración, la energía mental creada por nuestros pensamientos puede manifestarse en nuestras vidas. La voz es una manifestación de la respiración, y la respiración es vida por Sí Misma, es Audible, es una Palabra en Sí. La Voz es nuestro instrumento más creativo y musical. Posee poder para afectar nuestras vidas y las de los demás. Cuanto más aprendamos a unir la utilización de la respiración, la mente y la voz, mayor será nuestro poder en la vida.



La voz humana transmite a quien está a nuestro alrededor los elementos y cualidades del sonido, es decir, timbre, melodía, ritmo, armonía, fuerza y entonación. Cada voz tiene 2 niveles de tonos predominantes: Tono natural (producido por la suma de sonidos de todos nuestros órganos) y el tono habitual (emitimos sonidos que no son los nuestros según las circunstancias y conveniencia de nuestra vida diaria).
Hay diversas definiciones de la Entonación:
Es el proceso de hacer vibrar sonidos y tonos para reforzar el proceso de revitalización (Ted Andrews).
Es un antiguo método de curación. Es el empleo de la voz como instrumento para sanar, la idea es restaurar en las personas sus patrones armónicos (Laurel Elizabeth Reyes).
Es un sistema de sanación que se vale de sonidos vocálicos para alterar las vibraciones de cada molécula y células de nuestro cuerpo (Laeg Maggie Garfield).
Es la prolongación consciente de un sonido valiéndonos de la respiración y la voz (Don Campbell).
Es el proceso de hacer sonidos vocálicos para lograr el equilibrio (John Beaulieu).
La vocalización sostenida de tonos individuales con el propósito de hacer resonar zonas corporales específicas a las que se dirige la voz (Randall McClellan).
Es una actividad que libera el flujo natural de la energía y permite que ésta circule por todo nuestro cuerpo (Steven Halpern).
Es el empleo de la voz para expresar sonidos que liberen y alivien o que hagan resonar el cuerpo físico y los campos etéricos. Es un sonido No Verbal que descansa básicamente en las vocales, aunque puede incorporar el uso de consonantes para crear sílabas, a condición de que éstas no tengan un significado coherente. Los suspiros, los quejidos y los canturreos también pueden ser tomados como formas de entonación (Jonathan Goldman).
Todas las prácticas de entonación implican el uso de sonidos no verbales para aumentar el flujo de respiración, equilibrar la energía, liberar la emoción, resolver un trauma pasado y restaurar la armonía (del griego harmos=unión) del sistema cuerpo/mente. Al respirar hondo para la entonación se calma el sistema nervioso provocando la Respuesta de Relajación.




La entonación de vocales ha demostrado que permite relajarse antes de un examen e incluso elimina los síntomas de migraña, alivia el estrés psíquico antes de una operación, mejora el insomnio., etc. Entonar vocales oxigena el cuerpo, hace más profunda la respiración, relaja los músculos y estimula la circulación de la energía.
La Entonación es el uso del sonido más efectivo que existe como instrumento sanador por dos razones:
1) Podemos usar la voz para hacer resonar distintas zonas del cuerpo a fin de recuperar el equilibrio, ya que cada órgano y tejido de nuestro cuerpo tiene una frecuencia sana en la que normalmente vibra y cuando se produce la enfermedad, las vibraciones de esa parte del cuerpo se hacen diferentes. Con la creación de sonidos que sean armónicos de la frecuencia de resonancia del órgano sano, es posible cambiar el ritmo de vibración de la parte enferma del cuerpo haciendo que vuelva a su frecuencia natural, y
2) La intención, que es la energía que se crea detrás del sonido, es la conciencia que tenemos cuando hacemos un sonido. ¿Dónde se crea la intención? En nuestra mente, como una imagen o una visualización que proyectamos con el sonido al producirlo. ¿Cuándo se crea la intención? Durante la respiración que hacemos antes de hacer el sonido.
La voz humana es más capaz que cualquier otro instrumento de enfocar y proyectar energía con intención durante la producción de sonido.
Con la entonación uno puede proyectar la voz por medio de vocales hacia una persona para explorar su cuerpo y su campo de energía, ya sea que se dirija solamente hacia una persona o a un grupo, o bien lo puede ejecutar uno solo ya que se ha demostrado que libera las tensiones y las emociones desencadenando así el proceso de sanación.





Cuando con la voz se pueden hacer dos o tres notas al mismo tiempo, se denomina Canto Armónico. Los armónicos también se llaman Hipertonos. Casi todos los tonos producidos por un instrumento musical, por nuestras voces o por alguna otra fuente de sonido, en realidad no son tonos puros sino mezclas de frecuencias de tonos puros llamados Parciales. A la más baja de estas frecuencias se llama la Fundamental. Todas las parciales más altas en frecuencia que la fundamental reciben el nombre de armónicos, y con la voz se pueden hacer 2 o hasta 4 notas al mismo tiempo como los cantos ejecutados en el Tibet, Hindia, China, Mongolia y Filipinas.
En mi práctica de musicoterapia realizo solo o con los integrantes del grupo Terapeutas del Sonido Sagrado la entonación hacia un paciente o grupo de enfermos con diversos padecimientos en auditorios de clínicas y hospitales llegando a confirmar que en ellos se produce la Respuesta de Relajación. También he observado la misma respuesta cuando mis pacientes ven y oyen mis videos en youtube, de ahí que generalmente dichos videos tengan una riqueza en entonación y armónicos vocales, así como la fusión de otra diversidad de instrumentos de todo el mundo. También hago resonar cerca de sus cuerpos físicos otros instrumentos sonoros, por lo que dicha técnica surgió espontáneamente y por ello me llena de satisfacción que sean de utilidad para la gente necesitada de volver a encontrar su equilibrio armónico sonoro o bien tener una mejor calidad de vida dado que los pacientes que manejo tienen enfermedades crónicas y la mayoría son oxigenodependientes, ayudándoles a mitigar la angustia y depresión que les provocan dichos padecimientos.




Además de la entonación y armónicos vocales descubrí en la experiencia clínica que si juntaba un acorde continuo con el teclado, el sonido del didjeridú, campana tibetana y cuenco de cuarzo (sonido Drone) se producía en el paciente la Respuesta de Relajación de una manera rápida (generalmente entre los 5 y 10 minutos de iniciada la sesión musical). También observé que en algunos pacientes, además de la Respuesta de Relajación, presentaban Estados Alterados de Conciencia que les ayudaban a comprender su vida y por ende una liberación emocional en sí mismos con el consecuente reequilibrio físico y mental
Les ofrezco ahora un videoclip con imágenes de una laguna y playa con fondo musical de la pista No. 4 Maim (que quiere decir Agua) de nuestro 2º. CD titulado “5º. Elemento” por mi grupo musical. Dicha pista tiene una duración original de 18 minutos y se acortó a 6 minutos con 48 segundos. En esta melodía escuchan didjeridú, ininterrumpidamente un cuenco de cuarzo, campanas tibetanas y finalmente entonando vocales los 8 integrantes del grupo Terapeutas del Sonido Sagrado así como una plegaria en hebreo, creando una atmósfera sónica con el mejor instrumento que posee el ser humano: Su Voz.
“¿Por qué buscamos una meta? ¿Por qué nos limitamos si tenemos el infinito? La meta del hombre es no tener meta u objetivo sino fluir en las aguas del infinito” Oscar González Loyo.

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=aMo9ufYkK8E

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada