martes, 10 de marzo de 2015

Huellas.

HUELLAS 
Anónimo 


Una noche, un hombre tuvo un sueño: Soñó que iba paseando por la playa con el Señor. A medida que iban caminando y dejando marcadas sus huellas sobre la arena, en el cielo iban apareciendo las escenas de su vida. 

Pero se dio cuenta de que, si bien casi siempre aparecían cuatro huellas en la playa, cuando se proyectaban en el cielo los momentos más desagradables y tristes de su vida, sólo eran visibles las huellas de dos pies. 

Y el hombre exclamó: “Señor, Tú me dijiste que, una vez decidiera seguirte, caminarías siempre a mi lado. Pero he notado que, durante los momentos de mi vida en que tuve más problemas y dificultades, aparecía sólo un par de huellas. Y no comprendo por qué me abandonaste cuando más te necesitaba. 

Y el Señor le respondió: “Hijo, te quiero, y nunca te abandonaría. En los momentos de angustia y de sufrimiento, esas dos huellas que veías eran las mías. 

Porque yo te estaba entonces llevando en brazos.” 

pueden apreciar en vídeo desde aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ELouBtFC3Y0


Boletín Nº 36 AÑO 2.000 - TERCER TRIMESTRE 
(Julio-Setiembre) FRATERNIDAD ROSACRUZ  MAX HEINDEL (MADRID) 

* * * 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada