martes, 3 de marzo de 2015

Ningún esfuerzo es perdido


NINGÚN  ESFUERZO  ES  PERDIDO

                     ¡Que gran ventaja es cultivar una comprensión más profunda acerca de la importancia que reviste nuestro Arquetipo¡ Nuestra permanencia en un cuerpo físico representa el tiempo en el que efectuamos la siembra. Todo esto, bien o mal, es impreso sobre nuestro átomo-simiente, produciendo un efecto directo sobre el Arquetipo de nuestro vehículo físico. Así se van formando líneas vibratorias de fuerza que posteriormente atraerán y organizarán las partículas físicas.
                     Cuando actuamos en perfecta armonía con las leyes de la vida, fortalecemos el Arquetipo prolongando su vida, en la que obtendremos un máximo de experiencia, así como el crecimiento anímico proporcional a nuestro presente estado de desenvolvimiento y aún también la capacidad de aprender. Cuando nuestras acciones son contrarias a esas leyes, acortamos nuestras experiencias en este mundo y por lo tanto damos lugar a un mayor número de Renacimientos.
                     Cuando vivimos vidas puras y aspiramos a vivenciar las verdades que aprendemos, creamos formas de pensamiento de naturaleza semejante. Nuestras mentes entonces fluirán por canales que se armonizarán con la Verdad y cuando llegue el tiempo de crear el nuevo Arquetipo en el Segundo Cielo, para el próximo Renacimiento, intuitivamente, en vista de los hábitos de vidas pasadas, nos armonizaremos con las fuerzas de la Justicia y de la Verdad.
                     Esas fuerzas, actuando en nuestros vehículos físico, vital, de deseos y mental, crearán armonía en ellos y como resultado tendremos una salud radiante en la vida siguiente. Por lo tanto, podemos admitir cuan importante es elevar nuestros pensamientos a un nivel superior, haciendo un esfuerzo especial para usarlos siempre en forma constructiva, tanto al utilizar nuestro lenguaje, como en nuestras acciones diarias.
                     Nosotros, Aspirantes Espirituales, que estamos procurando trabajar en armonía con las Leyes de Causa y Efecto y de Consecuencia, no deberíamos permitir que esos preceptos se alejen de nuestra consciencia, teniendo en cuenta que esas Leyes operan de una manera mas potente en nuestras vidas que en las de  aquellos que no están familiarizados con estas verdades ocultas.
                     Por último, en lo referente a nuestra edad física, nunca es tarde para comenzar. Ningún esfuerzo se pierde. Tratemos de construirlo ahora.

                     Tema extraído de una Lección Mensual del Estudiante de nuestra Sede Central de Oceanside, California, U.S.A.

ASOCIACION INTERNACIONAL DE CRISTIANOS
MISTICOS MAX HEINDEL
Colombres 2113 – Bª Lomas de San Martín
5.008 – Córdoba – República Argentina

E-mail: cristianosmisticos@argentina.com

*
Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada