domingo, 25 de julio de 2010

D I Á L O G O




D I Á L O G O


Te he visto, Señor,
en la quietud
de mis tardes calladas,
y en la luz
que se oculta silenciosa.
Y advertí tu PRESENCIA en las
flores que abrieron su cáliz,
en el viento
que pasó susurrante.

En las voces de todas las cosas
creí oír tu PALABRA que me
hablaba de ti:
certeza de saber que HABLAS,
certeza de saber que OYES,
certeza de saber que el DIÁLOGO
contigo se expresa
en el diálogo con el hermano.

Que continúe esta COMUNICACIÓN
porque todo, Señor,
hablaba de ti,
porque en todo, Señor
hablas tú.

***

455 - JOYAS ESPIRITUALES - 05/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada