miércoles, 21 de julio de 2010

REFLEXIONES de MEDIA NOCHE por José H. Basetti




REFLEXIONES de
MEDIA NOCHE

por José H. Basetti


Las cosas que son, bien pudieron no haber sido; pero hay situaciones
en el mundo que no se resuelven únicamente con buena voluntad,
ni tampoco es posible dejar de lado el principio inalterable de ser uno fiel a
los propios sentimientos, cuando se sabe que estos responden a un propósito
de bien que se proyecta más allá de nuestro propio ser.

Y si aceptamos que el amor existe, al menos en el último grado de
hacer que no seamos capaces de realizar a nadie mal alguno, quedará
siempre en el alma la seguridad que habiendo obrado bien, el equilibrio y la
serenidad serán siempre nuestros factores de triunfo.

Cierto es que la maldad se adueña de este mundo, pero aún la
esperanza no es perdida.

Las victorias humanas suelen ser como la espuma que se levanta
en la cresta de una ola.

Por poco que hayamos avanzado, si esto hacemos por medio de
la verdad y la justicia, llevaremos la íntima satisfacción de saber que somos
dignos de llamarnos hijos de Dios.

Una fuerza constantemente renovada, nos sostiene en medio de
las más grandes tribulaciones, y el mundo puede herirnos con
reconcentrados odios y egoísmos que tan sólo obedecen a una sed enorme
de poder y de riqueza; pero nunca podrá acallar la voz del Espíritu
Inmortal que así nos dice: Eres dueño de elegir el camino que prefieras, y
también eres responsable por todo aquello que en el camino recorrido hayas
dejado, pues no puede ser libre la siembra, sin que la cosecha que
tienes merecida aumente tu alegría o tu pesar en el sagrado recinto de tu
alma, donde cada obra se pesa en la justa balanza de la perfecta e inexorable
LEY que acciona en todo el Universo.

***

454 - JOYAS ESPIRITUALES - 04/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada