viernes, 6 de agosto de 2010

EDITORIAL - Revista Alborada de Febrero'75



EDITORIAL

Es digno de la más respetuosa admiración el hombre de ciencia en su búsqueda constantes e incesante acción incansable de saber y descubrir, observa e investiga hasta que llega a esa luz que es patrimonio de muy pocos: la intuición.

Es un fino observador de la vida, los animales y la composición de todas las cosas, él las quiere ver.

Si bien es verdad que él no es un clarividente siempre, pero lleva muchas veces en su delicada intuición mucho de trascendente.

Pero él confía más en su tecnología, confía más en sus aparatos que son de complicadísimos manejo. El microscopio (1590 de Hans y Zacarías Hansen) y otros instrumentos más modernos como el ultramicroscopio electrónico.

Todos nos sentimos feliz ante esta ciencia que es una gran ayuda para dominar el mundo material y ocupa su legítimo puesto como educadora de la raza humana.

No hay, pues, empresa más importante que la de hacer crecer las fuerzas del espíritu.

Por esto no se puede dejar de sentir respeto y fe por su capacidad específicamente humana.

El profesos Jhon W. Kimball, director de los Laboratorios de Biología de la Universidad de Harward, en su reciente libro 1ª edición del inglés al español, en el Cap. 1 - 5, dónde habla de la evolución de las especies; dice que cuando los organismos se autoreproducen, su patrón estructural se duplica con exactitud maravillosa.

Los perros tienen cachorros, no gatitos. Muchas veces los niños participan de las características del padre o de la madre.

El pequeño animal marino "Neopilina" que fue extraído del fondo del Océano Pacífico en 1952 aparece prácticamente idéntico con respecto a sus antepasados preservados como fósiles desde hace más de 500 millones de años.

La Neopilina (molusco) no es sustancialmente idéntico a sus antepasados, ni existe organismo alguno en la tierra idéntico a aquellos que vivieron en épocas pasadas.

A través de largos períodos de tiempo han ocurrido cambios; tales cambios ha capacitado a los organismos para vivir en su medio. Es decir para metabolizar, reproducirse y responder más de lo que eran sus antepasados.

Esto nos demuestra el evidente orden que es invariable. La noche sucede al día, el verano a la primavera.

Los seres inanimados y los vivientes están constituidos de cierta manera que tienen entre sí relaciones definidas.

La vida se acomoda al medio cósmico y el medio cósmico, combina elementos provenientes de más de cien substancias compuestas de núcleos todavía parta la ciencia desconocidos.

Muy pocos científicos pueden aceptar como posibles ciertas formas de vida en otras galaxias.

Cualquiera sea la suerte que el porvenir reserve a estas teorías, serán siempre magníficos esfuerzos del pensamiento humano.
"El peligro de una civilización material demasiado desarrollada, no es la civilización misma. Es la ruptura del equilibrio que se produciría; si un desarrollo paralelo de la vida espiritual no viniera a suministrar su indispensable contrapeso" (Materia y Luz de Luis Broglie).-


Guillermo Quevedo

***

Este artículo Editorial fue publicado en la revista Nº 7 de "Alborada" en febrero de 1975, que la "Fraternidad Rosacruz de Max Heindel" - de Córdoba Argentina, difundía en esa época.-
Nuestro homenaje a quienes fueron pioneros en la difusión de las enseñanzas de la Filosofía Rosacruz en Argentina.-
*
Dios es Luz
Si Andamos en Luz
Como El está en Luz,
Tendremos Confraternidad
Los Unos con los Otros

SAN JUAN

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada