viernes, 6 de agosto de 2010

--- NATURISMO --- DIETA EQUILIBRADA - Centro Fraternal Rosacruz de Santiago de Chile -



--- NATURISMO ---

DIETA EQUILIBRADA

La salud depende de la buena constitución de los tejidos y de la función normal de los órganos; los primeros se forman por las substancias nutritivas que contienen los alimentos que comemos, los cuales si con adecuados, favorecen al mismo tiempo el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Los alimentos que por naturaleza les están destinados al hombre, además de contener las substancias nutritivas para dar energías al cuerpo, contienen otras de carácter vital que poseen cualidades curativas, y cuyas propiedades pueden dividirse en varios grupos. Unos estimulan de manera natural la función de un órgano, como por ejemplo los vegetales que activan el trabajo del intestino y curan el estreñimiento; otros, como los espárragos, al estimular la función de los riñones aumentan la cantidad de la orina. Los hay que tienen efectos vitalizadores como las vitaminas contenidas en abundancia en las verduras crudas, que son de gran importancia en la curación de las enfermedades, especialmente el escrofulismo, raquitismo, tuberculosis, anemia, debilidad general, etc.

Cada alimento natural posee una u otra de estas cualidades en un grado diferente. Así, por ejemplo, las almendras contienen substancias plásticas para substituir el desgaste e los tejidos, mientras que la manzana, que en alto grado es estimulante, mineralizante y purificadora de la sangre no las contiene. Varios alimentos, como las ciruelas, espinacas, trigo integral y otros se pueden considerar como laxantes, mientras que algunos diuréticos, tónicos, calmantes, purificadores de la sangre, energéticos, desinfectantes, mineralizantes, refrescantes, etc.

Las sales potásicas, tomas en forma de verdura son perfectamente asimilables y fortalecen los órganos internos. El hierro contenido en los vegetales y frutas es estado natural, es también fácilmente utilizado por el organismo.

Alimentos que sirven para la formación y reparación de los órganos son los ricos en albúminas como huevos, leche, queso, frutas oleaginosas (almendras, avellanas, cacahuates, nueces, piñones, coco), legumbres secas (lentejas, garbanzos, habas y guisantes secos, chícharos, setas tiernas, etc.) La albúmina es indispensable para la conservación de la vida.

Generadores de energía y calor, los más importantes son los cereales, trigo, avena, cebada, arroz, maíz, pan, féculas, patatas, castañas, boniatos o camotes. Igualmente como el aceite, mantequilla, etc. , frutas secas como dátiles, higos, uvas, pasas, miel, azúcar sin refinar. Las frutas ácidas son purificadoras de la sangre. También varias hortalizas como los guisantes, habas tiernas, zanahorias, remolacha y la cebolla, por el azúcar que contienen, son consideradas alimentos energéticos.

El hierro que es un factor importante para la formación de la sangre se encuentra en las espinacas, rábanos, lechuga, fresas, ciruelas y manzanas. La cal, que ayuda a la formación de huesos, dientes, etc., está contenida en los alimentos mineralizantes. El fósforo, indispensable para el cerebro y los nervios se halla en las cerezas, almendras, nueces, habichuelas, etc. El sodio y el potasio, necesarios para neutralizar los ácidos tóxicos de la sangre está en las espinacas, col, escarola, peras, naranjas, manzanas, etc.: son muy útiles para combatir la arteriosclerosis, el artritismo, gota, reumatismo, etc.

Por lo tanto, hemos visto que el organismo requiere, para su normal desarrollo y función, los tres clases de alimentos: plásticos, energéticos y mineralizantes. El único alimento que reúne estas tres cualidades es la leche materna y aunque la leche de vaca es de composición semejante y posee igualmente estas propiedades, los elementos que la integran son algo diferentes.

Algunas personas que no han recibido las instrucciones adecuadas sobre una dieta nutritiva y a quienes se les ha dicho que las legumbres, guisantes (arvejas), frijoles, etc. pueden reemplazar a la carne, comienzan a comer estos vegetales en grandes cantidades después de abandonar el régimen carnívoro. Es verdad que los frijoles contienen más proteínas que los bistecs, pero ésta no se asimila con facilidad, habiendo otros que comienzan a vivir de pan, papas y otros alimentos similares que contienen almidones, con el resultado de que sufren desnutrición y anemia.- Una buena dieta tiene que estar equilibrada en todo sentido y no podemos esperar satisfactorios resultados a menos que la estudiemos con cuidado.

Todo el que desee curarse, deberá procurar que el conjunto de los alimentos que tome lleve una gran porción de reacción alcalina sobre los ácidos. Igualmente que haya compatibilidad en las comidas. Esta regla consiste en no usar en la misma comida alimentos que no se combinen bien o se sospeche no se digieren con facilidad.

ROSICRUCIAN FELLOWSHIP
Departamento de Curación

*

EL PENSAMIENTO

Siembra un pensamiento y cosecharás un acto;
Siembra un acto y cosecharás un hábito;
Siembra un hábito y cosecharás un carácter;
Siembra un carácter y cosecharás un destino.

(G:D. BOARDMAN)

*

Extraído del Boletín publicado por el Centro Fraternal Rosacruz de Santiago de Chile - Pasaje Romeo 4409 - Ochagavia, con fecha Abril de 1990 correspondiente al Nº 62.

* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada