lunes, 9 de agosto de 2010

PUREZA DE VENENO - DEL LIBRO: "EL ESPIRITU DE LOS POR-NACER"


PUREZA DE VENENO


019anillos.gif picture by vislumbrar

¿Por qué todos vosotros o casi todos coméis y bebéis venenos, los
respiráis y los inyectáis en vuestra sangre?

¿Por qué otros lo hacen? ¿Por insensata costumbre? ¡,Para complacer a
vuestros sentidos físicos? ¿Por temor a las enfermedades y a la muerte?
¿Para olvidaros de las molestias y el fastidio? O ¿por otra razón cualquiera?
Ninguna de estas razones es sólida para Mí. Ninguna de ellas puede influir
en seres espiritualmente evolucionados que buscan la Pureza que tendrá la Nueva Raza.
A esta Raza, no solamente le parecerá la ma¬yor locura el uso actual de los
venenos, sino que las pruebas que se aducen en pro se citarán como
demostración del lamentable estado del desarrollo moral y mental de la actual humanidad.
La carencia de convicciones individuales, la inconstancia, la complaciente
sumisión a las necesidades y antojos corporales, la ignorancia sobre la
continuidad de la existencia consciente, la falta de energía para arrostrar las
lecciones de la vida: todo esto son pruebas de un estado atrasado de la
evolución, que deberá avanzar para obtener la admisión en la Raza Venidera.
Ningún veneno alterará la Pureza de esta Raza iluminada.

.La carne. ¿Será necesario que Yo os diga que es venenosa... además de
que va ligada con un crimen?

No sólo se hallan muchas veces enfermos los animales, no sólo convertís
en cementerio vuestros órganos digestivos y contamináis así el cuerpo con
los pútridos restos de cadáveres, sino que, además su sangre es un vehículo
de cualidades animales; por lo que, comiendo carne, las desarrolláis en
vuestro interior. Intensificáis la animalidad que estáis llamados a dominar
y la cólera, el terror y el odio de que se inoculan los animales al matarlos se
introducen en su sangre... y os envenenan.

Esto os hace irascibles, impresionables e impacientes; exalta vuestras
pasiones y excita el deseo de licores ardientes y especias.
Existen toda clase de razones: higiénicas, fisiológicas, económicas, éticas,
ocultas, para que no comáis carne. Leed las que se aducen en pro y en contra.
. Y después, sin inquietaros por la forma de vuestros dientes ni por la longitud
de vuestros intestinos, mirad en vuestro contorno y observad el convincente
hecho de que son mu¬chos los que viven alegremente sin ella.

Pero, por encima de todo esto, recapacitad sobre lo que os voy a decir: no
pasará la sangre por los labios de aquellos en quienes Yo Me he de manifestar.

Y no se consentirá que ni una sola criatura muera ni padezca por ellos.
019anillos..gif picture by vislumbrar
Alcohol... sí; todos convenís en que, tomado en cantidad, es perjudicial. Pero
debierais saber que cada gota de él es un veneno.

Ya bebido como licor, ya cuidadosamente do
sificado como medicina,
aspirado como perfume o aplicado en friegas, natural o disfrazado o
desnaturalizado: siempre es perjudicial a la salud moral, mental y física.
Y la cantidad más insignificante de él, su olor esparcido por la atmósfera,
por débil que sea, atrae entidades repugnantes, que vician vuestro medio
ambiente.. También en este aspecto es un veneno para vosotros y para los
que se hallen cerca de vosotros.

Puede obrar como vigoroso estimulante que agudice el ingenio y excite la
actividad produciendo una sensación, aunque falaz, de hallarse
extraordinariamente bien. Obra como un fuego de virutas:
un resplandor vivo... y después nada.

En realidad embota. Embota la capacidad cerebral, embota la exquisita
sensibilidad de los nervios, embota la facultad de discernir con juicio,
embota la potencia digestiva, embota el vigor muscular, embota la fuerza
moral, embo¬ta la visión clara, y, con el tiempo, embota todos los órganos.

Y lo peor de todo; embota, aun tomado en cantidades diminutas, los
órganos que en potencialidad latente contienen la facultad de la visión
superfísica del hombre; y más aún, la de la espiritualidad. Abandonados
y sin uso desde hace mucho tiempo, puestos y mantenidos fuera de acción
por la impureza del hombre, estos órganos revivirán en los hijos de Mi Raza.
Sólo por la Pureza, no solamente de alcohol sino también de pasión y
de veneno, podrán recobrar su total funcionamiento.

* * *

Lo que se ha dicho del alcohol aplicadlo también al opio, a la morfina
y a otras drogas. Y también al tabaco. Porque la nicotina es veneno,
aunque algunos puedan fumar y vivir cien años.

El tabaco calma; lo cual quiere decir que entorpece las emociones, los
nervios y la mente, y todas las facultades a que afecta el uso del alcohol.
Aunque el fumar no es un acto criminal como el comer carne ni inclina
al crimen como el uso del alcohol, tiene un aspecto más reprochable. El
fumador, con su pernicioso hábito vicia la atmósfera con el consiguiente
disgusto y peligro para la salud de los circundantes. Primero con su
humo y luego con su aliento y sus emanaciones magnéticas repugnantes
y nocivas, se convierte en un suplicio intolerable.

El menosprecio a los demás con que el fumador pone de relieve su
extremada egolatría, haría de todo punto imposible fumar
a todo miembro de Mi futura Raza.

Vivís consagrados a los hábitos, a los insensatos hábitos.
Ellos emponzoñan vuestra existencia y corrompen vuestro
goce puro de la vida.

Por vuestras costumbres (¡necias costumbres!) habéis
creado los instintos y deseos de vuestro cuerpo, que ahora
reclama obediencia. Os habéis hecho esclavos del hábito en
lugar de dueños del destino. .

Todo lo hacéis pro hábito. Por hábito atravesáis la vida picando
en todo placer pasajero... en lugar de ganar la grande
y permanente dicha, que viene de la Pureza y de la liberación
del dominio de los hábitos.

Mi Raza se habrá elevado por encima de la corruptora
soberanía de los hábitos,
obstructores de la evolución.

* * *

DEL LIBRO:

"EL ESPÍRITU DE LOS POR-NACER"



* * * * *

Extraído parcialmente de "Portal Rosacruz", presentado `por Juan Marín, a quién agradecemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada