miércoles, 11 de agosto de 2010

MEDITAR ES VIVIR - L o s S í m b o l o s B í b l i c o s a l a Luz d e l a F i l o s o f í a R o s a c r u z


L o s S í m b o l o s B í b l i c o s a l a Luz
d e l a F i l o s o f í a R o s a c r u z

Traducido de la revista Correio Rosacruz del
Centro Fraternal Rosacruz de Río de Janeiro - Brasil

MEDITAR ES VIVIR


Meditemos sobre el Sermón de la Montaña, particularmente
sobre el siguiente pasaje bíblico: “Nadie puede servir a dos señores;
porque, o aborrecerá a uno y amará al otro, o se acercará a uno Y
menospreciará al otro. No podéis servir a DIOS y a Mammón.”

Pensemos cuidadosamente en lo que esto significa. ¿Cuántos de
nosotros están tratando de servir a dos señores? ¿Procuramos servir
a DIOS, pero al mismo tiempo tememos a Mammón y su poder? ¿Estará
alguno de nosotros arrodillado ante él, reconociendo diariamente
su poder, temeroso de decidirse a actuar, por causa del control que
ejerce sobre la mayoría de nuestros pensamientos?

El aspirante espiritual no debe mantener esta lucha. Dice el Señor:
“Porque no eres frío ni caliente, y si tibio, te vomitaré de mi boca”.

En estas lecciones, el Señor nos lleva a meditar en nosotros mismo,
en la lucha interna entre la naturaleza Superior e inferior, que se
manifiesta en todas nuestras acciones.

Pero los poderes de Mammón todavía tienen fuerzas arraigadas
en nuestra vida. El Yo Superior nos quiere conducir al regazo del Padre,
revistiéndonos de luz, pureza y amor, y el yo inferior, a las tentaciones
más deshonestas, que nos conducen a las sombras.

El Estudiante de las verdades eternas de la Sabiduría Occidental
no puede continuar de esta manera, llega el tiempo en que debe decidir
a quién debe alimentar; ¿Será al Yo Superior?. Nuevamente volvemos
a las palabras del Cristo:

“No andéis, pues, inquietos diciendo:

¿Qué comeremos, o qué beberemos o con qué nos vestiremos?
De cierto vuestro Padre Celestial bien sabe que necesitáis de todas
estas cosas;

Más buscad primero el reino de DIOS y Su justicia, y todas estas
cosas os serán acrecentadas.

Así, no os inquietéis por el día de mañana, porque el día de mañana
traerá su fatiga; basta a cada día su propio cuidado”.

¡Cómo podría ser más sencillamente declarado que estamos siendo
amorosamente vigilados y cuidados, siempre que seamos dignos
de merecerlo!. ¡Que todas nuestras necesidades son conocidas y serán
socorridas y que nuestro pensamiento diario, acerca de esto, debería
ser el “reconocimiento” de que de todo lo que nos sea necesario
seremos proveidos!.

Todo se resume en una cuestión de confianza; de hacer las cosas
más urgentes y siempre de la mejor forma posible, procurando superarnos
cada vez más, persiguiendo la “excelencia” en todo lo que hagamos
y dejando la llegada del fruto precioso para la divina dádiva que
nos llegará del Padre Celestial.

Hagamos de nosotros mismos un canal a través del cual puedan
expresarse el Amor, la Voluntad y la Ley Suprema, que es amorosa.

Luchemos con ahínco para amar lo Puro y buscar lo Bueno.


* * *

457 - JOYAS ESPIRITUALES - 07/00 - FRATERNIDAD ROSACRUZ DEL PARAGUAY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada